,

Parches de nicotina ¿la verdadera solución a la adicción?

INformando con Ale DienerCuando se inventaron los parches de nicotina, a principios de la década de los 90, los representantes del sistema de salud pública estaban muy esperanzados. Continuamos hablando del consumo y las adicciones con relación a la guerra de las drogas. Les conté que hablaríamos sobre los parches de nicotina.

Los representantes del sistema de salud creían en la teoría de la adicción más habitual en aquellos días, que la causa de la adicción reside en unos “ganchos químicos” que la droga oculta; por eso, cuando alguien se droga durante un tiempo, su cuerpo empieza a sentir ansia y necesidad, la sustancia de algún modo físico. Es algo muy fácil de entender, cualquiera que haya intentado dejar la cafeína, por ejemplo, sabe que los enganches químicos sí que existen.

Yo misma tomo café diariamente porque lo necesito para continuar mi día.

Es sabido que el tabaco también genera una de las adicciones más fuertes que se conocen dentro de la clasificación farmacológica, está clasificado junto a la heroína y la cocaína, es además la sustancia que más muertes provoca, por cada 100 mil fumadores hay 650 que mueren a consecuencia del tabaquismo; mientras que la cocaína solo registra 4 muertes en la misma proporción, y en este caso sabemos muy bien cuál es el enganche químico del tabaco: la nicotina.

Pues bien, lo que hacen los parches de nicotina es satisfacer la necesidad física del fumador, la ansiedad que siente, mientras al mismo tiempo evitan algunas de las consecuencias verdaderamente dañinas del tabaco. Por lo tanto, si nuestra concepción de la adicción es correcta los parches de nicotina registraran un elevado porcentaje de éxito.

El cuerpo, como sabemos, está enganchado a algunos químicos, de manera que en el momento en el que lo consiga de los parches se habrá eliminado la necesidad de fumar. La farmacología de los parches de nicotina funciona a la perfección ya que se está proporcionando a los fumadores la droga a la que son adictos, el nivel de nicotina en la sangre no disminuye cuando se usan parches y de ahí que la ansiedad química desaparezca. Ahora sólo queda un problema, y es que, aunque lleve el parche puesto, la persona todavía tiene ganas de fumar.

Según datos de la secretaria de salud pública de Estados Unidos, solamente el 17.7% de quienes llevan parches de nicotina son capaces de dejar de fumar, y ¿por qué sucede algo así? Sólo hay una explicación posible que esté actuando algo que es mucho más importante que la química de la propia droga, si la eliminación de la ansiedad química supone solamente el fin del 17.7% solamente de las adicciones de los fumadores, entonces el otro 82.3% ha de tener otra explicación, vamos a platicar de esto en la siguiente entrega.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Drogas: la falta de felicidad conduce a evadir la realidad

INformando con Ale DienerEl Rat Park (el parque de ratas) es una investigación que se hizo hace unos años para demostrar que la adicción no era fisiológica, sino que era más bien mental, sobre todo a las drogas, que era con la idea de llenar vacíos existenciales que los seres humanos por lo general vivimos, y en la actualidad se ha incrementado.

Resulta que en una jaula pusieron una rata, le pusieron una botella con agua, y otra botella con agua y opio. Le dejaron a esa rata sola, probó las dos botellas y midieron que tomó tanta agua con opio, hasta que se muere de una sobredosis. Entonces, con esto querían decir que se volvió adicta al opio porque la probó. Sin embargo, hicieron la misma prueba con una rata más: le pusieron otras ratitas dentro de la jaula, le pusieron colores, pelotas, la botella de agua, la botella de agua con opio; la rata probó las dos, sin embargo, continuó bebiendo la botella de agua.

¿Cuál es la interpretación de este experimento? Es que el animal no tenía por qué evadir la realidad, porque era feliz, tenía lo que necesitaba: que era la diversión, acompañamiento con otras ratas, estaba en un lugar feliz. La otra rata sin embargo estaba sola con lo necesario para vivir y no quería seguir en esa situación, por eso evadió su realidad con opio, que es lo que actualmente, dicen, nos está sucediendo. Vivimos en un mundo tan individualista, tan ensimismado, que no pensamos en los demás. Y nos explica el libro de Johann Hari, “Tras el grito”, como lo que les platico, se dio también en los años 90 con los parches de nicotina, vamos a platicar sobre este fenómeno, a principios de la década de los noventa los representantes del sistema de salud pública estaban muy esperanzados con el parche de nicotina. Vamos a platicar de esto en la siguiente ocasión.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

La pregunta es cómo establecer vínculos sociales más sanos

INformando con Ale DienerEstamos ante la disyuntiva de la desconexión entre personas, y estamos ante el dilema de la adicción a las cosas que no son necesarias, es decir, no son vitales, como es el consumismo en la actualidad y el vacío existencial que vivimos, que por eso, dicen algunos expertos, la adicción a las drogas se ha incrementado.

Resulta que, como platicamos anteriormente, debemos dejar de pensar en la recuperación personal del individuo y pensar más en su recuperación social. Es una época individualista en la que solamente se piensa en uno mismo: “mientras yo esté bien, lo demás no me importa”.

Ahora, de lo que se trata es de cómo podemos sentar las bases de una nueva sociedad donde no nos sintamos solos y tan temerosos, y donde podamos empezar a establecer vínculos sociales más sanos; una sociedad en suma en la que se pueda buscar la felicidad en los demás y no en el consumo.

Esto es –lo que yo creo– la pregunta que nos debemos hacer todos. Si no hemos sido capaces de reducir la adicción, es porque nos hemos planteado las preguntas equivocadas.

La guerra en contra de las drogas lo único que ha hecho es que haya más matanza, y aun así, siga habiendo más adictos. El consumo de productos que no necesitamos y que en realidad tampoco queremos, es lo que hoy en día estamos viviendo. Podríamos trabajar menos y en consecuencia comprar menos productos, tener más vida. No podemos seguir viviendo aislados en nuestras jaulas individuales, todo esto no hace sino rellenar el hueco dejado por las relaciones humanas que no tenemos.

Hay un experimento que se llama el “Rat park” (el parque de ratas) del cual hablaré en la siguiente ocasión, para que nos demos cuenta, un poco, de lo que en realidad estamos viviendo. Estamos sumidos en nuestra propia trampa.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Quienes consumen drogas buscan llenar su vacío existencial

INformando con Ale Diener

La guerra contra las drogas, un tema muy actual, un tema controversial.

Continuando con el libro “Tras el grito”, de Johann Hari, podemos encontrar que en realidad el consumo de drogas viene a colación de un vacío existencial. De hecho, citando un poco más de este libro, nos explica que los seres humanos solamente se hacen adictos a las drogas cuando no pueden encontrar algo mejor por lo que vivir y cuando necesitan desesperadamente llenar el vacío que amenaza con destruirlos.

También, nos dice Johann Hari, que la necesidad de llenar el vacío de nuestro interior no es algo exclusivo de los adictos a las drogas, sino que en mayor o menor medida afecta a la inmensa mayoría de las personas de nuestra época.

Fíjense ustedes: Vivimos una época de inmediatez, queremos todo al momento, tenemos necesidades creadas, aunadas a las que ya tenemos de nacimiento, y eso nos genera frustración. Tenemos más riqueza que nunca en la actualidad, pero menos conexiones con los demás, estamos deshumanizados. El mundo moderno tiene ventajas increíbles, es cierto, avances tecnológicos, científicos, pero también está pasando algo muy lamentable: lleva en su seno una fuente de estrés que nunca antes, en otra época, había vivido el ser humano, la desorientación.

El ser humano no sabe quién es, por eso no sabe hacia dónde va. Y al mismo tiempo que vemos cómo nuestros vínculos con los demás se van debilitando, por otra parte nos dicen incesantemente, nos bombardean día tras día con la maquinaria de la publicidad, que invirtamos nuestras esperanzas y nuestros sueños en un objetivo bien distinto: en las compras y los objetos de consumo.

Nuestra economía se basa en el impuso continuo de necesidades y deseos falsos, con la finalidad de vender productos; por eso, no es extraño que la gente esté siempre buscando su satisfacción y realización personal en los productos que compra. Vivimos en una sociedad dominada por la adicción, nos hemos separado de nuestros semejantes, y ahora volcamos nuestra felicidad en cosas materiales, pero los objetos no pueden aportarnos más que una satisfacción insignificante.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

¿Por qué bandas del narco no se han apoderado de EU y de México sí?

INformando con Ale DienerSeguimos hablando de la guerra en contra de las drogas. La vez pasada hablamos sobre la cantidad de personas de color negro que están en la cárcel, a pesar de que las encuestas nos dicen que el 19% son traficantes, y el 64% están en la cárcel en Estados Unidos. En todas las épocas sin excepción alguna, entre un 40 y un 50% de los hombres de color con edades comprendidas entre los 15 y 35 años están en la cárcel, en libertad condicional o pendientes por detención por delitos relacionados con las drogas, lo cual no deja de ser impresionante. ¿Es un tema racial en Estados Unidos? Puede ser.

En países como México, ¿por qué las bandas de narcotraficantes han logrado apoderarse de México cuando en Estados Unidos no lo han hecho? a pesar de que hace unas décadas, todavía Estados unidos a pesar de que era, o representa el 5% de la población mundial consumía más del 60% de la droga mundial, el principal demandante y por eso había o hay producción. Ahora México tristemente también aparte de ser productor es consumidor.

Los expertos nos dicen en este libro “Tras el grito” de Johann Hari que encontrar la respuesta a esta interrogante de que ¿por qué en Estados Unidos las bandas no se han apoderado del país y en México sí se han apoderado de él?, nos dice que él se imaginaba las drogas como un río que es desviado de su curso para que inunde la ciudad, y si llega hasta un rascacielos podría erosionar los muros y romper algunas ventanas; pero si se desborda sobre una casa de madera, acabará con ella. En México, el autor hace esta analogía: la democracia y las leyes se asientan sobre cimientos de madera. México, según el autor Johann Hari, es un país que hasta el año 2000 ha sido gobernado durante 70 años por un partido cuasi dictatorial y por eso no se ha desarrollado todavía de la manera adecuada, una cultura común en la que las leyes sean vistas como algo que emana del pueblo y que todos deban acatar. Es decir, que el río baja demasiado deprisa y lleva mucha más agua a las áreas circundantes, se estima que del 60% al 70% de la economía en Ciudad Juárez procede del dinero blanqueado por el tráfico de drogas, mientras que en Estados Unidos supone una cifra mucho menor.

Entonces, no hay nada que pueda aguantar la fuerza de ese río, de esa analogía que nos dice Johann Hari, ¿es un país democrático en realidad? ¿De aquí del pueblo emana todas las leyes? ¿Es cierto? Sí se está desbordando el río y está acabando con la casa de madera. Los invito a leer el libro “Tras el grito” de Johann Hari, la guerra en contra de las drogas.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

¿Es racista la lucha antidrogas?

INformando con Ale DienerDurante muchos años se creía que el consumo de drogas, los narcotraficantes, estaban asociados con ciertos grupos raciales; pero resulta que no es así.

Continuaremos hablando sobre el libro “Tras el grito”, de Johann Hari, esta reflexión sobre la guerra en contra de las drogas. La venta de drogas en todo el mundo, así como su consumo, ya son prácticamente asociadas a todos los grupos raciales; y desde entonces se desmintió aquello que se decía: que solamente ciertos grupos las consumían y las traficaban, en Estados Unidos y en todo el mundo sin distinción alguna.

Hasta los mismos policías, y muchas veces los empresarios, los hijos de empresarios, los políticos, sus hijos, sus familiares, consumen o han consumido drogas. Es algo que es mundialmente usado, es mundialmente sabido, y es mundialmente contrabandeado, porque se prohíbe casi en todas partes.

Según la Encuesta Nacional de Familias acerca del abuso de drogas, que se lleva a cabo varios años, cada año, pero en 1993 nos mostraba que el 19% de los traficantes era de origen afroamericano, pero en cambio constituían el 64% de los arrestados por dicho delito. ¿Era un tema entonces racial?

Y a raíz de esta disparidad, salieron a la luz otros datos aún más impactantes. Por ejemplo, en Sudáfrica, tenía encarcelados en ese mismo año 1993, 853 hombres de raza negra por cada 100 mil habitantes y Estados Unidos llegaba a los 4 mil 919 presos de raza negra, frente a 943 blancos por cada 100 mil habitantes.

Así pues, a causa de la guerra antidroga y de la forma en que se libra, un hombre de raza negra tenía muchas más probabilidades de ser encarcelado en “el país de la libertad”, que en la nación más conocida del mundo por su supremacía blanca.

Entonces también esta guerra contra la drogas va en contra de la dignidad de la persona, ¿por qué? Pues solamente por su facha, podríamos decir, se considera delito y mejor lo encarcelamos, para demostrar que se está haciendo algo en contra de la droga, y del consumo, y de su narcotráfico.

Se los dejo a reflexión.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Pornografía, la droga del milenio – Alejandra Diener

Alrededor del mundo el consumo de pornografía va en aumento desgastando el tejido social con efectos en la personalidad de quién de forma continua la consumen. Alejandra Diener nos habla de este tema y sus efectos en la población.

 

,

¿Funciona la lucha contra las drogas en México?

INformando con Ale DienerCuando hay un vacío de poder, ya sea en política o en cualquier gremio, en este caso en las bandas de narcotraficantes, entonces es cuando las bandas luchan entre sí para ver quién consigue el poder; y esto es una realidad: cuando hay ese vacío, alguien busca llenarlo.

Sigo hablando del libro de Johann Hari, “Tras el grito”, un libro que nos habla de la historia, de la lucha en contra de las drogas desde los años 20, desde los años en que hubo la prohibición en el alcohol. Hace un análisis de cuando se volvió a permitir el alcohol. Cuando se legalizó el alcohol, se gravó, se incrementaron sus impuestos y se permitió su consumo. Las mafias empezaron a dejar de tener ocupación, los policías comenzaron a dejar de tener trabajo, dejar de perseguir, porque no había delito que perseguir.

Entonces, se dice por ahí que un hombre llamado Harry Anslinger, entonces dijo que había que perseguir a los narcotraficantes, y ahora los consumidores de drogas que antes eran considerados adictos y que tenían que rehabilitarse, hoy en día son los que cometen el delito.

Entonces, hablando un poco de ello, vemos que hay estudios y que hay investigación que hace este periodista Johann Hari, que yo les invito a leer, para ver si en realidad la prohibición es lo que nos conviene, porque resulta que cada vez que arrestan a un capo, salen más capos y se incrementan los asesinatos. Entonces, ¿en realidad está funcionando esta guerra contra el narcotráfico a nivel mundial?

Nos dicen que en un estudio realizado por el profesor Jeffrey Miron, de la Universidad de Harvard, se ha comprobado que en las tasas de asesinatos, este análisis estadístico nos muestra de manera sistemática que el incremento en las operaciones policiales contra los traficantes va ligado a un incremento paralelo en la tasa de homicidios, y eso sucede aunque tomemos en cuenta algunos factores adicionales. Por más que se intente reducir el número de asesinatos mediante un trabajo de policías, de agentes especializados, de grupos creados especiales para perseguir a todos éstos, en realidad se contribuye a su incremento, según estos estudios.

Por lo que es importante que nos detengamos a pensar: ¿Queremos detener esta guerra tan atroz que vive día con día la ciudadanía de todos los países, porque ya no solamente es de México? ¿En realidad seguir prohibiéndola y persiguiéndolos ha dado resultados? Luchar en contra de la guerra de las drogas era combatir a las bandas de traficantes que habían asesinado a quienes tengan que ver con los agentes, con los policías de todas las épocas.

Y la “ley seca” se decía en ese entonces que la violencia estaba asociada a las sustancias ilícitas, solamente cuando se paró todo esto, fue legalizando y regulando el tráfico de las mismas. Ahora, ¿puede resultar también en el caso de las drogas fuertes como el opio, el crack, la cocaína, la mariguana?

Estamos hablando de políticas públicas, no de consumo en sí.

Se los dejo a reflexión y los invito a leer el libro. Vamos a seguir platicando sobre la guerra en contra de las drogas.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

¿Por qué no disminuye el narcomenudeo?

INformando con Ale DienerActualmente se habla mucho sobre la legalización de las drogas; el mundo está harto, harto, en contra de las drogas y que no da resultados.

Hoy en día estoy leyéndolo el libro “Tras el grito”, de Johann Hari y es un libro que deja mucho a reflexión.

Resulta que en Estados Unidos y en el mundo entero desde hace ya varias décadas sucedía algo bastante extraño: si se arrestaba a un elevado número de violadores, los violadores disminuían, es decir, las violaciones disminuían. Por otro lado, si se arrestaba un elevado número de racistas violentos, disminuían igualmente los ataques racistas. Pero, en cambio, si se arrestaba a un elevado número de “camellos” –que así le llaman a aquellos que trafican con droga, los narcomenudistas–, el tráfico de droga no disminuía. Y eso es lo que está pasando en la actualidad.

El libro, de alguna forma, a modo de documental y novela basada en hechos reales, y totalmente referenciado, nos dice que, sencillamente, todo “camello” sabía que cuando lo arrestaban, había centenares esperando ocupar su lugar.

Si todo aquel dispositivo policial no había sido capaz de mantener limpia una esquina en la que hubo un operativo, por ejemplo en aquel entonces, hoy en día qué sentido tenía la guerra contra las drogas, cuando en un 80% de los casos en que los delincuentes eran arrestados en ciertas zonas, surgían nuevamente alrededor del 80 o hasta más narcomenudistas.

¿Por qué el arresto de traficantes de drogas provoca ese incremento de asesinatos? Porque eso es lo que sucede cuando se arresta a un capo: empieza a haber asesinatos y se incrementan éstos.

Poco a poco la respuesta va teniendo, tal vez, luces. Lo que sucede es que si se elimina a la cima de la pirámide, a los capos, no queda nadie al mando, y entonces las bandas luchan entre ellas para ver quién consigue el poder, y están al acecho.

Seguiremos platicando qué está pasando con esta supuesta guerra en contra de las drogas.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Familias de tipo diferente tienen diferente nivel de bienestar

INformando con Ale DienerLas familias de tipo diferente pueden ocasionar distintos resultados en el bienestar de niños y de los adultos. Hoy hablaremos de la deserción escolar en la población de edades de 6 a 17 años, según el tipo de familia.

La semana pasada hablamos de parejas casadas con hijos en común, parejas casadas con un padre que no es el padre biológico de los hijos sino que es padrastro o madrastra, también hablamos de parejas casadas pero con hijos adoptivos.

Ahora me gustaría mencionar, basada en Fernando Pliego Carrasco y sus estudios publicados en la UNAM desde el año 2012, que las parejas de hombre y hombre con hijos tienen un índice de deserción escolar de 3.7%, el más alto de toda la población que se estudió, según el INEGI en 2010.

Y por su parte, el segundo lugar con mayor deserción escolar es en familias donde las parejas son de mujer y mujer con un 2.9%. El más alto, entonces, es de 3.7 en parejas que tienen atracción hacia el mismo sexo, varones. Y el segundo lugar, 2.9%, de deserción escolar de parejas que tiene atracción hacia personas del mismo sexo, mujeres. Y de ahí sigue en familias de jefe solo con un hijo propio, 2.8%; familia de jefes solo varón con hijo propio, 2.2%; familia de jefa sola con hijo no propio, 1.4%; familias de jefa sola con hijo propio, 1.4%; parejas de unión libre, hijos sin papá y sin mamá, es ahí donde la deserción escolar sube 2.6%; parejas en unión libre con hijo con un padre, o mamá y papá, y otra persona, 2.1% de deserción escolar.

Me atrevería a decir que el foco de atención recae en parejas del mismo sexo, ya sean varón o mujer, en parejas en unión libre con hijos que no son de ambos o que no son hijos de ninguno de los dos. Aquí, como orientadora familiar, me atrevo a decir que tiene que ver la situación emocional que implica la posibilidad de no asistir a la escuela, de la deserción escolar, lo que obviamente no dará bienestar a la sociedad en un futuro.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org