,

El humilde gusano que puede acabar con la contaminación del plástico

dragabrielafrias¡Nunca he sido particularmente optimista pero sí entusiasta! Y cuando se pone de moda el tema del fin del mundo, de la contaminación ambiental, y de la otras pandemias que, claro que debemos de estar alertas y ser mas conscientes de nuestro medio ambiente (firmado en París o en el Bronx), siempre pienso que algo va a suceder y me acuerdo de las jirafas. Cuando se acabaron las plantas ‘chaparritas’ y los alimentos al ras del suelo disminuyeron, los animales empezaron a desarrollar cuellos largos, patas largas y lenguas largas y fuertes, así tuvieron capacidad de alcanzar lo que estaba a mayor altura y si bien no en una o dos generaciones, sí lo lograron.

El problema del plástico es mundial. Hace poco conocíamos que las corrientes oceánicas arrastran toneladas de microplásticos desde las costas del Atlántico Norte hasta las aguas del Ártico.

La resistencia de este material, su difícil eliminación y nuestra gran dependencia hacen que, en la actualidad, podamos encontrar restos por todas partes. Hasta en las narinas de los peces.

El polietileno en concreto es uno de los materiales plásticos que se emplean para la fabricación de envases alimenticios o bolsas de la compra. Aproximadamente cada persona utiliza al año unas 230 bolsas de plástico, generando más de 100.000 toneladas anuales de este tipo de residuos. Y como consecuencia, cada año se producen en todo el mundo unas 80 millones de toneladas de este resistente material. Por ejemplo, en Suiza la gente va al supermercado con sus recipientes, de cualquier material y ahí vierte el jamón, sin empacar, el pescado sin empacar, la carne, el queso o lo que sea que compren y a cambio obtienen un descuento de 5 a 10 % sobre el total de su compra. Claro que ustedes dirán: pues si en Suiza y ¿por qué no? ¡CLARO EN MÉXICO! ¿Verdaderamente necesitamos 230 bolsas de plástico al año? ¿Y si utilizáramos 20 al año?

A pesar de las ventajas que ofrece, el polietileno tiene un principal inconveniente: su lenta degradación. Una bolsa de plástico tarda unos 100 años en desaparecer ya que están fabricadas con polietileno de baja densidad. En el caso de las más densas y resistentes, pueden tardar hasta 400 años.

Recientemente, Federica Bertocchini, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) junto a científicos de la Universidad de Cambridge Inglaterra, ha encontrado una posible solución natural a la degradación.

Bertocchini ha descubierto que los gusanos de cera (Galleria mellonella), que se alimentan habitualmente de miel y cera de los panales de abejas, son también capaces de degradar este plástico. ¡YUPIII!

Los gusanos de cera son el gran enemigo de las colmenas; destruyen sus panales y se comen la miel pero su voracidad podría ser útil ya que estos insectos son capaces de degradar plásticos tan resistentes como el polietileno, utilizado principalmente para fabricar bolsas de la compra y envases…

La investigadora relata la serendipia: “Yo soy apicultora aficionada y un día limpiando las colmenas, descubrí los gusanos. Los puse en una bolsa de plástico y 20 minutos después estaba llena de agujeros. En ese mismo instante supe que esos insectos eran algo muy especial”, asegura.

Con ayuda de Paolo Bombelli y Chris Howe, la investigadora hizo gran cantidad de comprobaciones porque “era esencial comprobar que los gusanos no se habían limitado a comerse la bolsa sino que la habían degradado con un proceso químico y a gran velocidad. Era algo realmente impresionante”.

De hecho, en los experimentos 100 gusanos de la cera son capaces de biodegradar 92 miligramos de polietileno en 12 horas, es realmente muy rápido.
El hallazgo, que ya ha sido patentado por los investigadores, es importante porque permitirá estudiar el mecanismo molecular que usa el gusano de cera (Galleria mellonella) para destruir el plástico.

Los investigadores aún no saben cómo se produce la biodegradación que podría deberse a una bacteria que vive en simbiosis en el intestino del gusano o una enzima, una molécula generada por el insecto. De ser así, el objetivo sería aislar la molécula e intentar reproducirla en el laboratorio para fabricarla a escala industrial, apunta la investigadora.

Si los investigadores fuesen capaces de aislar y producir esta molécula, podría emplearse para biodegradar en los vertederos millones de toneladas de plástico y evitar que se acumulen en el medio ambiente. Podríamos empezar a eliminar de forma eficaz este material tan resistente. Para la investigadora, no obstante, lo más bonito es que este hallazgo lo hemos encontrado en la naturaleza. Para nosotros es impactante que la propia naturaleza nos pueda dar la solución al grave problema medioambiental de los plásticos”.

En otras latitudes se ha descubierto el gusano de la harina que también gracias a ciertas enzimas contenidas en el intestino degradan el poliestireno.

Cada año centenares de toneladas de plástico son desechadas en todo mundo, poniendo en riesgo numerosos ecosistemas de nuestro planeta. Pero ahora confiamos en la ciencia y sabemos que solo no hay que tirar los envase, bolsas y popotes en cualquier parte y menos cerca del mar POR FAVOR.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

¿De qué “hablan” las plantas?

dragabrielafriasLas plantas “hablan” con sus vecinas. A menudo somos tachadas de ‘locas’ las personas que platicamos con nuestras plantas, sea en el jardín o con las macetas, les pedimos perdón si alguien las vapulea o les preguntamos si están cómodas en esa nueva área de la casa. Los hijos se ríen de nosotras y piensan que ya hablamos solas. Recientemente estas conductas encuentran una respuesta científica según un estudio publicado en la revista especializada BMC Ecology; las plantas “se comunican” con sus vecinas y están al tanto de “quién” está a su alrededor.

Se ha hablado mucho sobre la influencia que ciertos factores pueden tener sobre el bienestar de las plantas. Hay quien asegura que responden positivamente si se les habla, canta o deleita con música. Nada de eso está probado. Pero lo que hoy si queda demostrada es la existencia de una “comunicación” entre ellas, a través de la emisión de sustancias químicas con las que se “alertan”, o estímulos a través de la luz.

Ahora, Monica Gagliano, de la Universidad de Western Australia, fue un paso más allá al concluir que “las plantas son mucho más conscientes de lo que hay en su ambiente y de cuales son las otras plantas que están a su alrededor.

Además, según las conclusiones del estudio, las plantas pueden discriminar a sus malos vecinos, lo que los humanos sabemos, pero no hemos aprendido como eliminarlos.

“No sólo saben qué otras especies de plantas hay a su alrededor, sino que además saben si esas especies son buenas o malas para su crecimiento y desarrollo”. “Estos experimentos recientes demuestran que las plantas pueden hacer algo que todavía no hemos podido descifrar. Tenemos que explorarlo más porque aún no lo entendemos”, confirmó la investigadora.

No está comprobado si las plantas responden a estímulos sonoros como hablarles o cantarles, para llegar a esa conclusión los investigadores Monica Gagliano y Michael Renton experimentaron con plantas de albahaca, chile e hinojo.

“En nuestro estudio cubrimos las plantas para que no pudieran usar esas vías de comunicación que ya conocemos”, en referencia a la expulsión de sustancias químicas.

Pero lo que si han podido comprobar es que la albahaca le da un empuje de crecimiento a las semillas de chile, mientras que el hinojo lo inhibe.

Según los investigadores, las semillas de chile “percibieron” la presencia de un buen o mal vecino. Para explicar ese fenómeno, lo que sugiere que tal vez las plantas se puedan comunicar mediante una vibración acústica a través de la tierra.

Sugerimos esto porque el sonido puede viajar muy bien a través de distintos medios sólidos en un medio denso como la tierra, mediante el cual el sonido viajaría muy bien, tal y como los acompañantes de Moctezuma que pegaban su oreja a la vía del tren para saber si ya venía el pescado desde Veracruz. Esa sería una manera muy práctica de hacer llegar o de recibir información.

¿Qué le dice la albahaca al chile? Parece el inicio de una broma, pero los resultados de estos experimentos indican que sí le dice algo, el qué, todavía no se sabe, pero las investigaciones aclaran que la información que comparten las plantas afecta la manera en que crecen.

En el folklore popular hay muchas plantas consideradas buenas o malas vecinas. De hecho la asociación de cultivos es una práctica tradicional habitual tanto en jardinería como en agricultura; la idea es que las plantas obtengan beneficios mutuos como en nutrición, protección frente al viento o el sol, control de plagas o polinización, es decir, una planta que de alguna manera favorece su crecimiento, lo apoya o incluso las protege de alguna peste que normalmente las atacaría”.

Estas prácticas han sido aprendidas por ensayo y error a lo largo de milenios, sin tener una base científica , pero los resultados de este estudio podrían explicar por qué existe esa relación y lo que sí sabemos ahora es que definitivamente las plantas están al tanto de quién está creciendo a su lado y de si es una planta favorable o no. Igual deberíamos de hacer con los vecinos, los compañeros de oficina o de escuela.

¡Ahora son ellas las que nos hablan a nosotros, es el turno de las plantas!
CUIDÉMOSLAS


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Miradas que matan

dragabrielafrias¿Por qué algunos artistas, pintores, fotógrafos, cineastas ven y traducen colores, cuerpos, atardeceres, zapatos rotos, de manera diferente?

Uno de mil ejemplos podría ser Joaquín Sorolla, quien fue un pintor español, artista prolífico, dejó más de 2200 obras catalogadas. Su obra madura ha sido etiquetada como impresionista, postimpresionista y luminista y en esta época de luz su ojo tradujo también el ruido del viento, la fuerza del sol y la brisa del mar.

Las visitas al museo o a ciertas ciudades de belleza grandiosa sorprenden a algunos y a otros, caminan como si fuera cualquier paseo sin dejar ninguna emoción. Algunos ven colores sobre una tela, construcciones viejas, inclusive sucias y otros podemos llorar en el Partenón de Atenas, en el Museo del Louvre o en las fuentes de Roma.

Tal parece que tenemos ‘chips’ de apreciación diferentes y que las miradas ven de manera diferente. Científicos actuales se han dado a la tarea de explicar este “misterio”.

En la revista científica “New Scientist” se acaba de publicar el resultado de un trabajo sobre cómo ve la gente creativa, cómo ve y cómo interpreta. El estudio se llevó a cabo con 123 voluntarios y se les pidió analizaran 5 aspectos: extroversión, agrado, meticulosidad, neurosis y apertura a nuevas experiencias así como una prueba ocular de “rivalidad binocular” en donde cada ojo se fija en una imagen diferente: una mancha roja de un ojo y con el otro una mancha verde.

Los resultados fueron bastante sorprendentes. Una gran parte del grupo vio en efecto una mancha roja y una verde por separado pero otro grupo vio algo muy diferente; hizo una amalgama de ambos colores y vio algo mezclado: una imagen bicolor.

Cuando los autores del estudio encontraban gente con mayor capacidad para la “apertura a nuevas experiencias” sin duda un rasgo mas compatible con la creatividad, encontraron que ellos eran del grupo que habían mezclado ambos colores lo que los científicos denominaron: mixed percept o “percepción mezclada” en oposición a los que veían cada color separado.

Ellos concluyeron que la gente que tenia más capacidad para disfrutar o arriesgarse a nuevas experiencias, también tenía mayor capacidad para la introspección y la imaginación, lo cual sin duda hace ver las cosas “diferentes”. Sus cerebros son aptos para la flexibilidad sin tener que seguir reglas convencionales por lo que la científica de la Universidad de Melbourne concluyo que ésta es la primera evidencia empírica de que si hay experiencias visuales diferentes.
Pensándolo bien, suena bastante lógico; entre mas extrovertido es uno y mas “curioso”, sin duda uno va descubriendo nuevos aspectos de cada objeto o situación alrededor de uno mismo y, claro, la mirada se fija en particularidades de cada objeto que no todos perciben.

¿Que tal si alentamos a nuestros hijos, empleados, colaboradores y socios a ser “metiches”?


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

¡Pero cuánto cuesta morir!

dragabrielafriasDomingo por la tarde en un mes de vacaciones, llegar a un hospital privado o público es pisar el dintel del precipicio.

Los signos y síntomas que tanto nos enseñaron durante nuestro ingreso a la facultad de medicina, la fiebre, las enfermedades concomitantes y el sexo y edad del paciente, aunado al desasosiego de los familiares, tampoco son tomados en cuenta. Lo inhóspito de la arquitectura de los hospitales, en donde el tamaño del estacionamiento y la propuesta incongruente de franquicias alimentarias, sembradas en cualquier rincón de esa pequeña gran ciudad de dolor y sufrimiento, no son importantes.

Hay muchas pruebas de sangre, de orina, de moco nasal, resonancia magnética, P.E.T. (tomografía con emisión de positrones), computadoras donde queda casi todo consignado. Estudiantes deambulando con zapatos de hacer ‘deporte’… ¿el deporte de la medicina? Con sus teléfonos inteligentes buscan respuestas a lo que ningún maestro les puede atender, por que están muy ocupados….. registrando ingresos a su nombre para que el director médico no les llame la atención por no haber ingresado: 30, 50 o 100 pacientes en este mes y ¿acaso ninguno a cirugía? ¡Uf!

¡Al fin! y solo 3 horas después llega el ‘médico’ tratante. Alterado, e impaciente revisa los papeles del expediente y en un idioma incomprensible para el propio paciente y sus familiares sostiene que debido a la fibrilación auricular y la neumonía pan lobular ¿????????? El paciente debe ser ingresado a terapia intensiva a que lo intuben; de no ser así y desde su púlpito arroja su consigna ‘divina’, de no ser así el paciente fallecerá en unas horas y como no tengo buena comunicación con él, lo voy a transferir a otro médico. No importa que ustedes no sepan quien es ni a que se dedica el otro, YO que soy la representación divina, lo voy a llamar y él que vea que se puede hacer. Les hago hincapié que si se lo llevan el señor morirá. Asunto que obviamente y con su lenguaje no verbal, dice: ‘asunto que a mi no me importa’.

Hasta aquí nada es importante quizá ni siquiera la historia clínica del paciente, quien desde hace 69 años cursa con secuelas de poliomielitis, secundario a lo que tiene hipotrofia muscular en ambos miembros pélvicos y que ha venido presentando hipotonía que le impide la deambulación, hace 20 años es diabético, mal controlado e insulino dependiente, dos infartos agudos al miocardio, con colocación de stents, polipos intestinales ¡Ah! y un glioma grado II tratado con cirugía y radioterapia hace 10 años, curiosamente en esa misma institución privada.

La verdad para esa persona que trabaja como médico, para esa ‘prestigiosa’ institución de salud, tomando en cuenta la definición de salud, como el equilibrio biológico, PSICOLOGICO y social, nada importa.

Ah perdón, si, sí hay algo que importa: el color y la vigencia de las tarjetas de crédito.

Eso que acabo de relatar, solo costo $160,000.00 (sí, ciento sesenta mil pesos) por haber permanecido 12 horas en el servicio de urgencias, siendo vapuleado, agredido, maltratado: física psicológica y socialmente.

Hace pocos días me llama la hija de una paciente de 80 años con cáncer de mama y que asiste regularmente a una institución pública dedicada a atender a los pacientes trabajadores del estado, a quien su distante oncóloga médica tratante, después de medio revisarla y advertirle que NO hay el medicamento en la institución, le da como única alternativa internarse para ser tratada de una herida cutánea, secundaria a un mal tratado y maltratado herpes zoster, advirtiéndoles, una vez mas que de no ser así pone en riesgo su vida. La familia me consulta vía telefónica, no por ser mi amiga ni mi familia, si no por la enorme incertidumbre que la médica tratante siembra en la paciente, incrementando su angustia y dolor; justamente los motivos principales de evitar, impedir y abolir de un médico. Obviamente la paciente NO se hospitalizo, sanó en 5 días, desde su casa con los cuidados puntuales y amorosos otorgados por su familia y dirigidos a distancia por un médico.

Sea en la institución pública o privada el costo de la salud es cada día mas alto e inalcanzable para los que necesitan un servicio médico humano, no dije caritativo, no dije milagroso; simplemente racional, congruente, con amabilidad, decencia, eficiencia, conocimientos y viendo a los ojos a los enfermos, tal y como nos gustaría que trataran a nuestros hermanos, hijos, papas o por que no, a nosotros mismos.

¿ Verdad que sí cuesta mucho morirse?


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Cuánta Vitamina D necesitamos los humanos

dragabrielafriasCuando uno vive en una ciudad la exposición a la luz solar se vuelve un poco compleja.

Los dermatólogos nos prohíben la exposición y los científicos, reumatólogos, ortopedistas, endocrinólogos y geriatras nos conminan a tener un aporte cotidiano de vitamina D. ¿Qué hacer?

Trataremos de entender por qué y para qué es importante la vitamina D.

Todos o casi todos sabemos que los huesos requieren aportes de esta vitamina para poder sintetizar el fósforo y el calcio, fundamentales en el crecimiento y calidad de los huesos y los dientes. La disminución de vitamina D afecta la calidad de los huesos, interfiere en la consolidación y el crecimiento del hueso y mejora la calidad de los mismos. Algo que quizá olvidamos es la importancia de la vitamina D en el aparato inmunológico, es decir en la mejora de las “defensas” del cuerpo así como en la función de la glándula para-tiroides que envía la activación del calcio a nivel del riñón. En caso de ausencia o disfunción de este ciclo hormonal se puede llegar a la tetania, complicación muy seria que pone en riesgo la vida.

Se puede obtener vitamina D de tres formas: a través de la piel, con la ingestión de ciertos alimentos y por medio de suplementos.

Los expertos recomiendan un consumo diario de 600 Unidades Internacionales (UI) de vitamina D, la cual se produce naturalmente en el cuerpo después de la exposición a la luz del sol por no mas de 10 a 15 minutos, con protector solar y 3 veces por semana.

Hombres y mujeres mayores de 70 años de edad deben aumentar su consumo diario de vitamina D a 800 UI, que también pueden obtenerse de suplementos o de alimentos ricos en vitamina D, como son las yemas de huevo, el pescado de agua salada, el hígado, la leche enriquecida, quesos, avena, yogur, el cual puede ser en helado, germinado de soya, brocoli, nabo. El Instituto de Medicina recomienda que los adultos no tomen una cantidad superior a las 4,000 UI al día.

Como ya mencionamos la función renal es indispensable en la absorción del calcio. Si nuestra función renal esta deteriorada, sea por enfermedades crónicas: diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, lupus u otras, el metabolismo del calcio se vera afectado. Debemos de tomar en cuenta que algunos otros alimentos pueden alterar esto como es la sal, o los productos des lactosados, ahora de ‘moda’ no siempre bajo indicación médica.

Evitar la osteopenia en la infancia o la osteoporosis, no exclusiva de las mujeres durante la menopausia, depende de varios factores. Y aquí deseo hacer énfasis en que no sólo la menopausia conlleva a la osteoporosis si no también la andropausia. Sin duda la genética es fundamental, la exposición leve a la luz solar, la alimentación y el ejercicio, músculos fuertes protegen y sostienen a nuestros huesos.

Las fracturas patológicas, posteriores a un mínimo traumatismo, en la propia casa del paciente al subirse o bajarse del camión del auto, al golpear sobre una mesa, son cada día mas frecuentes, sin duda relacionadas a nuestro incremento en la longevidad; pero que implican un inmenso deterioro en la calidad de vida personal y en la de la vida familiar.

Informémonos y seamos congruentes y responsables con nuestra vida.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Qué es y para qué sirve la microbiota intestinal

dragabrielafriasEl intestino humano tiene una población numerosa de micro organismos, principalmente bacterias. Los cien billones de bacterias que componen esta comunidad viva forman juntas, lo que hoy en día es considerado por los expertos como un “nuevo órgano” cuyas funciones específicas son claves en el mantenimiento de nuestra buena salud.

A este grupo se le denomina microflora o microbiota. Hay especies nativas y especies en tránsito. Las bacterias nativas se adquieren al nacer y las otras de los alimentos y bebidas. La población microbiana se estima en 100 billones de bacterias de unas 500 a 1000 especies distintas.

La relación del ser humano con esta flora es de simbiosis es decir el ser humano proporciona habitat y nutrición; y la microbiota contribuye a la fisiologia mediante varios mecanismos como son:

  1. Nutrición y metabolismo que incluye recuperación de energía.
  2. Funciones de protección previniendo la invasión de los propios agentes infecciosos
  3. Re-epitelizacion del epitelio intestinal. Protección inmunológica a través del desarrollo y modulación del sistema immune y mediante señales que emiten las celulas epiteliales y los receptores de membranas que ellas tienen.
  4. ¡70% de nuestras células inmunes y más de 100 millones de neuronas conectadas con el cerebro viven en nuestro intestino!

La microbiota intestinal se considera un nuevo factor implicado en la regulación del peso corporal y de las enfermedades asociadas a la obesidad, dada su influencia en las funciones metabólicas e inmunológicas del huésped.

Como ya se mencionó, la microbiota intestinal y algunos probióticos también regulan las funciones inmunológicas del individuo protegiéndolo frente a infecciones y procesos de inflamación crónica. En cambio, los desequilibrios en el ecosistema intestinal (disbiosis) y la endotoxemia pueden ser factores inflamatorios responsables del desarrollo de resistencia a la insulina y del aumento del peso corporal.

En función de las relaciones establecidas entre la microbiota intestinal, el metabolismo y la inmunidad, el uso de estrategias dietéticas destinadas a modular la composición de la microbiota, basadas en probióticos y prebióticos, podría contribuir al control de los trastornos metabólicos de forma más eficaz.

Los alimentos probióticos son alimentos con microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos.

La obesidad se produce, entre muchos otros factores como consecuencia de un desequilibrio positivo y prolongado entre la ingesta y el gasto energético que conlleva un aumento excesivo de la grasa corporal. Las hormonas y los péptidos sintetizados en las células entero-endocrinas de la mucosa del tracto gastrointestinal y los órganos y tejidos periféricos, así como en el sistema nervioso central y entérico, son fundamentales en la regulación del apetito y el peso corporal.

Algunos estudios también han demostrado que las alteraciones en la composición de la microbiota intestinal asociadas a la obesidad (genética o inducida por la dieta) en animales pueden revertirse mediante la transferencia por vía oral de la microbiota de ratones flacos o bien mediante la administracion de prebioticos por lo menos a corto plazo.

Las bacterias intestinales comensales disponen de un conjunto de enzimas y transportadores especializados en la digestión de polisacáridos complejos, que de otro modo serían inaccesibles para los seres humanos.

Algunos de los alimentos que contienen probióticos:

  • Yogur
  • Kefir
  • Choucrout
  • Pepinos encurtidos o pickles
  • Sopa de miso
  • Te de kombucha (china)

CONCLUSIONES

La microbiota, hasta el momento actual, se ha identificado como un grupo INDIVIDUAL de bacterias, que puede servir inclusive para identificarnos, algo así como las huellas digitales.

Dicha flora se ve alterada desde el nacimiento y dependiendo de la ingesta de alimentos, podemos incrementarla y producir un verdadero desequilibrio tanto en su cantidad como en sus funciones.

Lo que ‘comemos’ la mayoría de los citadinos está, sin duda, con una profunda ausencia de higiene y promueve un desequilibrio tanto en las hormonas que regulan la obesidad, aunado al estado inmunológico, de lo cual es fácilmente comprensible el desarrollo de Diabetes Mellitus.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Efectos de la obesidad sobre la piel

dragabrielafriasEl 70% de la población mexicana mayor a 20 años de edad tiene sobrepeso u obesidad y el 35% de niños de 2 a 19 años de edad; es decir, que siete de cada 10 mexicanos mayores de 20 años tienen sobrepeso u obesidad.

La obesidad es una de las pandemias de los últimos siglos y casi en cualquier país; la cual afecta no solo a órganos vitales como el corazón al tener que bombear tanta sangre, pero también a los pulmones, los cuales sufren de hipoxemia o falta de aporte de oxigeno a todo el cuerpo, muchas funciones de glándulas y las hormonas (INSULINA, ADIPONECTINA, MELANOCORTINA) se ven incapacitadas para cumplir con los requerimientos. De ahí que se asocie tan frecuentemente con la deficiencia del páncreas para secretar insulina eficiente y suficiente. Promoviendo la Diabetes Mellitus que conjuntamente con los factores hereditarios y otros se transformen en un padecimiento a evitar.

La piel no esta exenta de ese sufrimiento y de ahí que surgen un sin fin de complicaciones cutáneas.

Al tener tanta superficie cutánea perdemos agua a través de la piel, por lo que entonces la piel puede estar seca “xerótica” y esto producirá comezón o prurito, el rascado puede ser nocivo y dejar zonas que fácilmente se pueden infectar.

Algo que es especialmente frecuente es lo que sucede entre los pliegues redundantes de la piel, es decir en el abdomen, debajo de las mamas, las axilas o las ingles, por mencionar solo algunos. Esos sitios plegados, húmedos y calientes serán el terreno predilecto de “infecciones oportunistas”. La candidosis es una de ellas, esta producida por una levadura que “aprovecha la oportunidad” de un caldo de cultivo húmedo y caliente para proliferar y transformarse en un verdadero padecimiento. Esos sitios son susceptibles también a ‘rosaduras’, si caminamos mucho y los muslos pegan y se irritan, duelen y pueden hasta sangrar. El estar sentados por tiempo prolongado, por ejemplo en el auto, eso puede irritar también.

Algo que preocupa frecuentemente es la ‘ruptura de la piel’ expresándose en forma de estrías, que aunque no es la única causa, si es una de las mas frecuentes.

Como mencionábamos hay también cambios de coloración que con el frotamiento o roce se incrementa y los pacientes toman medidas extremas y desfavorables, como el tallarse. Entre mas se oscurece la piel mas se tallan e inicia el circulo vicioso: tallado, oscurecimiento…..

En el cuello, sobre todo, axilas, ingles y nudillos de las articulaciones de las manos, se puede ver no solo la mancha pigmentada si no también una piel engrosada de textura aterciopelada y estéticamente no muy aceptable. Este fenómeno denominado “acantosis nigricans” nos habla también de una resistencia a la insulina y delata el riesgo de desarrollar diabetes mellitus.

Una zona especialmente a cuidar son los pies, en todos nosotros flacos o gordos, pero especialmente en el paciente obeso. Cargar diariamente con una tabla que pesa 100 kilos, no es fácil. Se me vencerán las rodillas, apoyaré la planta de forma inadecuada y ahí se desarrollaran callosidades dolorosas e ineficientes para la función además de los pliegues interdigitales que estarán húmedos y redundantes donde los verdaderos hongos o bacterias serán felices. ¿quién nos va a cortar las uñas de los pies? Necesitaremos ayuda ya que la movilidad para alcanzar los pies estará bastante restringida.

La piel también habla … y delata padecimientos orgánicos internos que a menudo acompañan a la obesidad y que va a costarnos muy muy caro, tanto en dinero como en calidad de vida.

¡Seamos razonables!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

¡Fin de año!

dragabrielafrias

Hablar en primera persona no siempre es lo mejor, pero ¿cómo se puede compartir lo que he pasado en este año sin hablar de YO? De lo que quizá todos podemos aprovechar algo.

Al finalizar un año siempre hay tendencia a reflexionar. ¡Me ponen triste estas fechas! O no. Están bien estudiadas y se sabe que mínimo 10 % de la población mundial entra en una profunda melancolía: por que ya no están los padres, por que estamos solos, por que el cielo es gris, porque, porque, porque… Sin embargo, al otro 75 a 90% nos gusta esta época y sus memorias. Los propósitos por cumplir o los que debimos haber cumplido durante el año que culmina.

Y frecuentemente tenemos propósitos similares: tener un hijo, sembrar un árbol, escribir un libro… Suena bastante “old fashion”; hoy en día creo que el mayor número de la población quiere tener más, más, más. Más dinero, más clientes, más coches y así sucesivamente. Los clientes son para ganar más dinero, con lo cual podre comprarme más coches, más zapatos y todo más.

Tuve durante este año el maravilloso regalo de tener dos amigas nuevas, entre las tres sumamos mas de 200 años, pero son mis amigas ‘nuevas’. Una, es pianista de origen judío polaco y la otra es vienesa, mis grandes pasiones: Viena y el piano. Nuestras reuniones consisten en té, pastel y música, literatura, análisis del premio Nobel o de las elecciones o de las conductas que los estadistas (quise decir de los muy pocos a casi nulos estadistas), de los migrantes y la historia de los migrantes a lo largo de estos 21 siglos: los gitanos, los vikingos, los británicos…. Y así todo, con referencias puntuales dando también lugar al conocimiento de las maravillas de la modernidad como el asistir al Carnegie Hall o a la Filarmónica de Berlín desde el sofá de la casa. Leer todo lo que nos interesa como a este joven israelita, historiador Yuval Harari, con su obra ‘Homo Deus’ (on the rise of Homo Deus) que recomiendo ampliamente, y de quien solo deseo subrayar un concepto: el dinero no existe; es papel o un plástico pero no es real y solo promueve algo que él llama la ‘useles class’ inmersa en la inteligencia artificial con una conciencia igual de artificial. Para reflexionar.

2016 sin duda ha sido un año fuerte por decir lo mínimo. No quisiera repetir ni iniciar diciendo que gano Trump, eso fue algo muy rudo para la humanidad pero resulta que ese día yo era la única abuelita feliz: nacieron mis dos nietos en perfecto estado de salud y me convirtieron en ABUELA, lo cual desde el punto filosófico y mental no he podido explicar, es un sentimiento enorme de un inmenso amor y de agradecimiento con la vida, la ciencia y la circunstancia. Los acabo de conocer y ya los amo profundamente ¿será que eso es el verdadero amor a primera vista?

También debo acotar que este año ingrese a mi pequeña familia otro nuevo participante: un joven finlandés, sensible, cauto y de gran altura física y moral, quien contraerá nupcias en próximas fechas con la menor de mis dos hijas y que con su gran respeto y admiración por la naturaleza, como todo buen finlandés, sembré no solo uno, si no dos arboles.

El libro de dermatología esta ya en la imprenta. Ilusión de todo médico que ha tenido alumnos durante mas de 20 años y el cual fue escrito para ellos y con ellos y que pronto tendré el honor de ceder todos los derechos al Centro Médico ABC.

Concluyamos, todos hicimos cosas maravillosas, obtuvimos grandes beneficios, conservamos la salud, nos percatamos de que tenemos tanto y que si hiciéramos una pequeña pausa en este lapso de vida, solo sería para agradecer, a quienes ustedes prefieran, incluyendo a sí mismos, por el buen esfuerzo por la lucha cotidiana, por levantarnos de la cama o de una gran caída que nos enseñará de que trata este maratón llamado vida. Quizá agradezcamos las vicisitudes y controversias que nos permiten analizar cuan importante es tal o cual cosa. Lo que es verdaderamente importante: como la amistad, la familia, la salud y la capacidad de agradecer.

Gracias a ustedes que nos leen, gracias Eddy, gracias Tere y un muy ¡Feliz Año!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

¡Que muera la diabetes!

Cerca de 350 millones de personas en el mundo padecen diabetes
y 193 millones desconocen que la tienen dice la OMS

CONCIENTICÉMONOS SOBRE LA DIABETES

Desde 1991, cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes con el fin de aumentar la conciencia de este padecimiento instaurado a petición de la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

dragabrielafrias¡Qué horror! En este 14 de noviembre hemos tenido que repensar en esta terrible enfermedad.

Ya sabemos que el páncreas se cansa y o bien deja de producir insulina o simplemente la insulina es ineficiente. Hasta ahí todo esta claro, sin embargo el índice de diabetes en México se ha multiplicado de una manera inusitada convirtiendo a la enfermedad en una emergencia epidemiológica, con una alta mortalidad en la población adulta obesa y pésima calidad de vida.

Todo parece estar claro. O medio claro. Es una enfermedad ‘silente’ como muchas, empieza uno a orinar en exceso, o tener sed en exceso y todo parece lógico; tengo sed, tomo mucho agua voy muchas veces al baño…. Ah y también tengo un gran apetito… y así continúan los avisos que a menudo no escuchamos o no sabemos interpretar. Claro me siento muy cansado, pues si, trabajo mucho, el transporte me toma dos o mas horas, que voy a tener ganas de estar con mi mujer ( o con mi marido) no para nada, estoy exhausto, quiero dormir… y así continuamos. Además tendré que llevar al viejo a que le vean lo de su pie, que si se lo amputan o no…. Quizá algunos estigmas en la piel, el cuello mas oscuro, la piel de los nudillos mas oscura.

¡Todo eso es la fuerte cotidianeidad de muchas familias diabéticas!

Claro ya que está instaurada la crisis epidemiológica, organicemos una campaña. Anuncios en la televisión, entrevistas en la radio y unas camisetas para salir a correr, y ya.

Todos los días camino por avenida Reforma y sigo por avenida de los Insurgentes, las dos avenidas mas importantes de esta ciudad. El grado de dificultad es enorme. Absolutamente todo el camino voy librando coladeras rotas, donde caerse es sinónimo de fractura expuesta, o perderse en la cueva de los roedores. Claro eso no sería tan grave si tan solo pudiera yo esquivar los innumerables puestos de comida con su ‘peculiar olor’, rodeados del inmenso charco de agua putrefacta donde lavaron la banqueta (peatonal) y donde permanecen los restos de las viandas del día anterior. Los tanques de gas, con un ‘alambrito’ deteniendo las mangueras y los peroles de aceite donde fríen las carnitas desde hace 30, 60 o 90 días son una constante. Ahí cocinan, lavan el cilantro, preparan el caldo de gallina y ojo al anafre con carbón, humeando su negro hollín, equivalente a dos cajetillas de cigarros.

Todos los puestos a lo largo de estas avenidas están abarrotados, como los que están fuera de los hospitales, las salidas del metro… la gente come ahí, es lo que hay y no hay otras opciones.

¿Necesitamos campañas contra la diabetes? Pregunto yo, ¿un orden y educación, orientación y empleos en establecimientos higiénicos donde los comensales exijan higiene, equilibrio nutricional, supervisión y ofertas saludables? Pregunto yo.

Ya sé que soy, además de médico, una pobre ilusa… pero quizá ustedes me comprendan o me expliquen o todavía mejor se unan y creemos una unión de sembradores de tomates y acelgas en los camellones…. Jeje yo misma me río de mí.

¡Que muera la diabetes!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

¿Padece usted misofonía?

dragabrielafrias¡Que horror, de verdad!

Nadie se ha muerto de eso, ni siquiera ha tenido que tomar pastillas o le han puesto suero. Bueno, ¡ni siquiera una inyección!…pero cómo sufrimos.

Quizá usted no se ha dado cuenta o quizá nunca había oído hablar de este padecimiento sin saber que sufre de él o peor aún; lo reconoce, sabe que lo padece pero nadie le ha dicho como curarlo.

Bueno ya… La MISOFONÍA es esa híper sensibilidad auditiva a ciertos ruidos, como pueden ser el masticar de palomitas en el cine por un vecino que casi no lo puede evitar y que ni a él ni a su pareja les molesta o el ruido de un papel celofán en el teatro o en medio de un concierto, que para la mayoría es sólo molesto y denota no solo falta de civismo si no también de sensibilidad, pero que a los oídos del misófono parecería un hecho suficiente para cambiarse de butaca.

A los misófonos se nos arruina la noche al estar con alguien quien sorbe con un popote o masca el chicle con un ’tronidito’ que nos parece digno de asesinato. Los misófonos no podemos concentrarnos al dar una conferencia, si hay alguien apretando el botón de la pluma atómica… click click click…

No hace mucho se reconoció esta debilidad del sistema nervioso y hasta el momento se desconoce la causa. El término ‘misofonía’ fue acuñado en el año 2000 por los neurocientíficos estadounidenses Pawel y Margaret Jastreboff y se define como el decremento de tolerancia a ‘determinados’ sonidos.

Se cree que inicia en la infancia y pudo haber sido en relación a alguno de los padres que hacia algún ruido que se nos quedo guardado en el cerebro. No se trata de oír de más, eso sería hiperacusia, o de menos, con hipo acusia; solo son cierto tipo de ruidos.

Este padecimiento puede llevar al aislamiento precisamente por esa incapacidad para no molestarse al escuchar ciertos sonidos. A veces no puede uno compartir la comida o la cena con la familia porque hay alguien que sorbe, que truena la boca o que hace ruido con el tenedor.

En un estudio para investigar las causas de este padecimiento se midieron las reacciones en la piel, tales como: la sudoración que se despertaba al escuchar cierto ruido, o la erección del folículo piloso cuando verdaderamente se ‘ponen los pelos de punta’ y esto solo se conseguía con ciertos ruidos, tales como el masticar del chicle o el sorbido, algunos de ellos ya conocidos por el paciente.

Todavía no existe terapia para este padecimiento. A veces otro ruido puede inhibir la percepción del ruido específico que nos molesta, es decir poner música a un nivel muy alto o hablar en un timbre fuerte. Se ha reconocido a la terapia conductual como benéfica y hablar de ello es útil así como reconocerlo.

Me alegro que la señora Clinton no padezca de misofonía porque, además de todo, los ruidos guturales que como tic repite y repite el señor Trump, harían perder el control de cualquier misófono.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com