,

8. La familia

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – La familia.

salograbinskyAunque sea trillado decirlo, un bastión de unidad y apoyo mutuo en épocas difíciles o crisis es el de la familia nuclear: padres hermanos y la familia extendida. Hay innumerables experiencias en donde uno o varios miembros lograron salvar a un familiar de la guerra, del exterminio y la persecución. En otros casos, la mano extendida de un hermano en mejor posición relativa ayudó a que su gente llegara al país o a la ciudad, empezara a trabajar y luego creciera de manera autónoma… y repitiera el proceso con sus parientes menos favorecidos. El lazo familiar es muy fuerte y logra salvar obstáculos.

Claro está que a través del tiempo y al crecer la familia estos lazos se van diluyendo por razones objetivas (distancia física, poca convivencia o apatía) pero he notado un pequeño renacimiento de esta convivencia a través de reuniones y viajes familiares, buscar la genealogía o simplemente gozar a los amigos-familiares lejanos y ampliar horizontes. Esto es muy recomendable, se los aseguro.

No todo es ideal, sino que se pueden dar disputas y conflictos que pueden separar a las diferentes ramas familiares e incluso alejarlas permanentemente.

En el caso de la empresa familiar, el tener a socios y trabajadores familiares en armonía es indispensable para fijar rumbo y políticas y a que la operación marche de manera organizada y efectiva.

No menos importante es la influencia, buena o terrible de familiares externos que, por rumores, chismes y otras razones ajenas, causan desavenencias cuando debieran apoyar el esfuerzo de sus parientes.

En estas épocas críticas, el sentido de unidad familiar se vuelve más importante dado el grado de incertidumbre generalizado que vivimos. Las noticias y tweets van y vienen, el mundo y México están agitados y las cosas cambian diariamente. Hay una enorme confusión.
Es necesario que la familia se reúna más frecuentemente, en principio para convivir, comunicarse opiniones y ansiedades y ver el panorama general dentro de una óptica más clara que, ojalá, similar.

Por otra parte, aunque hay que ser flexible y adaptable a muchos cambios de manera casi instantánea, los dueños, ejecutivos y accionistas deben fijar reuniones de estrategia, controles y escenarios distintos y estar dispuestos a hacer virajes en sus operaciones, productos, mercados y fuentes de financiamiento de manera rápida y decisiva. No es fácil, pero no hay de otra.

En capítulos posteriores hablaré de reglas, estructuras de dirección y planeación a mediano y largo plazo que, aunque muy borroso el panorama, siguen siendo una brújula para que la empresa sobreviva y aguante el vendaval.

A los miembros disidentes de las directivas de los dueños les recomiendo que, de manera calmada y muy objetiva presenten alternativas válidas y no agiten las aguas, por lo menos en este período especial. Son bienvenidos todos los que, de buena fe y deseando contribuir opinen con hechos, pero por ahora acuérdense del refrán “Calma y nos amanecemos”. Ya hay demasiado alboroto externo.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *