,

12. El Otro Patrimonio Familiar

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – El Patrimonio.

salograbinskyEn otro artículo vimos la importancia de una empresa en operación en el patrimonio del dueño. Frecuentemente éste constituye casi la totalidad de sus bienes ya que se dedicó a fortalecer a su negocio, comprar equipos e inversiones, descuidando sus finanzas personales. Esto es muy riesgoso ya que los negocios tienen la mala costumbre de quebrar, dejando a la familia en la calle.

El cuidado integral y preservación del patrimonio del emprendedor a través de las décadas es un acto importante y requiere de su control y decisiones frecuentes. Vivimos una etapa crítica en el mundo, ya que hay diferentes tipos de bienes disponibles, regulaciones cada vez más estrictas sobre los fondos de inversión y políticas monetarias confusas y cambiantes.

El otro patrimonio familiar está formado por bienes raíces (casa propia y otros inmuebles ) automóviles, colecciones de monedas, timbres y otros artículos, arte y joyería, así como mobiliario y antigüedades. Por supuesto las inversiones en instrumentos como bonos, fondos y monedas complementan el valor económico de lo que se posee. En principio todo suena lógico y es, en muchas ocasiones el resultado de un proceso ordenado de ahorro que acumula el dueño a través de su vida, sin descartar posibles herencias, premios y regalos. Lo difícil es controlar estas diferentes partidas que se manejan de acuerdo al mercado, a la situación política, social y económica de la región o país donde se encuentren.

Somos testigos de las terribles migraciones que suceden a través de los siglos, por guerras, destierros y discriminación y que dejan a personas inocentes y a sus familiares en la pobreza absoluta. Muchos seres humanos lo perdieron todo.

Los bienes raíces son un ejemplo típico: En primer lugar se debe lograr conseguir una casa o departamento propio para vivir, dejar pagar rentas crecientes o posibles desalojos y que permitan a la familia tener una seguridad relativa. Fuera de éste rubro hay oportunidades que se ofrecen de terrenos, locales, departamentos y otros inmuebles que protegen el valor del patrimonio de crisis y recesión. Muchos amigos lectores consideran que la tierra y sus construcciones no van a bajar a través del tiempo porque están seguras. Yo difiero parcialmente y a las pruebas me remito, basado en experiencias personales y de asesorados.

La crisis del 1982 hizo que las casas y departamentos que se salvaron de las hipotecas e intereses de usura que dejaron a muchos en la ruina efectivamente subieran su valor en pesos de esa época, pero si tomamos en cuenta la hiperinflación de esos años así como el creciente valor del dólar y otras monedas esto resultó en una cuantiosa pérdida de valor en términos constantes. El mercado inmobiliario es muy delicado y hay que saber invertir en él. Les recuerdo que no te puedes llevar tu casa u otros inmuebles a otra parte.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *