,

Jacobo el Imigrante de Salo Grabinsky

Este domingo 25 de febrero se llevará a cabo la presentación del libro Jacobo El Emigrante, Una Saga Familiar de Salo Grabinsky.

El evento será en la Sinagoga histórica Justo Sierra, ubicada en Justo Sierra 71, Centro Histórico, a las 12:00 horas.

El periodista mexicano Salo Grabinsky vivió en Nueva York, Barcelona y Japón. Reside actualmente en la Ciudad de México. Ha escrito y publicado varios libros, entre ellos las novelas “De Ilusos e Ilusiones” y “Los Audaces”.

Para más información sobre la presentación del libro Jacobo El Emigrante, enviar un email a info@sinagogajustosierra.com

Descarga

 

,

Amigos

“La única forma de tener un amigo es ser uno”
Ralph Waldo Emerson

aliciarabagoEl ser humano es un ser social y los amigos formarán parte de la vida siempre, la amistad es el afecto que se tiene por otra persona, es un cariño puro y desinteresado que va creciendo del trato con otra persona.

Cuando se es niño tenemos la facultad de acercarnos a alguien e interactuar sin problemas, los niños juegan, platican, comparten momentos y en ocasiones ni el nombre preguntan, conforme los años pasan pudiera ser que la pena, el miedo al rechazo nos vayan haciendo más precavidos al acercarnos a otras personas, pero también hay una edad en donde los amigos son los más importante que tenemos, se convierten en confidentes, en personas en las que confías plenamente.

A partir de los 5 ó 6 años, los niños empiezan a compartir experiencias con sus amigos, saben lo que es tener cariño y afecto por alguien con el que compartes juegos y cosas que te gustan un poco más tarde como a los 7 u 8 años va creciendo su capacidad de entender que se pueden percibir las cosas de diferente manera pero que eso no impide que sean amigos, y quizá puedan empezar a resolver algún problema entre ellos sin que nadie tenga que intervenir.

Hay niños mucho más amigueros que otros pero sin duda la forma en como los padres cooperemos a fomentar las amistades será parte importante, ayudar invitando amigos o buscar puntos de reunión además de la escuela, recordar que nuestra forma de relacionarnos será el primer ejemplo que ellos tengan para forjar sus relaciones personales, ser empáticos, tolerantes, respetuosos, amables, son algunas de las cosas que podemos enseñar a nuestros hijos para ser buen amigo y buscar buenos amigos.

Más adelante entrando a la pubertad, los amigos se convierten en esas personas que comparten lo mismo que tú y pueden llegar a ser en muchas decisiones mucho más importantes que los propios padres, por eso es importante enseñar a los niños a entender quien es un buen amigo: “un buen amigo será el que respete tus decisiones y no te presiona hacer algo que tú no quieres, un buen amigo es aquel que te quiere ver bien y no perjudicarte, un buen amigo es el que te apoya sin tratar de que te distancies de la gente que te quiere”; observaciones como está tenemos que hacer desde que nuestros hijos son muy pequeños para que llegada la edad en donde ellos crean que sus amigos son los únicos que los comprenden por lo menos tengan el criterio para distinguir a sus amigos.

Los amigos son parte fundamental de nuestras vidas por eso es tan importante encontrar buenos amigos y saber conservar la amistad, como en toda relación humana, para fomentar una amistad se requiere de querer, respetar y de comprometerse.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

¿De que se quejan los niños?

aliciarabagoSiempre estamos hablando de las preocupaciones y cuestionamientos que tienen los padres acerca de los hijos pero creo que pocas veces prestamos atención a lo que ellos piensan. Una de las razones podría ser porque ellos tratan mientras son pequeños de hacérselo entender a sus padres aunque en ocasiones sin mucha respuesta.

Como padres estamos preocupados y ocupados por tratar de darles muchas cosas que quizá a nosotros no tuvieron oportunidad de darnos pero la pregunta real aquí sería ¿eso es lo que más quieren los niños?

Algunas de las cosas de las que se quejan los niños son:

– “Nunca tiene tiempo para jugar conmigo”: los niños toman esto como falta de interés para ellos su mundo es jugar y si tú como padre no tienes tiempo de entrar a su mundo el mensaje es que no es importante para ti

– “Tienen cosas ‘más importantes’ que hacer o están muy cansados”; está de más que de describa lo que un niño entiende de este mensaje, sobre todo porque estoy segura que como padres tus hijos son tu prioridad.

– “Cuando le cuento algo no me gusta que se lo cuente ni a mis tíos ni a sus amigos”: ellos confían en ti pero no en toda la gente, si él confía en tu discreción ten mucho cuidado en estarlo contando.

-“Me llame la atención frente a la gente”: pueden entender que se equivocaron y merecen que les llamen la atención, pero no les gusta ser evidenciados e incluso en algunos casos hasta humillados.

– “Que crean que mis problemas no son importantes”: es de entender que ya como adulto puedas ver aquel problema de tú hijo como algo que no es tan grave, pero para él y en el momento que está es importante y le preocupa, nunca le hagas sentir que lo suyo no es importante.

– “No me gusta que me griten y mucho menos que me peguen y que digan que es por mi bien”: la claridad, congruencia y coherencia de nuestras normas como padres tienen que ser tan claras que no necesites alzar la voz.

– “Ellos quieren saber de mi, pero muchas veces ellos no me platican nada de ellos”: el que los miembros de una familia se conozcan y conozcan sus intereses, gustos, pasatiempos siempre servirá para que haya una vía de comunicación.

– “En ocasiones no me creen y no escuchan mi versión”: todos merecemos el beneficio de la duda y poder dar una explicación ante una situación que no nos deja muy bien.

– “Muchas veces me dicen lo que tengo que hacer, lo hago, pero si lo hago mal no me enseñan como hacerlo bien”: paciencia, también como ellos fuimos aprendiendo.

– “A veces le cuento cosas y no me escucha”: es importante que aunque nos parezca algo sencillo o sin mucha relevancia le demos importancia a la conversación de nuestros hijos, ser un buen escucha siempre es muy agradable para quien habla.

Estas son solo 10 cosas que muchos niños y adolescentes comentan cuando presentan quejas sobre sus papás.

Tengo claro que siempre como seres humanos querremos más y más, pero siempre dándole prioridad a lo que forma, un niño necesita mucho más tiempo, atención y cariño que el último juguete, gadget o ropa de marca que salió, no desperdiciemos tiempo en cosas que no son tan valiosas para ellos.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

Hecho en Australia aclamado en México

La industria del vino te enamora y genera un romance del cual ya no te escapas. Prueba de ello, les platicare de Mauricio Ruiz. Nacido en Ciudad de México pero criado en Monterrey, empieza una aventura dentro del mundo del vino trabajando en Parras, Coahuila.

Después de trabajar una vendimia en el año 2008 y haber probado vinos de desde los 16 años, no hubo marcha atrás. Decide estudiar viticultura y enología en la facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Adelaide en el Sur de Australia.

Su trayectoria en compañías como Pernod Ricard y las vendimias trabajadas en España, China y otras latitudes lo formaron a tal grado que aún a su corta edad, decide iniciar Juguette, un proyecto propio en el Sur de Australia para crear “vinos con sentido de libertad y alegría, por el placer de beberlos”.

De 100 cajas a 6000 en solo un par de años Juguette tiene alma mexicana con expresión australiana. Su vino ícono es el Syrah de Barossa Valley, mismo que detona el proyecto. Un vino con autenticidad de Barossa para el mercado mexicano.

Mientras lo enfriamos en el pretil de la ventana de la cabina de Eddy estos días que ha hecho un frio poco común, Mauricio nos va contando como trabaja las vides viejas de esta zona que convive entre el clasismo y la revolución que toda evolución implica. Barossa posee una inversión térmica impactante lo cual permite maduración perfecta sin perder viveza. El vino se despliega con un violáceo profundo y libera golosos aromas a cereza negra, casis, ciruela, piel de cítricos deshidratados y un toque ahumado-tostado-floral que solo el Shiraz sabe presumir. La textura impacta por sus suaves taninos dejándonos sorprendidos.

Después sigue un Mclaren Vale, un vino cuya región ostenta ser de las más antiguas de Australia, con vides de pie franco (sin enjertar) muchas de ellas centenarias.

Empezamos a abrir la mezcla más clásica y trabajada de ese continente, un Cabernet-Shiraz. La mineralidad es apabullante. Notas lácticas jugando con frutos negros maduros, pimienta, menta y tostados pronunciados. Nuevamente taninos dulces y redondos que avisan que el vino está listo para disfrutarse; y qué mejor que en compañía de este joven talento que pronto lo veremos regresar más seguido para disfrutar de su proyecto en tierras ensenadenses.


Página web: www.sandrafernandezgaytan.com
Correo electrónico: sandra@sandrafernandezgaytan.com
Facebook: https://www.facebook.com/sandrafvinos/
Twitter: @SandraVinos
Instagram: sandra_vinos



,

La industria del consumo ante la volatilidad de la época

INformando con Ale DienerActualmente, en esta época del consumo superfluo y de la distorsión de la familia, nos estamos enfrentando como sociedad a cambios drásticos que por lo general sirven de reacomodo cuando existen crisis o hay cambios de era. El posmodernismo está dejando su paso a la digitalización y con esto al ser humano se le ha hecho común vivir un individualismo lastimoso que sus resultados han empezado a notarse.

La industria a su vez se ha tenido que readaptar a las nuevas realidades y estudiar los mercados para reinventarse y no desaparecer. No obstante, considero que la reflexión de los industriales, está siendo pragmática y no tanto con visión de largo plazo, sino con miras a futuros cercanos. Es decir, las empresas han sentido la necesidad de cambiar su consumidor target puesto que dan por hecho que la familia como la conocemos, se transformará para siempre y no así, que este cisma (como le llamo yo), es de carácter volátil y transitorio.

Según datos de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) en los 34 países que constituyen esta organización, la estructura familiar que menos representa a las distintas estructuras familiares, está conformada por padre o madre solteros (5 y 10 por ciento de los hogares). Por el contrario, el hogar unipersonal formado por una sola persona, es considerable, ya que representa un 40 por ciento aproximadamente. Sin embargo, México es la excepción ya que tenemos menos del 10 por ciento de hogares unipersonales viviendo en nuestro país. Es decir, los mexicanos seguimos formando hogares con familias nucleares (papá, mamá e hijos), compuestas (nuclear con otros parientes) o mixtas (nuclear con otras personas no parientes) y en su minoría solteros.

En este sentido, a lo largo de todos estos países, la tendencia general de contraer matrimonio en primeras nupcias se ha visto marcada por un incremento en la edad de las personas que deciden casarse. Por ejemplo, a principios de los años 90 el promedio era de 25.3 años en las mujeres y 27.8 años de edad en los hombres. Para el 2014 esta tendencia en las mujeres aumentó en casi cinco años, siendo que ahora se casan en promedio a los 30.0 años y los varones en promedio a los 32.6 años, lo que implica que haya más hogares unipersonales y un retraso considerable en la fecundidad (Países OCDE año 1960: 3.2 hijos por mujer, año 2015: 1.9 hijos por mujer), con sus excepciones como México (año 1960: 6.8 hijos por mujer, 2015: 2.2 hijos por mujer) pero la tendencia en la fecundidad es a la baja.

Los llamados Ingenieros Sociales del occidente, ante el afán de lograr igualdad de derechos para todas las minorías, han estado redefiniendo el matrimonio y la familia, catalogándola hasta en once tipos de estructuras familiares. Lo que entre otras situaciones ha provocado que la mujer participe más en el mercado laboral, postergue su maternidad, los adultos en gran parte no quieren contraer compromisos y por ello el incremento de los hogares unipersonales.

Hecho que posiblemente de manera transitoria, a la industria del consumo le convenga, pero no así a largo plazo ya que si no invertimos en la familia, que de acuerdo con la Declaración de los Derechos Humanos, estipulados en la Carta de las Naciones Unidas, “es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”, la situación económica poco a poco se verá afectada y hasta la industria notará graves estragos.

El empoderamiento económico de la mujer es un buen negocio. Las empresas se benefician enormemente al aumentar las oportunidades en cargos de liderazgo para las mujeres, algo que ha demostrado aumentar la eficacia organizacional. Se estima que las compañías donde tres o más mujeres ejercen funciones ejecutivas superiores registran un desempeño más alto en todos los aspectos de la eficacia organizacional (Mckinsey.com).

Sin embargo, un aumento en hogares unipersonales y de mujeres trabajando, puede suponer que los factores de la producción se encarezcan; la tierra, el trabajo y el capital y todo a su vez cuesta más porque no existe una comunidad apoyándose como sucede en el caso de los matrimonios. Al respecto, podemos notar nuevamente en la base de datos de familia de la OCDE, que la tendencia del empleo para las mamás que están casadas en su mayoría tienen trabajo remunerado y si tienen educación superior, es aún más retribuido. Compiten con sus parejas y esto hace escasear el empleo y encarecerse la vida, a su vez delegar el cuidado y crianza de los hijos a terceros que nunca ejercen el maternaje como una madre puede.

No obstante, cabe señalar que las crisis han hecho que estos números decrezcan, sin embargo, muchos de los países de la misma OECD han visto el empleo en madres solteras decrecer, después de la crisis económica de 2008. Lo que puede sonar lógico, pero es de notar que las más afectadas son las madres solteras, puesto que en ellas el impacto es mayor y el desempleo se incrementa cuando están solas.

Las madres de familia casadas tienen una probabilidad de 67.7por ciento más de ser empleadas cuando su pareja está empleada, en comparación con el 50.3 por ciento de las mujeres que tienen una pareja desempleada, no obstante, en México la tendencia es inversa. Las madres solteras tienen 30 veces más probabilidad de estar trabajando que las que están casadas. Lo que puede deberse a las costumbres y a la falta de apoyo asistencial para este tipo de estructura familiar, viéndose obligadas las madres solteras a trabajar. No así con las casadas pero que no trabajan ya que posiblemente haya mayor estabilidad en el hogar, puesto que si el varón provee lo económico, la mujer provee el bienestar interno de la familia.

El 40 por ciento de las familias en México siguen siendo constituidas por madre, padre e hijos, las reconstituidas solamente representan el 11 por ciento, las uniones del mismo sexo solamente representan el 0.6 por ciento quienes gastan el 30 por ciento de sus ingresos en actividades de esparcimiento (Instituto de Investigaciones Sociales), y la familia nuclear gasta principalmente en alimentos y bebidas no alcohólicas (80 por ciento de su ingreso anual ENGASTO 2014) y en última instancia destina su ingreso al esparcimiento y otros bienes y servicios.

A la industria del consumo le sigue conviniendo producir bienes y servicios destinados para la familia nuclear, ya que si se piensa en negocio, el negocio está en el largo plazo y no en tendencias volátiles que tienen claros indicios de no prevalecer. Los cambios actuales son naturales, pero son reajustes de la época y lo que ha funcionado durante siglos no tiene por qué no seguir funcionando; a menos que lo destruyamos y así equivaldría como darnos un balazo en el pie.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Una ciudad feliz

Si crees que vamos a hablar de Disney, estás equivocado. De hecho, hoy cada vez más el estudio científico de la felicidad nos lleva a que se apliquen en ámbitos como las políticas públicas, y el concebir la gestión del gobierno como algo más que ejecutar acciones de combate a la pobreza, vigilar por la seguridad, crear infraestructura y condiciones donde haya inversión y empleo; ahora también la visión de progreso se cuenta al dotar de felicidad a la población.

Ya lo dijo Robert Kennedy, la función del gobierno debe ser procurar “Lo que hace que vivir valga la pena”. Pero la circunstancia que se viven en las grandes orbes, con sus complejidades (tráfico, distancias extremas, contaminación, poca convivencia con la naturaleza, inseguridad) hace que vivir en una ciudad provoque una gran soledad, un cruel aislamiento, altos niveles de estrés y la desintegración de los lazos sociales.

Construir espacios de convivencia donde se forme una comunidad es un requisito estudiado necesario para el bienestar. Hoy se sabe que a mejores relaciones sociales aumenta la felicidad, y también a mayor felicidad mejores relaciones sociales. Entonces ¿será que el municipio o estado puede proporcionar el marco en que las relaciones surjan y se fortalezcan?

Muchos políticos desprecian esta idea e incluso son firmes detractores de esta idea, pero hay esfuerzos concretos de aplicar políticas públicas en conjunto con modelos de bienestar.

Desde que el reino de Bután en Asia modifico la forma de medir y evaluar el desarrollo económico y social de los países que tradicionalmente se evaluaba a través del (PIB) Producto Interno Bruto, y que considero una serie de factores que tiene que ver con el bienestar como: conservación del medio ambiente, promoción cultural, la longevidad, fertilidad, relaciones exitosas de matrimonio y amistad, equidad de género, niveles de altruismo… y todos estos y más factores se incluyeron en el nuevo índice de Felicidad Interna Bruta (FIB).

Muchos países han seguido su ejemplo, el Reino Unido estableció el programa nacional de medición de bienestar (personal, social y ambiental); también Francia detecto la necesidad de medir más allá de la prosperidad económica, igual que organizaciones como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) trabajando fuertemente en directrices para medir el bienestar.

Y a nivel Estados o ciudades hay casos interesantes como en Vermont en Estados Unidos que han adoptado todo un enfoque de bienestar, así como la ciudad de Bahía en Brasil, y la ciudad de Dragor en Dinamarca.

¿Qué se puede hacer para promover el bienestar en los ciudadanos como autoridad gubernamental? Promover el involucramiento de ciudadanos en actividades altruistas y de voluntariado; creación de espacios donde se de una real interacción como jardines, centros culturales, canchas deportivas; programas de compartir traslados en automóvil y hasta comedores comunitarios que provoquen esa necesaria interacción.

La salud psicológica y emocional en una ciudad debe ser gestionado correctamente y los gobiernos promover una cultura deportiva junto con atención especializada para consuelo, autoayuda y creación de redes de apoyo. Contar con clases públicas de meditación, yoga y la implementación de programas de estilo de vida saludable.

Así actividades que normalmente se hacen sin un fin, con esta visión adquieren una importancia fundamental, actividades como: catas, conferencias, exhibiciones, talleres, cafés, conciertos, coros y eventos deportivos son más que una mera distracción sino que son magníficas formas de provocar la convivencia social.

Y por supuesto involucrar a los ciudadanos en el cuidado y embellecimiento de su ciudad, de sus espacios, fomentando la conservación y con esto elevando la pertenencia y el sentido de orgullo.

Con esto en mente, los alcaldes y gobernadores deberían incluir este tipo de estrategias, y manejarlas como parte de su plataforma política y sus promesas de campaña. Si algún quiere que yo sea más feliz, puede que obtenga mi voto.

Este es un breve adelanto de lo que será mi 7º. libro que desarrollará precisamente cómo implantar un proyecto de felicidad en la gestión pública y se llamará “Proyecto México Feliz”.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101



,

Des-epocada

aliciarabagoUn poco “des-epocada”, sí, en momentos así me siento, como diría la India María: “ni de aquí ni de allá” (los que son de mi generación y mayores lo entenderán). Bueno, yo soy Generación X (nacidos entre 1965-1981) muuuuy embarrada de tintes baby boomers (nacidos entre el 1945-1964) y, sin duda, con pequeños manchones de millennials (1982-1994/95 incluso a veces los sitúan hasta el 2000),

¿Por qué digo que muy embarrada de baby boomer? Pues por mi crecimiento. Mi ejemplo, culturalmente y socialmente, fue esa generación llena de organigramas y posiciones, esa generación en donde el respeto a la edad y a la experiencia era de gran importancia, esa generación que te enseña y tú escuchas atentamente tratando de aprender pero casi nunca opinar, de esa generación llena de esfuerzo por tratar de mejorar en todos los aspectos y obtener algo mejor de lo que ellos tuvieron, de esa generación que actúa y siente como todas pero se preguntaba poco, simplemente seguían, donde muchos cosas no se cuestionaban y las hacían porque “así era y punto”.

Y digo con manchones de “millennial” y ahora “Z” porque convivo a diario con varios y tienen grandes cosas que enseñarnos, grandes ideas, innovación, imaginación etc. Aclarando que ninguna sea mejor que otra pero sí hay momentos en donde creo que hemos olvidado que también nosotros podemos enseñar mucho y no nos damos cuenta.

Yo sí soy de las que cree que si algo funciona y además te beneficia ¿por qué tengo que cambiarlo? Evidentemente creo en la evolución; ya sé que aunque mi vieja máquina de escribir funcione, no me podría aferrar a no usar un teléfono inteligente que hace lo de la máquina y mil funciones más. No, no me refiero a eso, me refiero a que creo que el “por favor, gracias, buenos días, con permiso, saludar, etc.” sigue funcionando pero también creo que no es forzoso que un niño tenga que saludar de beso a cada persona pero sí decir “hola” o “buenas tardes” mirando a los ojos.

Sigo creyendo en el respeto. Creo en la experiencia como algo muy valioso y que los años también te dan esa experiencia y hay que valorarla, creo que hay autoridades, creo en el fracaso y en lo que te deja, creo en el esfuerzo y la satisfacción pero también creo en la comunicación y en la preparación, en cuestionar e informarse y pienso que en ese querer mejorar nos hemos perdido en algunos puntos: ¿qué y cómo paso?

No se en qué momento decidimos que los niños podían dejar de respetar a sus mayores aunque fueran desconocidos o que a los dos años podían decidir en qué mesa de un restaurante se sienta toda la familia o en qué momento la maestra dejó de ser una autoridad en la escuela o que no se le puede decir a alguien que no tire basura porque está mal, porque no lo estás respetando y es libre de hacer lo que quiera con su vida.

Creo que todo se ha vuelto muy relativo y hemos dejado muy abierto el campo de lo que está mal para ti quizá esta bien para mí. Podríamos entrar en una discusión enorme en muchos aspectos pero creo que si me estás leyendo con el afán de entender por la línea que voy, comprenderás a que me refiero: Creo que tenemos que plantearnos que, sin duda, hay cosas que están bien y que están mal (no todo es relativo) y estamos dando por hecho que nuestros hijos lo tienen claro, y no es así, los niños y jóvenes están pidiendo a gritos guía, orientación y ejemplo porque la información la tienen a manos llenas.

No sé si soy la única que me siento “des-epocada” por momentos pero creo que nuestra generación esa que tanto se dice que es una generación sándwich; tiene mucho que enseñar (valores, respeto, voluntad, esfuerzo, etc.) y continuar aprendiendo sin desechar por completo todas esas cosas buenas que aprendimos.

Y aclaró, ¡no dije que sentirme “Des-epocada” fuera malo!


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

Marioneta, sé libre

Soñaba que era una marioneta y él movía los hilos a voluntad. Alza mi brazos, yo quiero bajarlos, inmoviliza mis piernas, deseo ejercitarlas. Tapa mi ojos, necesito ver el camino. Jala mi cabello, dolor. Fue este sueño que abrió el camino para salir de la situación. Como una marioneta había permitido ser manipulada y dañada tantos años. Pero sólo algunos de los hilos los manejaba él, los demás se conformaban por mis miedos.

¿Qué hacer cuando las cosas no salen como esperamos? Vivir violencia, ser agredida no era parte del plan de vida. La vergüenza, yo una mujer con educación, siendo golpeada por aquel que también era estudiado. El monstruo no lo vi venir o tal vez sí y lo dejé pasar justificando lo injustificable. Concluí en un principio que era un hombre malhumorado. Traté de mantenerlo contento, la comida favorita, los hijos bien portados, no trabajando para atender cada una de sus necesidades y caprichos. Aún así la insatisfacción escrita en toda su persona.
Imposible confiar y revelar el secreto del terror vivido en casa, con qué cara explicar lo inexplicable. Por fuera la familia se ve bien, la casa, los hijos, él con un puesto alto en el gobierno; al fin jóvenes con la vida por delante.

Y ahí frente a mí el dolor se dibujaba, sabía que quedarme sería una condena segura pero a veces es necesario aferrarse un poco más pues el dolor es algo a evitar. La caída es segura, decidimos caer lentamente sin percatarnos del daño diario, raspones de amargura, tirones de humillaciones, torceduras de golpes. La mente se aletarga quedando con una sola idea -no puede ser- ¿qué voy a hacer? ¿cómo continuaré viviendo? Drama mas drama hasta no querer andar, quedarse en cama es tentador paro el tiempo, duermo para ver si al despertar alguien me rescató, quiero ser pequeña ¿dónde estás mamá?

Grito, expreso mi angustia, lloro, limpio el dolor, no pruebo bocado, alimento la agonía. ¿Cuántos días más?

Al pasar el tiempo su intolerancia empezó a permearse a los hijos, un grito aquí, una nalgada por allá, y yo mirando con lágrimas en los ojos, suplicando paz y benevolencia de su parte. Él se mofa de mis ruegos, insiste en que estoy loca. Su risa macabra retumba en la casa.
Los ojos de mis pequeños emanan terror al ver cada noche a su padre. Pavor yo, lo soporto, pánico los pequeños ¡no¡ En ese momento decidí terminar y tomar un camino de paz. Me había equivocado, elegí un hombre violento pero mis hijos no habían ejercido dicha elección. Ellos no tenían que sufrir la violencia como consecuencia de mi equivocación. Me armé de valor y le pedí que se fuera. Resultó mas sencillo de lo que pensé, sus palabras al salir de la casa fueron “mejor para mí ya no lidiar contigo, mi amante me espera con los brazos abiertos”.

Mi hija, con tan solo dos años de edad, corrió a su lado y susurró a su oído: “Dios te bendiga, papá”.


Psicoterapeuta Blanca Almeida

Terapias familiares, individuales, pareja

@blancalmeida

Facebook – Blanca Almeida

www.blancalmeida.com

Whatsapp: 55 3677 6838

comentarios@blancaalmeida.com


Consulta aquí todas las publicaciones de Blanca Almeida

,

El abuso en el mundo profesional, ¿lo entienden igual los hombres que las mujeres?

A finales del año pasado, muchos de nosotros escuchamos escándalo tras escándalo de abuso contra mujeres en el mundo del entretenimiento de Estados Unidos, noticia que empezó a tomar mucha fuerza por todo el mundo.

Las voces de millones de mujeres se levantaron contra algo que no es nuevo y está notándose muy claramente en acciones como la llevada a cabo en la última entrega de los Golden Globes o los Globos de Oro, el galardón más prestigiado para programas de televisión en Estados Unidos, en dónde la mayoría de actores y actrices fueron vestidos de negro, apoyando el movimiento #MeToo ó #YoTambién.

Se escucharon discursos muy poderosos de personalidades como Oprah Winfrey que habló de racismo y acoso sexual, y de la esperanza de un mundo en el cual ninguna mujer o niña tenga que decir #MeToo ó #YoTambién en vista de que “Un nuevo día está en el horizonte” y podemos cambiar la realidad de la desigualdad, abuso y conductas inapropiadas hacia las mujeres.

El efecto que causo la caída del poder en más de 50 casos

La chispa inicial, se dio el pasado mes de octubre, después de conocer el escándalo de Harvey Weinstein, poderoso productor en Hollywood que fue acusado de violación y abuso por parte de múltiples mujeres.

Al parecer este tipo de comportamiento era tolerado durante décadas en el mundo del entretenimiento, sin embargo, lo que inició con una sola demanda, logró hacer que muchas mujeres se unieran a esta denuncia.

El impacto fue tan grande, que más de 50 hombres de alto perfil en industrias como el entretenimiento y los medios, además de la política, fueran despedidos o forzados a renunciar derivado de las acusaciones contra ellos, desde comentarios inapropiados en la oficina, hasta actos como la violación.

Hay muchos casos más en donde aún no se ha aceptado o aclarado las acusaciones, pero las listas son grandes, incluyendo personal de las cadenas televisivas estadounidenses, directores, actores, conductores, bailarines, hasta figuras políticas incluyendo jueces, senadores y asambleístas.

El abuso a las mujeres en la oficina era tan común que durante décadas fue callado y es un tema sumamente importante que apenas se empieza a abordar abiertamente.

Hay poca conciencia, especialmente por parte de los hombres

Es claro que los hombres no han llegado a percibir tanto como las mujeres la falla de las compañías y el sistema legal para ofrecer las protecciones adecuadas en cuanto a abuso sexual y conductas no permitidas en el mundo laboral.

En un estudio reciente llevado a cabo en diferentes países, se reveló que 75% de las personas está de acuerdo que la mala conducta y abusos hacia las mujeres son un problema, cifra que nos dice que hay una cierta conciencia del problema.

Sin embargo, hay que hacer notar que mientras más de 8 de cada 10 mujeres sostienen esta afirmación, sólo el 63% de los hombres está de acuerdo.

La oportunidad es grande para concientizar más acerca del tema del abuso en nuestra cultura, ya que a pesar de que siempre ha existido, a partir de sucesos como las acusaciones de Harvey Weinstein y conjuntados con realidades en la actualidad como la mayor conciencia de la equidad de la mujer, su empoderamiento y el megáfono que las redes sociales tienen, ayudarán a que se avance aún más.

Más cerca de lo que pensamos

Muchos pensaríamos que es un tema ajeno y lejano a nosotros, sin embargo, cifras revelan que 40% de los hombres afirma tener una amiga o familiar cercana que ha sufrido algún tipo de abuso o conducta inapropiada en la oficina.

En el caso de las mujeres, más de un tercio (37%), personalmente afirmó que ha experimentado diversas situaciones de esta índole en la oficina y más de la mitad tiene una amiga o familiar cercana en esa posición.

La impunidad sigue reinando en el abuso

Por otro lado, algo que no ha avanzado como se espera, son las consecuencias que tienen los abusos, en donde claramente y sobre todo para las mujeres las consecuencias no son lo severas que deben de ser.

A la pregunta directa si las consecuencias del abuso son suficientemente severas, sólo 27% de las personas considera que sí.

En este rubro hay una desigualdad de opinión por género muy marcada, ya 8 de cada 10 mujeres dice que no son suficientes, contra menos de la mitad de los hombres que lo considera así.

Las mujeres están convencidas que las compañías y los entornos tienen que hacer más para crear lugares seguros

En cuanto a la posición de las compañías al respecto, para el 75% de las personas, se trabaja y hace más para proteger a la compañía, por ejemplo, en temas legales y de prevenir demandas, mientras sólo una 25% considera que se hace y se trabaja más para proteger a las víctimas del abuso.

De igual manera, es claro para 8 de cada 10 mujeres que la prioridad es la compañía, cuando sólo alrededor del 60% de los hombres afirma esto.

Se debe también de reconocer que hay un claro conflicto de interés, ya que cualquier denuncia de abuso en las compañías, se genera al departamento de recurso humanos, que a su vez protege los intereses de la compañía y se cuida de no tener acusaciones legales hacia ésta.

Si la conciencia y la actuación en el tema del abuso y conductas inapropiadas en la oficina cambia, está por verse, pero el riesgo de las compañías y marcas que no respondan apropiadamente en el futuro puede ser alto, especialmente en las épocas que vivimos y en las que están por venir.

¿No será tiempo de poner un alto?…

 


Rony Jerusalmi

Facebook: Goldfarb Consultants México
Twitter: @goldfarbMX
Sitio web: www.goldfarb.com.mx



,

Uso de células embrionarias convierte a la persona en un medio

INformando con Ale DienerEn una ocasión me decían: la batalla en contra del aborto está casi ganada.

La batalla contra el aborto pareciera que se gana, gracias a la tecnología que avanza, gracias al ultrasonido que nos muestra que hay un ser humano en el vientre de la madre; sin embargo, nos está rebasando por otro lado.

Ya he hablado en otra ocasión de estos temas, pero ahora lo vuelvo a mencionar. Es importante que tomemos conciencia de que, por un lado, si todos estamos fijados en un tema en específico, por el otro, nos está rebasando, y está aprovechando nuestra distracción en lo que es evidente, ante algo que es totalmente sigiloso: La investigación con células troncales.

¿Cuáles son los problemas?

Se denomina células troncales a las células inmaduras, que no están diferenciadas, capaces de generar muchos tipos de células a los diferentes tejidos del organismo adulto. Son las células comúnmente conocidas como “células madre”. Se obtienen de diferentes lugares y se cultivan para investigar o para tratar ciertas enfermedades. Hay varios tipos de células troncales: adultas, de sangres de cordón umbilical, placentarias, fetales, IPS y embrionarias.

Hay resultados terapéuticos interesantes para ciertas enfermedades con el uso de estas células; sin embargo, el empleo de unas de ellas, las células troncales embrionarias humanas, es inmoral, porque se obtienen destruyendo embriones humanos.

Es ahí donde nos está rebasando, nos está rebasando por la derecha, y nosotros estamos mirando a la izquierda, porque se están utilizando embriones humanos para fines terapéuticos, lo que quiere decir que tienen fines para curar; se está usando personas, humanos, como medios para salvar a otros. Y recordemos que el ser humano nunca puede ser utilizado como medio, sino que el ser humano siempre es un fin en sí mismo.

En el momento que el hombre ha comenzado a usar al hombre como medio, en ese momento está reduciendo, antropológicamente, como objeto al ser humano.

Hay tres tipos de células troncales: totipotentes, pluripotentes y multipotentes. Estos tres tipos podría parecer que solamente deberían interesar a los médicos, pero no podemos vivir en la actualidad de esta manera. No solamente para los médicos esta información: todos debemos estar informados y formados para saber lo que implican algunas técnicas, que podría estar viviendo nuestra familia, para tomar decisiones éticas.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org