,

Información al instante ¿epidemia de noticias ficticias?

Hoy más que nunca la información corre a pasos acelerados y seguramente todos recordamos cuando después del lamentable temblor del pasado 19 de septiembre, a los pocos segundos ya estábamos recibiendo imágenes y toneladas de información acerca del suceso y sus consecuencias.

Evidentemente esto era algo que no se experimentó 32 años antes durante el sismo de 1985, sin embargo, este gran flujo de información, a pesar de que es benéfico para muchos, también tiene sus desventajas y sus riesgos.

Al estar inmersos en millones de kilobytes de información, muchas veces hay riesgo en cuanto a lo que estamos leyendo y la manera en que nos estamos informando actualmente.

En los últimos años, el consumo de la información ha cambiado, no sólo el requerimiento de que sea instantánea, sino los medios en donde nos informamos.

Cuando pensamos en noticias, lo primero que tal vez nos venga a la mente son periódicos o noticieros, aunque a lo largo de la historia nos hemos informado de diferentes maneras, como por ejemplo en épocas de la segunda guerra mundial, los noticieros eran en el cine antes de iniciar la película, equivalente a los cortos que vemos ahora.

Como en todo, la tecnología nos alcanzó y hoy los medios digitales son una fuente muy importante de información, no importando el país, ni condición social, ya que su penetración actual es sorprendente.

No hay que olvidar que a medios como la radio le tomó casi 40 años llegar a una audiencia de 50 millones de personas y redes sociales como Facebook, lo lograron en menos de 2 años.

Dependemos de las redes sociales para informarnos

Actualmente, más de la mitad de las personas (54%) en el mundo toman en cuenta a las redes sociales como una de sus fuentes de información, e incluso hay países en donde más del 70% de las personas utiliza este medio, como en Chile – Estando ya muy lejos de la época en donde la televisión o el periódico eran los principales medios de información -.

Aún los países en donde los consumidores son más críticos y escépticos en la información que reciben, como Japón o Alemania, tienen aproximadamente un 30% de personas que ve en las redes sociales una fuente de información para actualizarse de los hechos que suceden.

De hecho, para más de 1 de cada 10 personas en el mundo (14%), las redes sociales son consideradas su principal medio para informarse y un 64% de los usuarios de internet busca de manera constante noticias en algún buscador de la Web.

Entre las más utilizadas por orden de importancia son Facebook, YouTube y Twitter, en donde casi 4 de cada 10, agrega fuentes de información de su interés, controlando en un inicio el origen de la la información, a pesar de que muchos agregan fuentes no reconocidas o sugeridas por los propios algoritmos de las redes.

No hay una barrera muy clara entre lo que es ficción y lo que no

En un estudio reciente, un 73% de las personas afirma confiar en la información que ve en las redes sociales, independiente de su fuente, asegurando que Facebook, YouTube o Twitter como ejemplo, son medios confiables.

Pocos son conscientes que la información en las redes es controlada en su mayoría por cualquier usuario y sólo un 17% afirmó que constantemente revisa las fuentes para separar lo que es realidad con lo que no lo es.

Casi la mitad de la gente afirma que constantemente aparecen historias que no buscaron o en las que no estaban interesados, sin embargo ya en las redes las leen, aumentando así el riesgo de caer en las “noticias ficticias”, que no tienen fuentes confiables o incluso manipulan la información con fines muy específicos.

Hay algunos países como Estados Unidos o Inglaterra en donde la posibilidad de caer dentro de las “noticias ficticias” es aún más grande, debido a la cantidad de este tipo de fuentes, usuarios de internet y porcentaje de visibilidad y acceso a este tipo de notas.

México tampoco está exento de la información ficticia, en donde un estudio reciente con usuarios regulares de internet reveló que 58% de éstos afirman haber llegado a leer en 3 o más ocasiones, notas o noticias que eran totalmente falsas y que manipulaban información real, desde la muerte de un artista, hasta declaraciones falsas de figuras públicas.

Entre las notas más comentadas, se encuentra la noticia ficticia que se hizo viral en las redes, acerca de que los rescatistas japoneses salieron de México indignados por el trato que recibieron, mientras en la realidad, no sólo cumplieron sus labores de ayuda, sino que se les reconoció con una ceremonia antes de su partida.

Esto sin contar toneladas de información que pareciera verídica, que incluía fotografías de colapsos de otros países o hasta solicitudes de ayuda, rescatistas y víveres que no eran reales, contrastando con el gran espíritu de ayuda y apoyo que la población mostró después de los sismos.

Como otra variable importante, se encuentra que por medio de redes sociales podemos seguir a políticos, agrupaciones y cualquier organismo con puntos de vista particulares, que finalmente están generando noticias y no necesariamente neutrales.

Más del 37% de los usuarios, sigue políticos, grupos u organizaciones, por lo que las noticias e información generadas en sus redes sociales, tendrán alguna tendencia o punto de vista particular y al final es información constante que les está llegando a los usuarios en tiempo real.

Información a cambio de publicidad

Hace no muchos años, reconocidos periódicos iniciaron una estrategia de suscripción a sus publicaciones en los medios electrónicos y muchos de los early adopters migraron a internet, dejando atrás las publicaciones impresas, sin embargo, un grupo grande de consumidores no veía el valor de pagar por los medios que no eran impresos o tangibles, como ellos mismos lo describían.

Actualmente, la realidad ha cambiado con el crecimiento exponencial de internet y por supuesto los medios de acceso a la información, por lo que incluso las publicaciones más conservadoras ya dan acceso gratuito a su información, condicionada nada más y nada menos que con ver publicidad.

Casi la mitad de usuarios de internet (43%), está de acuerdo a intercambiar publicidad por ver noticias e información y cada vez existen menos usuarios que introducen filtros para no visualizar publicidad, tanto en su computadora como en los dispositivos móviles.

De hecho, menos del 10% de usuarios alguna vez ha pagado por acceder a información, cifra muy diferente de los más de 60% que alguna vez hayan pagado por una APP específica.

Al final, como en todo, los actuales medios de información nos proporcionan ventajas y desventajas.

Hay beneficios invaluables en los medios como redes sociales, incluyendo información y comunicación instantánea que se puede transformar en ayuda, como en los sismos, en donde jugaron un papel fundamental no solo para informar, pero también para poder ayudar y trasformar las intenciones en hechos.

Lamentablemente, el lado más obscuro de la información actual también existe, desde grupos terroristas que reclutan e informan de sus ideas por estos medios, instrucción para crear armas o explosivos, hasta influencia en campañas electorales.

Al igual que como las redes sociales formaron un apoyo invaluable en el sismo del 19 de septiembre, también en algunos casos solamente crearon un pánico mayor e innecesario en muchos al transmitir noticias ficticias.

Todo esto, ya está llegando a las esferas más altas, desde las compañías que crearon las redes sociales, hasta la política global, debido a que también se debe se regular lo que aparece o no en estos medios.

¿Tarea fácil? Por su puesto que no…

La realidad es que redes como Facebook ya tienen 2 billones de usuarios mensuales y si fuera un país, sería el número uno en población, por encima de China e India, por lo que la cantidad de información que fluye en el medio es inimaginable.

Tal vez debemos pensar en el fututo inmediato, ¿Con que tipo de información nos gustaría que nuestros hijos y próximas generaciones crecieran?… Muy seguramente no con información ficticia o lo que ahora globalmente se conoce como fake news.

 


Rony Jerusalmi

Facebook: Goldfarb Consultants México
Twitter: @goldfarbMX
Sitio web: www.goldfarb.com.mx



,

El matrimonio se ha deteriorado, desvirtuado y devaluado

INformando con Ale DienerHoy vamos a platicar un poco sobre la historia… La historia de la mujer, del matrimonio, de la familia, un poco de la historia de la sociedad.

Hace una década decían que el matrimonio era la cárcel del amor, que sometía a la mujer, que la sometía a quedarse en casa, cargada y en el rincón como escopeta. Alguna vez lo mencionó un político mexicano refiriéndose a la mujer, a lo que deberíamos hacer las mujeres.

Años después, podemos darnos cuenta de que lo que se suponía era una prisión para el amor se ha venido deteriorando, el matrimonio se ha desvirtuado y se ha devaluado.

Las mujeres antes se quedaban todo el tiempo en casa, es una realidad. La Segunda Guerra Mundial ayudó a que la mujer se diera cuenta de que podía hacer la diferencia en la calle, salió a trabajar. Ellas eran las que fabricaban las balas mientras los hombres luchaban en la guerra; ellas ayudaban a los heridos; ellas eran las enfermeras; ellas se dieron cuenta que también era divertido estar afuera, y después se dieron cuenta que también podían ganar dinero.

Pero, bueno, la historia ya se cuenta sola, y nosotras estamos ya viviendo en el siglo XXI, en donde “para qué me caso”, “si ya puedo vivir con mi novio o con mi novia”, “¿para qué tanto rollo?”, si ya está el divorcio exprés en todo México.

Le hemos dado al traste al matrimonio, a esta institución insustituible, socialmente valiosa, que sostiene a la familia. Hemos degradado tanto al matrimonio, que ahora cualquier cosa se puede llamar matrimonio, y pobre aquel que diga lo contrario, porque lo descalifican socialmente; y lo más triste de todo, es que se supone que con lo anterior hemos alcanzado la modernidad. Somos supuestamente evolucionados, somos supuestamente libres, la mujer se siente poderosa; pero en realidad somos las mujeres las que hemos abandonado el hogar, por encontrar el éxito y el reconocimiento social.

Debido a todo esto y más, leyes que van en contra de nuestra naturaleza, como el asesinato de niños por nacer con la legalización del aborto, o la legitimación de uniones de personas del mismo sexo, como si fueran matrimonios, y la oportunidad de éstos para adoptar niños, que tienen derecho a ser cuidados por padre y madre, tienen sentido.

Es obvio que si nosotros mismos: los matrimonios, los jóvenes, las mujeres y los católicos en particular, pintan sus vidas de colores porque quieren encajar, pertenecer y parecer actuales y tolerantes, cualquier forma de vida, de estilo y tendencia deberá de ser aceptada.

Resulta que ahora los raros son aquellos casados que protegen la vida y que creen en el matrimonio para siempre. Hay tal ataque ideológico en contra de los niños y de la mujer, con falsos derechos y leyes inventadas, que no se nos haga raro que se desmoronen las sociedades occidentales, en especial, dado que nos hemos dejado encandilar por la sensualidad y la vanidad, pero sobre todo por la soberbia de querer someter a la Creación, que nos fue prestada para administrar y no para aniquilar.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

La Comunicación es algo familiar

aliciarabagoTodos en alguno momento hemos hablado de lo que es la comunicación, hemos mencionado la buena o mala comunicación e incluso hemos tenido discusiones y comentarios acerca de cómo propiciar la comunicación. Pero ¿y cómo hacer para que esto se logre?

Por principio de cuentas debemos estar conscientes de que a comunicarse se aprende y la primer escuela para ello es la familia; de ahí aprendemos tonos de voz, expresiones, gesticulaciones y diferentes tipos de señales o actitudes. Existen familias mucho más afectivas, familias mucho menos expresivas corporalmente, familias en donde el tono que se utiliza para hablar es muy alto y en otras muy bajo pero para todos comunicación significa lo mismo, es la forma en la que expresamos nuestros pensamientos y sentimientos.

Hay que recordar que los niños aprenden más del ejemplo que de las palabras, y la forma en la que nos comuniquemos ellos lo aprenderán en la vida diaria, no le podemos pedir que no grite si siempre que le pedimos algo lo pedimos gritando.

Para lograr una mejor comunicación tratemos de:

+ Ver a los ojos cuando hablemos con alguien. Por ejemplo, cuando le digas a tu hijo(a) que lo quieres, míralo directamente a los ojos ya que esto hará que tus palabras se refuercen con la actitud.

+ Verificar que el mensaje haya quedado claro preguntando, no interpretando. Por ejemplo, cuando le llames la atención a tu hijo por alguna situación, pregúntale si entendió cuál fue el problema para que, de esta manera, no se vuelva a repetir.

+ Siempre tener una actitud positiva y no criticar. Ejemplo: cuando discutimos con alguien y se empieza con una frase negativa en inmediato el canal de comunicación se cierra; es mejor tratar de encontrar lo positivo para que la comunicación se genere de manera más abierta.

+ No etiquetar a la persona. Siempre que se presente una situación como, por ejemplo, que tu hijo llore, pregunta primero la razón del llanto y no comiences diciendo “eres un llorón”. Lo malo es la acción no la persona.

Si tratamos de implementar poco a poco cada uno de estas acciones nuestra comunicación mejorará día con día.

Nuestra actitud de hoy marcará la comunicación que los pequeños tendrán mañana, si quieres comunicarte con tu pequeño juega con él estarás entrando a su mundo y además de divertirte lograrás establecer un nuevo canal de comunicación entre ustedes.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

Una mirada a la infidelidad

Ayer descubrí la infidelidad de mi pareja. Todo empezó con un sutil malestar interior -algo está pasando ¿qué es?-

Volteaba a mi alrededor para revisar y no encontraba nada fuera de lugar. La misma casa, los mismos gestos, las mismas actividades, las mismas preguntas; todo igual.

Sin embargo, la voz interior con un constante mensaje -algo no está bien- me alertó. Fue entonces cuando noté esos pequeños cambios en mi pareja. -Ponía más cuidado en su arreglo personal e incluyó colores diferentes.

Notaba que ahora usaba colores de moda, el estilo tradicional fue desapareciendo. El corte de pelo de años lo modificó por algo más juvenil. Mi pareja se iba quitando años en su aspecto.

Empecé a mirarme en el espejo y me desconocí. Esa mujer, esa imagen en el espejo, ¿quién era?

Me percaté que había perdido la figura al aumentar tanto de peso. Mi cabello y piel sin vida -dejada de la mano de Dios-. Yo, una mujer que juré nunca descuidar mi apariencia… Yo, una mujer orgullosa y valiosa. ¿En qué momento traicioné dicho juramento?

Mi pareja estaba despertando a la vida por alguna razón desconocida para mi. Su despertar hizo notar mi apatía ante la vida. De pronto, él estaba alegre y cantaba en la regadera y yo literalmente me arrastraba de la cama para bañarme. En mi sueños él volaba y yo quedaba estancada en el lodo.

No lograba recordar cuando habíamos tenido relaciones sexuales. Por qué ahora lo preguntaba si en realidad no era importante. Estábamos juntos, nos llevábamos bien, cumplíamos y organizábamos las responsabilidades. Los gritos y faltas de respeto eran inexistentes.

Y la voz insistía – algo no está bien-.

Ante tanta insistencia, puse de lado el aletargamiento generalizado de años y activé la curiosidad para centrarme en las acciones de mi pareja. Me percaté de sus canas, ¿cuándo aparecieron?

Disfruté nuevamente de su andar ligero el cual me cautivó cuando lo conocí. En ese entonces describía a mi novio como “el muchacho que caminaba bailando.”

Noté que él siempre estaba en el celular. Sonreía de una forma juguetona al contestar mensajes. Y yo desde cuando no sonreía con una plenitud, dónde estaba mi jugueteo con la vida, mi gozo por la vida, sentirme viva, me percibí vieja.

Empezó a llegar tarde del trabajo, las juntas y los pendientes parecian acumularse como nunca. Él seguía siendo amable, complaciente pero su atención era dispersa. Lo sentía ausente, sus preguntas eran automáticas, sin emoción. Dejó de mirarme a los ojos cuando hablaba de su carga de trabajo.

Y la voz resonaba más fuerte en mi cabeza -algo no está bien-.

Desde un principio decidimos no tener hijos, para dedicarnos tiempo completo a nuestro amor. Nuestro amor, antes tan vívido, certero, mi corazón latía ante su presencia.

¿Qué nos pasó? ¿Qué me pasó? ¿En quién me convertí? ¿Cuándo se instaló la indiferencia?

Desde cuándo habíamos dejado escapar los sueños, los objetivos. La frescura, las carcajadas y el agradecimiento por la dicha se fueron. Lloraba sin cesar ante la pérdida.

Al día siguiente, cuando mi pareja estaba en la regadera, sonó su celular. Contesté y escuché la voz de una mujer -buenos días amor- .


Psicoterapeuta Blanca Almeida

Terapias familiares, individuales, pareja

@blancalmeida

Facebook – Blanca Almeida

www.blancalmeida.com

Whatsapp: 55 3677 6838

comentarios@blancaalmeida.com


Consulta aquí todas las publicaciones de Blanca Almeida


,

¿Dios es la respuesta para ser feliz?

Hay muchas formas en que las personas buscan su felicidad, desde una sociedad que busca desesperadamente el éxito que se esconde bajo fama, fortuna y belleza; hasta cuestiones como el bienestar, mantenernos con buena salud, salir a pasear, hacer ejercicio de forma moderada y tener la mente ocupada con trabajos sociales o ampliando estudios.

Sin embargo, “The London School of Economics and Politica Science” publicó recientemente un estudio que muestra que participar en las actividades de la Iglesia puede ser incluso mucho mejor para la salud mental de los mayores que todas estas recomendaciones.

Este estudio muestra el seguimiento que han hecho durante cuatro años a 9,000 europeos mayores de 50 años y la gran sorpresa es que la única actividad asociada a una felicidad sostenida, está relacionada con la asistencia regular a la iglesia, a la sinagoga o la mezquita.

El epidemiólogo Mauricio Avendaño explica: “La iglesia parece desempeñar un papel social muy importante para mantener a raya la depresión y también como un mecanismo de supervivencia durante los períodos de la enfermedad en la edad adulta”.

El experto, al principio se cuestionó si se trataba de la religión en sí o el sentido de pertenencia a algo lo que ayudaba a la salud mental, pero datos del mismo estudio explican que la pertenencia a organizaciones políticas y de la comunidad sólo proporciona beneficios a corto plazo en términos de salud mental y parece, de hecho, que dan lugar a un aumento de los síntomas depresivos a largo plazo.

“Los participantes reciben un mayor sentido de la recompensa cuando por primera vez se unen a una organización, pero si se trata de un gran esfuerzo y no reciben nada a cambio, los beneficios pueden desaparecer después de un tiempo”, apunta Avendaño.

Claro que esto contrasta con un mundo a inicios del siglo XXI no solo ateo sino agnóstico; donde no solo se cuestiona la existencia de un Dios, sino que no se le ve la utilidad. Y ciertamente en edades más jóvenes, esta tendencia crece mucho más, pero así también crecen estadísticas de pérdida de sentido de vida, de suicidios o de depresión.

Y sin pretender correlacionar estos datos, en mis conferencias que imparto acerca de la felicidad, uno de los elementos fundamentales que planteo es la vida espiritual. Esto lo hago con la analogía de una mesa de 3 patas, que es muy frágil, mientras que una de 4 es robusta y fuerte.

Así es el ser humano, todos tenemos 4 dimensiones: Física, mental, emocional y espiritual. Y normalmente las 3 primeras somos conscientes y trabajamos en ellas. Pero ¿Qué pasa con la vida espiritual? Normalmente la tenemos presente cuando hay crisis, enfermedad, muerte o emergencia. Digamos que está ahí para “usarse en caso de emergencia”.

Hoy la sociedad crece de manera silvestre, sin un sustento espiritual acusado de estar obsoleto y caduco. Sin embargo, pregunto ¿Para qué sirve la vida espiritual? Para una sola cosa… para aprender a tener fe… Y ¿Qué nos enseña la fe? Una sola cosa… Nos enseña a creer. Y esto es tan importante cuando la vida te golpea.

Cuando la vida te golpea, y te pone de rodillas, ningún consuelo humano es suficiente, y para que te levantes, debes alzar la mirada y buscar a una fuerza superior, un Dios como quieras llamarlo. Y para que creas tienes que tener fe, y cómo tener fe sino tienes vida espiritual.

Pero para levantarte no basta que creas en un ser supremo, ese solo es el primer paso; para dar el 2º. Paso tienes que creer en alguien más… en ti mismo. Pero de nuevo, cómo vas a creer sino sabes lo que es tener fe, porque no tienes vida espiritual.

Es por eso que es tan importante. Y no hay que confundir la religión con la espiritualidad; sin embargo, el poder integrarse y participar en comunidad, buscando ese alimento al alma, como lo dice el reporte de esta universidad inglesa, propicia que el ser humano tenga mayor plenitud, mayor sentido, y finalmente una mayor felicidad.

Recordemos que ser feliz no es un estado celestial o permanente de alegría; ser feliz es una decisión que se toma a pesar de momentos de desesperación, angustia, miedo, desesperanza. Y es en esos momentos tal vez donde la fortaleza de la vida espiritual hace que la vida pase, tengamos esa resiliencia que permita que todo pase; y porque no pensar que también en nuestros grandes momentos, tengamos esa paz y esa plenitud; que en ambos casos pueda venir de tu experiencia espiritual.

Así que un regalo que te da tu Dios, llámalo como quieras… es vivir principios y valores espirituales que provoquen que tengas esa plenitud y digas en paz: Soy feliz.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101



,

13. Legados y Herencias

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – Legados y Herencias.

salograbinskyEl sistema familia-empresa y patrimonio es un organismo vivo, cambiante y aunque tratamos de mantenerlo estable con reglas y estructuras , hay ciertos fenómenos dentro del ciclo que no son controlables. Uno básico es la declinación física y mental de sus propietarios y ejecutivos clave, además de los familiares sean estos accionistas o no. Este evento es irremediable y termina en el fallecimiento, algo natural en todos los seres vivos, pero que si no se maneja correctamente, puede dar al traste con todos los planes previos.

El fallecimiento o, como está pasando cada vez más frecuentemente, la incapacidad mental del emprendedor son acontecimientos que deben ser planteados y, en lo posible resueltos mediante documentos y acuerdos para no afectar el patrimonio de estos y sus familiares cercanos y especialmente a la empresa en operación. En este artículo voy a enfatizar la importancia capital de que se dejen arreglados los asuntos mediante testamentos, poderes, juicios si son necesarios, y otros documentos para que el negocio no quede acéfalo y haya un vacío de poder que, desgraciadamente, es generalmente llenado por la(s) personas menos indicadas. Obviamente debe imperar la justicia y protección de los familiares cercanos y ser estos razonables, con sentido común y previsión.

Empezando por los testamentos, que son documentos personalísimos, nadie debe influir o coaccionar al testador a que deje algún bien bajo presión y el documento debe ser presenciado por un notario y testigos(si se requieren) y legalizado para que funcione. Mi recomendación es siempre ser justo y no dejarse llevar por el corazón o el hígado, salvo casos aislados. En cuanto a la propiedad accionaria del negocio familiar quisiera que al redactarlo tomen en cuenta que este debe mantener su continuidad a través de las generaciones y los futuros accionistas deben tener tomado muy en cuenta tanto su esfuerzo al trabajarlo como el corazón en continuar la obra del fundador. Los demás familiares debieran recibir otros bienes ya que no tienen (y están en todo su derecho) el interés del testador en mantenerlo y al mezclar ambos herederos surgen conflictos que acaban proyectos y sueños de décadas. Si el patrimonio del testador consiste principalmente en su empresa, esto se complica, pero se pueden buscar arreglos de compraventa de acciones entre los descendientes para que sea justo el reparto y no afecte a la relación familiar ni al futuro del negocio. Puedo atestiguar múltiples casos en los que apoyé y sugerí a mis asesorados en sus legados, herencias y, si se hacen correctamente previendo el futuro se evitan problemas. También he presenciado terribles juicios por testamentos (o falta de éstos) donde el único que gana es el abogado.

Finalmente, hay que afrontar casos de demencia senil y enfermedades que limitan o apagan el razonamiento del dueño y hay que prevenir o ,muy doloroso por cierto, hay que cambiar legalmente su status y poderes para que no se paralice tanto la empresa como el patrimonio.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



,

Tampoco me gustan los domingos en la noche (con conciertos de country en Las Vegas)

Stephen Paddock no estaba loco. No, no perdió la cabeza, ni siguió las instrucciones de la voz en su mente que le decía que se asomara con unas armas desde su habitación en el hotel Mandalay Bay en Las Vegas para disparar aleatoriamente a la cantidad de asistentes congregados en el concierto de country Route 91 Harvest que se celebraba en un predio a 400 metros, el pasado domingo 1 de octubre.

El pobre solamente fue víctima de la tremenda presión ejercida por una sociedad tan traumatizante (y traumatizada) que no le dio alternativa para combatir el aburrimiento de poseer tanto dinero, jugar y disfrutar sin límites en la ciudad donde todo queda ahí y vivir en un país en el que te venden más fácilmente un arsenal de armas de diversos calibres que una caja de antibióticos sin receta.

Por supuesto, porque ellos están autorizados a impedir que te mates tú solo al automedicarte irresponsablemente, pero nadie puede violentar tu derecho a pensar libremente, aunque tus pensamientos sean tan violentos que dejarían sin argumentos originales al mismo Tarantino. Nadie tiene derecho a cuestionar lo que quieras hacer, a menos que tengan la más ligera sospecha que vas a atentar contra el POTUS o que vas a cometer un acto terrorista.

El derecho a poseer y portar armas en los Estados Unidos está garantizado por la Segunda Enmienda, dando así a los ciudadanos la tranquilidad de estar protegidos en cualquier momento y lugar. Simbólicamente, porque aunque alguno de los asistentes al concierto hubiese traído un arma consigo, no habría tenido más oportunidades de salvarse que los que simplemente salieron huyendo y por pura suerte no recibieron ningún impacto.

Pero volvamos a Paddock. Estaba aburrido, fastidiado. Seguramente no estaba afiliado a ningún partido político ni tenía lazos aparentes con alguna organización religiosa extremista. Él sólo (y solo) buscaba hacer algo de verdad emocionante en su vida. Algo que le hiciera sentir que su existencia tenía algún significado. Con seguridad desde joven había experimentado esa sensación de intrascendencia, como le ocurría a Mark David Chapman, hasta que tuvo la brillante y genial idea de provocar un caos. Siendo un contador jubilado, una carrera en la que difícilmente te vuelves famoso, no quería llegar al final de sus días para ser enterrado y finalmente olvidado. Por algo importante su nombre debería quedar en la Wikipedia y en los archivos oficiales para la eternidad. O lo que estos durasen.

El motivo debería ser algo sublime. Nada de escribir libros, crear organizaciones de ayuda social, volcarse a la filantropía. Qué aburrido. Una matanza en un concierto de country era la mejor opción. Lo planificó con cuidado. Inexplicablemente fue capaz de introducir todo el arsenal que había adquirido a la habitación del Mandalay (esto sólo es sencillo en los odiados videojuegos como Grand Theft Auto, donde puedes portar mágicamente toneladas de armas sin que se te note), y eligió el número de Jason Aldean en el concierto para iniciar su masacre.

¿Cual había sido el récord previo? Cuarenta y nueve almas despachadas al cielo, o tal vez al infierno, en el club gay Pulse de Orlando, Florida, un año atrás. Bien, aquí había muchos más mortales congregados en una exhibición de música despreciable. Con sus armas modificadas, él podría fácilmente batir esa marca. Tal vez no se enteró de la cifra oficial (cincuenta y ocho muertos y alrededor de 500 heridos), aunque su corazón le decía que había cumplido su cometido. Que era más grande que Mateen, que Lanza, que los chiquillos Harris y Klebold con sus ridículos 13 muertos en Columbine. Aún así, no debería estar satisfecho, porque cualquier otro desquiciado (este sí lo sería) llegaría pronto y fácilmente lo superaría. Pero no en su vida, que estaba ya por terminar, y lo sabía. Finalmente, su posición es detectada y las fuerzas del orden irrumpen en su habitación. Se arregla fácil con un suicidio: nadie lo exhibiría saliendo esposado. Su grandeza sería palpable, pasando de facto al panteón de los grandes y odiados enemigos públicos.

Sintonizándonos ahora en la realidad, queridos lectores, donde ustedes y yo seguramente pertenecemos, ¿dudan, en alguna medida, que esta es la manera en que funcionan las mentes de estas raras avis de la sociedad, y en especial de la norteamericana? A lo mejor es inexacto científicamente hablando pero, nos da la impresión que la “raza americana”, encabezada por el único y espectacular Donald J. Trump, porta una especie de “gen de locura”, que conduce a sus individuos a desarrollar pensamientos supremacistas, megalómanos y violentos. El cerebro fácilmente produce alguna enzima que bloquea los patrones inhibidores del comportamiento y genera el Desorden de Personalidad Antisocial (ASPD), despojando al individuo de todo sentimiento de remordimiento y empatía. Neurológicamente es factible, lo sospechoso es que en nuestro vecino país del norte aparezca con más frecuencia. Locura de raza, podríamos decir, aunque la reflexión tenga connotaciones racistas, porque tampoco podríamos considerar a los ciudadanos estadounidenses como una raza o especie aparte.

El objetivo de esta recapitulación ficticia no es buscar una explicación, tal y como lo respondió Brenda Ann Spencer y que traté en el artículo que le dediqué aquí mismo a principios de este año 2017, Paddock podría haber afirmado simplemente “No me gustan los domingos en la noche, (con conciertos de country en las Vegas)”. Tampoco lo es el de buscar una solución, porque desafortunadamente esto sigue estando en manos de nuestros amigos los científicos hasta que encuentren una manera de reparar los cerebros dañados. Mi finalidad es acompañarles a reflexionar, que es lo único que podemos hacer ante estas lamentables situaciones.

Alguien me dijo una vez que en Japón la mayoría de los crímenes son pasionales, en México (y países latinos) ocurren mayormente por hambre, mientras que en Estados Unidos su principal motivo es la locura, sin importar el razonamiento que se elija para perpetrar los atentados. Y nunca he dejado de encontrarle cierta veracidad a ese axioma. Porque nosotros, los entes normales, cuando nos aburrimos los domingos en la noche, nuestra mejor opción es ver una película en cine o en casa. Y los que más dinero tienen, viajan a un concierto a ponerse hasta las chanclas.


Julius Hernández

Web: http://juliushernandez.mx
Email: pnocosis@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/JuliusHernandez.autor/
Twitter: @juliushg

Julius es conocedor del mundo de la ficción y la fantasía en muchas de sus encarnaciones; escribe desde tiempos inmemoriales, aunque esta actividad nunca la había tomado en serio. Habla 16 idiomas, de los cuales sólo 2 son terrestres. Autor de la novela El Pecado del Mundo, de venta en Amazon.



,

Bellotas por la paz


Esto es lo que pasa cuando dos nubes se encuentran.
John Lennon

Casi 20 días después de que Cynthia Lennon se encontró a Yoko Ono y a su esposo en su propia recámara y entendiera que su matrimonio había concluído, la nueva pareja inició una serie de eventos activistas en pro de la paz mundial con una sencilla ceremonia que se llevó a cabo en la Catedral de Coventry, en la ciudad del mismo nombre de Inglaterra.

El sábado 15 de junio de 1968, John y Yoko se dirigieron al jardín que se encuentra en el eje este-oeste de la catedral con la idea de contribuir con una pieza más a la exhibición de esculturas del Canónigo Stephen Verney que se mostraba en ese sitio.

La nueva pieza fue una banca/jardinera circular en cuyo centro John y Yoko sembraron dos bellotas, cada una en un envase circular. Las bellotas simbolizaban el amor de la pareja y cada una apuntaba hacia el Este y el Oeste, respectivamente, en recuerdo de sus orígenes y, como lo diría Yoko después: “con la esperanza de que el Este y el Oeste del mundo se unieran por la paz mundial”.

La ceremonia concluyó con la invitación de John a que todos plantaran una bellota por la paz y con la colocación de una placa con el siguiente texto:

“Yoko” by John Lennon
“John” by Yoko Ono
Some time in May 1968

Poco les duró el gusto. Unos días después sucedió lo obvio: alguien se robó las bellotas y todavía tuvo el descaro de marcar el teléfono de la redacción del periódico Coventry Evening Telegraph para avisar que las tenía en su posesión.

El canónigo, por su parte, no sólo se negó a reemplazarlas sino que rechazó la sugerencia de John de repartir folletos a los visitantes de la exhibición en donde se explicara el propósito del pequeño monumento. Sin embargo, aceptó poner un clérigo que custodiara en todo momento la banca.

En indignada respuesta, el 28 de junio y sólo 13 días después de la ceremonia, John le escribió una carta al Canónigo Verney que iniciaba con una nota áltamente sarcástica en donde elogiaba la “muy cristiana” postura de Verney. Además, concluía con la siguiente frase: “¿No podríamos substituirlas (las bellotas) por algo que no valga la pena ser robado y que simplemente diga ‘Siéntate aquí y piensa en una iglesia que está creciendo para ser más grande’? Así, no necesitaremos preocuparnos por tener un clérigo y todos podríamos disfrutar de la idea”. Lo cierto es que a Verney nunca le hizo gracia el permitir que una pareja no unida por el sacramento del matrimonio plantara algo en la tierra santa que tenía bajo su custodia.

Aquí, un par de fotos de la ceremonia. Son de Keith Macmillan.

Diez meses después, en abril de 1969 y ya unidos por el sagrado vínculo del matrimonio, John y Yoko decidieron darle continuidad a su lucha por la paz basada en la idea de que una bellota se termina convirtiendo en un roble y que éste simboliza la paz.

En esta ocasión, quisieron enviar dos bellotas a cada presidente, primer ministro o líder de cada uno los países del mundo con un bello mensaje de paz pero no se preocuparon en hacer la parte administrativa. Esa función le tocó al personal de Apple Corps quienes tardaron semanas completas, primero en encontrar bellotas enterradas en los parques de Londres ya que no era temporada y después, en enviarlas a cada líder mundial debido a que la salida al mercado y promoción del sencillo Get Back era más prioritario para la compañía que el mensaje de paz de John.

El texto de la carta para cada líder era el siguiente:

Verano de 1969

Sr. Presidente,
Anexo en este paquete encontrará dos esculturas vivientes – bellotas – con la esperanza de que las plante en su jardín y que éstas crezcan y se conviertan en dos robles para la paz mundial.

Con amor,
John y Yoko Ono Lennon.

John: “Yoko y yo planeamos enviar paquetes con dos bellotas a cada líder de estado de cada país del mundo. Queremos que los planten por la paz”.

Yoko: “Si quieren, iremos a esos países y los plantaremos nosotros mismos”.

John: “La paz no puede esperar. Creo que este será el movimiento pro paz más positivo hasta el momento. Será mucho mejor que esas sonrisas falsas y el estrechar de manos que se ven en los periódicos”.


Tere Chacón

@Tere
Tere Chacón Beatles
www.elcirculobeatle.com


,

¿Hay otra opción al castigo?

INformando con Ale Diener¿Si no debo castigar, entonces cómo voy a educar? ¿Si no es deseable pegar, entonces cómo voy a hacer ver a mi hijo que hizo mal? ¿Si mi hijo no entiende lo que quiero de él cómo le hago para comunicarme? E infinidad de preguntas que estoy segura se hacen constantemente ante la educación de sus hijos. Para ello basándome en varios expertos en pedagogía, psicología y experiencia personal como madre que soy, hablaré esta vez de las alternativas para el castigo.

En este sentido mencionaré siete alternativas para los castigos que explicaré a detalle:

1. Señalar que se puede ser útil.– Cuando nuestros niños comienzan a tocar todo lo que tienen enfrente, por lo general amenazamos, nos desesperamos y gritamos, porque pensamos que van a romper algo o a desordenarlo. En lugar de hacer eso, hay que enseñarles que pueden ser útiles ayudando a elegir, por ejemplo en el mercado hay que pedirle que escoja algunas frutas. Esto lo hará sentirse necesitado y aparte ayudará a que se sienta seguro de sí mismo. Sabrá que es capaz de escoger y que papá o mamá les reconocen su capacidad.

2. En zonas de peligro expresar con desaprobación enérgica sin atentar en contra del carácter del niño. – Un clásico ejemplo podría ser nuevamente en el mercado cuando andan tocando todo lo que tienen al alcance, y también lo que no está tan a la mano que incluso puede ser peligroso y es cuando gritamos con histeria:¡Eres un imbécil/animal/burro/tonto te vas a cortar/quemar/pegar/caer! Degradando su carácter y haciéndolo menos, reduciéndolo al grado de quitarle la autoestima que le marcará posteriormente. En este caso, lo más adecuado y más inteligente, sería no humillarlo y tomarlo de la mano explicándole lo que le puede pasar si sigue en el lugar donde se encuentra. Los niños son niños, no tontos y comprenden todo lo que les decimos, tanto que si les ponemos etiquetas se las compran y así actuarán. No se vale insultar, por más desesperados que estemos.

3. Comunicarnos para hacerles saber lo que queremos de ellos.– Suponer que nuestros hijos saben lo que suponemos que esperamos de ellos es un gran error. Así como los padres que trabajan todo el día, y llegan a casa agotados y malhumorados “suponiendo” que sus hijos saben que gracias a su trabajo viven tan bien pero están siempre tan enojados, es un error. Si comunicáramos que trabajamos para nuestro bien y que si no lo hacemos no tendríamos tal o cual cosa, los niños créanme, serían más tranquilos y comprenderían la ausencia paternal. De la misma forma hay que hablar con ellos para pedirles que ayuden a poner la mesa, recoger la ropa, explicarles qué hacer y para qué servirá es un gran consejo que les aseguro funcionará para que participen positivamente en el hogar.

4. Dile cómo cumplir de forma satisfactoria. – La imitación es lo primero que el ser humano adopta para aprender a desempeñarse en el mundo. Si explicamos y mostramos con ejemplos cómo queremos las cosas y las hacemos con ellos las primeras veces, estoy segura que lo harán posteriormente de manera exitosa

5. Ilusión de alternativas.– Ofrécele opciones para que logres lo que quieres y tu hijo piense que logró lo que quiso. Es decir, cuando no quieren comer, a pesar de que es la hora de los alimentos, en lugar de decir que “no volverá a ver la tv en un mes, jugar con su peluche preferido, nunca volverá a comer dulces, etcétera proponle que elija entre sus dos platos favoritos. Este acto le dará la opción de escoger y comerá, pero sobre todo su autoestima subirá y se sabrá inteligente y con la habilidad de tomar decisiones. Esto hazlo te encantarán los resultados.

6. Tomar acción ante la indiferencia. – Puede ser que el punto a
anterior no te funcione y tu hijo continúe negándose a comer, entonces actúa y le dices que tú has elegido uno de los platos que estará frente a él en lo que tú te alimentas y si al terminar no ha comido, no almorzará hasta la siguiente hora de los alimentos. Y cúmplelo, te aseguro que no volverá a hacerlo, nada más no le des de comer vísceras o hígado que no creo que te funcione este consejo.

7. Déjalo que experimente las consecuencias de sus errores.– Continuando con el ejemplo de la comida, en el caso de que no haya querido comer por un simple berrinche sabiendo que no está enfermo ni nada grave, sino simplemente decir que “no”, entonces en verdad te digo que no coma hasta la cena. Te aseguro que no morirá, y lo que sí sucederá es que se dará cuenta que contigo no se juega y que las consecuencias se ganan.

Estos consejos espero te sean de utilidad y que los comiences a aplicar en tu vida según las circunstancias que estés viviendo. Recuerda que cada persona es única e irrepetible y estos son ejemplos generalizados que podrás imponer según cada caso particular.

 


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

¿Eres mamá o papá cuervo?

aliciarabagoSin duda todos los padres ven a sus hijos con ojos de amor y aquí quizá podemos incluir algunos abuelitos que disfrutan mucho de sus nietos y para ellos son los niños más perfectos que existen.

Esto, en la actualidad, se ve muy reflejado en las conductas de los hijos. Por supuesto que no estoy pidiendo que no adores, idolatres y veas a tú hijo como lo mejor pero que esto no nuble tú pensamiento y tú objetividad porque, sin temor a equivocarme, todos los seres humanos tenemos imperfecciones que podemos mejorar. Si como padres no llevamos a nuestros hijos a la autorreflexión sobre que hay cosas que se pueden mejorar, saldrá al mundo y se dará cuenta que no era tan perfecto como sus “papis” le dijeron y, créeme, el golpe con la realidad no será lo más agradable.

Es necesario que como padres valoremos todas las aptitudes, habilidades y actitudes de nuestros hijos, independientemente de si están guapos, listos, hermosos, cariñosos y todos los demás adjetivos que podamos asignarles. Pero si además ayudamos a que conozcan sus defectos o debilidades para trabajar con ellas, estaremos ayudando mucho más que si les hacemos creer que “por su linda cara” todo se lo merecen.

El mundo no es sencillo y es indispensable que los niños de hoy, incluso algunos adolescentes y quizá por ahí uno que otro adulto, seamos capaces de tolerar frustraciones, resolver conflictos no esperados, esforzarnos por algo que deseamos, tomar decisiones que no nos gustan, cumplir con situaciones o compromisos que quizá no sean los más agradables. Sin embargo, así es la vida, hay que hacerlos y aprender de ellos lo más que se pueda.

En está cultura actual de evitar todo el dolor, sufrimiento o esfuerzo, según nosotros innecesario, lo único que estamos haciendo es formar niños que cuando tengan que ser adultos no sepan afrontar ninguna complicación o no sepan resolver ningún conflicto porque nunca tuvieron la necesidad de enfrentarse a nada que los hiciera tratar de resolverlo.

Recuerda que los seres humanos guardamos en nuestro cerebro diferentes maneras de reaccionar frente a un conflicto y si nuestro hijos aprenden que esa manera de reaccionar es haciendo que mis padres me lo resuelvan, nuestra labor como padres no estará completa. Yo se que esos seres a los que más adoras y son tú mundo no los quieres ver sufrir por nada y mientras puedas hacerlo lo tratarás de hacer, pero la paternidad requiere que seamos conscientes de que tenemos que prepararlos para vivir sin nosotros, para enfrentar un mundo que nos pone a prueba, para tomar decisiones que a veces no son las correctas y tenemos que volver a intentar una y otra vez si es necesario para conseguir nuestras metas y nuestros sueños.

Convencida estoy que todos los padres buscan la felicidad para sus hijos y parte de esa felicidad es hacer de esa personita una independiente, autónoma y capaz. Verlos a veces caerse nos rompe el corazón pero te aseguro que verlos cumplir sus metas y sentirse orgullosos por haberlas logrado hace que no quepas de la felicidad y que te llenes de una emoción indescriptible.

Seamos unos papás cuervos que se pavonearan de sus cuervitos cuando aprendan a volar sin nosotros.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com