9. Planeación Estratégica

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – Planeación Estratégica.

salograbinskyPareciera que les hice una broma de mal gusto: ¿ Salo, nos has estado escribiendo que en esta época crítica es casi imposible definir objetivos a un mes o trimestre y mucho menos anual y ahora nos dices que a largo plazo hay que hacer planes y estrategias? Les contesto que sí suena ilógico ahora, pero que este ejercicio debe continuar en forma organizada para lograr ponerse de acuerdo (o no) y analizar el futuro de la empresa y grupo familiar.

Sigue borrosa la bola de cristal y hay que irla limpiando constantemente para entender parcialmente la vorágine mundial y sus efectos en nosotros. Pero quiero informarles que, a mi juicio, el concepto de empresas y grupos familiares sigue siendo un elemento básico de nuestra sociedad y del desarrollo de cualquier país ya que, bien manejado, aporta TRES LINEAMIENTOS BÁSICOS que deben estar siempre balanceados.

a.- Cuidar la ARMONÍA de la familia dueña, internamente y al exterior para tener los vínculos emocionales y unión para solventar cualquier peligro

b.- Asegurar constantemente la CONTINUIDAD de la empresa a través del tiempo, manejándola con reglas y estructuras flexibles y adaptándola a los cambios que seguramente se acelerarán.

c. Finalmente, asegurar la PRESERVACION del patrimonio familiar con decisiones razonables con riesgos calculados y evitar al máximo las oleadas de malas noticias económicas y políticas que nos golpean, con prudencia y buen juicio.

¡Así de fácil!

Para tratar de lograrlo es necesaria mucha información del exterior y de la empresa e inversiones. Con estos instrumentos deben existir reuniones separadas de las operativas y de convivencia familiar, en días y fechas definidos de antemano para analizar el futuro en los tres sistemas de la empresa familiar, mediante comunicación libre, intercambio de ideas y ver, honestamente, qué caminos nos podría deparar el futuro a mediano y largo plazo.

De esas reuniones difíciles pero necesarias nos pueden salir estrategias que, llevadas a cabo, nos permitirían anticipar acontecimientos y salir airosos disminuyendo sus consecuencias.

Voy a citar algunos ejemplos que me he encontrado al facilitar estas juntas: Me quiero retirar en 3 años de la dirección del negocio, pero no tengo descendientes interesados. ¿Qué hago para planear una sucesión adecuada? ¿Mi patrimonio personal no alcanza para cuidar mi nivel de vida a la vejez y dependo mucho de mi sueldo? ¿Con la globalización (o proteccionismo latente en estas fechas) mi compañía no tiene productos adecuados y temo que me van a arrasar los competidores? Hay cientos de cuestiones más y, les aseguro, son vitales y hay que plantear escenarios y en muchos casos empezar a planear desde ahora.

Por lo anterior aunque existen turbulencias a corto plazo, se necesita contar con dos importantes instrumentos: una brújula para saber donde nos enfocamos en el futuro y un ancla para mantener la cordura y unidad familiares en tiempos difíciles.
Una constante planeación estratégica servirá para enfocarnos y prevenir acontecimientos.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *