,

Escribir es terapéutico

¡Gracias Eddy!

dragabrielafriasSi alguno de ustedes o el propio Eddy pensó que me estoy despidiendo, lo siento, no es así.

Ya verán de dónde viene mi cordial agradecimiento.

Recientemente se ha publicado en una revista científica la historia, común y corriente, de un hombre de más de 50 años que un día se despertó y en el borde de su cama se dijo: ¡Estoy harto! Harto de mi mujer, de mi chamba, de mis amigos… ya me di cuenta que ahora bebo mas, volví a fumar y como puros alimentos que ni me nutren ni se me antojan, me son indiferentes y mi vida sexual es equis, cuando es. ¿Será depresión ?

Llego a su oficina y en lugar de revisar el periódico, la bolsa de valores y tomar su primer, de sus cinco cafés del día, se puso a escribir todo lo que había pensado esa mañana, en el borde de su cama.

Escribió acerca de su infancia, de los momentos que en la escuela se aburría, se dispersaba, se peleaba, se rendía, se mostraba indiferente y la escuela iba quedando un poco al lado de su vida. Continuo escribiendo sobre sus padres. Muchos recuerdos, sentimientos, arrepentimientos pero todo estaba ahora en blanco y negro. Siguió escribiendo. Escribió sobre sus amigos de la juventud, cuantos de ellos están solos, bien casados algunos, mal casados… Llegó al párrafo sobre su esposa, al día en que la conoció, lo que le fascino de ella, lo que lo hizo dudar, la boda y todo lo que siguió durante mas de 20 años.

Salió a comer, regresó a la oficina y entonces sintiéndose optimista y determinado a seguir escribiendo lo platicó con un compañero bastante poco empático. Ese mismo día lo platicó con 2 o 3 más colaboradores de la misma empresa quienes se asombraban que ese día el hombre P no se había tomado 5 cafés, no había platicado y no se quejaba de nada.

Al cuestionarlo les dijo que estaba escribiendo ideas sobre su vida y sentía como una especie de mejoría en su cerebro, como un “acomodo”.

Días después llegó alguno y le comentó que había decidido escribir un evento que lo había llenado de culpa desde los 5 años, cuando dejó un cochecito en la escalera, con el cual la abuela se había tropezado y había caído muerta.

Mas adelante, otra asistente de la misma oficina había oído lo de escribir y sin ningún interés en un ‘papelito’ describía la noche que el papá le anunció que se iba de la casa que no le dijera a la mamá, secreto que guardo royéndole las tripas hasta los 40 años.

El Sr. P empezó a observar que si alguien escribía algo se iba alejando de esos oscuros sentimientos que durante tantos años habían despertado tanto malestar cotidiano. Entonces se acerco accidentalmente a una investigadora en emociones y se propusieron hacer un trabajo con una población mas amplia y con dos grupos comparativos. Vale la pena señalar que eran dos grupos de ingenieros mayores de 50 años que hasta ese momento no guardaban grandes diferencias entre sí. Continuaron los estudios y se propusieron una rutina de hacer grupos para escribir durante 20 minutos al día, tres veces por semana.

Los resultados dieron lugar a una cátedra y a un libro: “AGILIDAD EMOCIONAL”.

Las conclusiones son muy sencillas y obvias. Al transferir al papel esas tortuosas o simples ideas que tenemos de la cotidianeidad y que, generalmente, la esposa ni el papá tienen tiempo ni interés, en muchos caso de escucharnos y los amigos menos, la novia o los hijos están en Face y así sucesivamente, va uno engrosando el contenido de la olla express que un día explota o que se ayuda con pequeñas fugas de alcohol, cigarro y…

Ahora ya saben por que les agradezco a Eddy y a Tere esta maravillosa terapia que me fascina compartir con los que nos leen y que quizá ahora van a comenzar a escribir.

¡Bienvenidos!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Así funciona tu memoria

dragabrielafriasEn las series animadas que veíamos en nuestra infancia era bastante común que representaran a la memoria como un arcón en la cabeza de los personajes en el cual se guardaban los recuerdos. Así, cuando algunos de estos eran requeridos, se recuperaban intactos, se usaban y de la misma manera se volvían a guardar.

Aunque resulte sorprendente, nada de eso puede estar más alejado de cómo funciona la memoria humana.

Uno de los campos más fascinantes en el estudio neurocientífico es, justamente, la memoria, ya que a través de ésta podemos evaluar el pasado para actuar en el presente y planificar el futuro. Es decir la experiencia.

¿Qué es lo que recordamos exactamente? ¿El hecho tal cual sucedió? ¿Nuestra percepción del hecho? ¿El último recuerdo sobre el mismo hecho, es decir, recordamos nuestra propia memoria? ¿Cuánto influyen los demás en ese recuerdo? ¿Recordamos de la misma manera a lo largo de toda nuestra vida?

A diferencia de lo que muchas veces se piensa, la memoria no es un fiel reflejo de aquello que pasó sino más bien un acto creativo, uno de los más creativos en el funcionamiento de nuestras mentes. Cada recuerdo se reconstruye de nuevo cada vez que se lo evoca. Aquello que recordamos -una imagen de un paisaje, una frase de nuestro abuelo, un aroma de nuestra infancia- está influido por el contexto que rodea esa acción de recuperación. La relación entre la memoria y el hecho o elemento que se recuerda es sumamente compleja y apasionante.

Más que un arcón donde se guardan las fotografías, la memoria humana parece ser un atril que nos permite garabatear, dicen los estrictos estudiosos de la materia.

Sabemos que hay diferentes tipos de memoria, la reciente, la de antaño, la olfativa que parece ser la que más a menudo registra el cerebro, la gustativa, la visual, etc., y cada una se asocia a estructuras neuronales específicas. Los pacientes con Alzheimer nos lo demuestran a menudo cuando pueden cantar algo de su juventud.

Ya decíamos que la memoria es la capacidad para adquirir, almacenar y evocar información. A veces evocar es lo menos fácil, cuando deseamos “hablar de corrídito”… Conocemos la palabra, el apellido de nuestro compañero de la escuela, el nombre de mi nieto.

Llamamos “memoria autobiográfica” a la colección de los recuerdos de nuestra historia. Esta nos permite codificar, almacenar y recuperar eventos experimentados de forma personal, con el distintivo de que cuando opera tenemos la sensación de estar “reviviendo” el momento. Ese componente personal le da una particularidad esencial a la memoria autobiográfica: está definida por lo episódico, es decir, podemos asignarle un tiempo y un espacio a cada una de nuestras memorias. Cuando recordamos este tipo de eventos, no solo recordamos dónde fue y con quién estábamos, sino también los sentimientos y las sensaciones vividas. Esto tiene sentido porque las estructuras cerebrales que están involucradas en la memoria autobiográfica alimentan a su vez circuitos neurales ligados con las emociones. Los hechos autobiográficos con fuerte carga emocional se recuerdan más detalladamente que los hechos rutinarios con baja implicación emocional. Y esto puede ser fundamental para la enseñanza.

¿Cuánto influyen los demás en ese recuerdo? ¿Recordamos de la misma manera a lo largo de toda nuestra vida?

Nuestros cerebros constantemente nos “traicionan” al transformar nuestra memoria. Cuando uno experimenta algo, el recuerdo es inestable durante algunas horas, hasta que se fija por la síntesis de proteínas que estabilizan las conexiones sinápticas entre neuronas. La próxima vez que el estímulo recorra esas vías cerebrales, la estabilización de las conexiones permitirá que la memoria se active. Cuando uno tiene un recuerdo almacenado en su cerebro y se expone a un estímulo que se relaciona con aquel evento, va a reactivar el recuerdo y a volverlo inestable nuevamente por un período corto de tiempo, para luego otra vez guardarlo y fijarlo en un proceso llamado “reconsolidación de la memoria”. Así, cada vez que recuperamos la memoria de un hecho, permitimos la incorporación de nueva información. Y cuando la almacenamos como una “nueva memoria”, contiene información adicional al evento original. Es por eso que aquello que nosotros recordamos no es el acontecimiento exactamente tal como fue en realidad, sino la forma en la cual fue recordado la última vez que lo trajimos a la memoria. Esto es como un documento de Word que, al abrirlo y trabajarlo, podemos incorporar y sacarle cosas y, cuando lo volvemos a guardar, queda la nueva versión hasta su próximo uso.

Décadas de investigación científica han establecido que la consolidación de la memoria a largo plazo exige la síntesis de proteínas en los caminos neuronales de la memoria pero nadie sabía que también hacía falta una síntesis de proteínas después de recuperar un recuerdo, lo que implica también que se está consolidando en ese momento. Esto resultó una excelente pista bioquímica de que, al menos, algunos tipos de recuerdos hay que reescribirlos neuronalmente cada vez que se recuperan. Por eso al evocar una memoria la estamos recreando y así tenemos menor precisión del recuerdo original. Aunque suene contradictorio con el sentido común, la ciencia muestra que si uno tiene una memoria, cuanto más la usa, más la modifica. La memoria no es sobre el hecho que vivimos sino sobre el último recuerdo. Aunque suene contradictorio con el sentido común.

Las evidencias aquí expuestas abren también interesantes debates en otras áreas del conocimiento, desde las teorías sociológicas hasta la práctica jurídica. Por ejemplo, ¿cuál es la “verdad y nada más que la verdad” que jura el testigo revelar cuando recuerda algún hecho si, como fue dicho, el contexto de un nuevo lugar y tiempo, o incluso su estado de ánimo, permiten que las memorias integren nueva información? También este puede intervenir en disciplinas como la historiografía, la política y el periodismo, y en lo que comúnmente llamamos “memoria colectiva”.

Más que un arcón donde se guardan las fotografías de lo que nos pasó, la memoria humana parece ser un atril que nos permite garabatear, sobre los trazos del pasado, aquello que imaginamos.

Sería yo incapaz de contradecir a los científicos que durante años han estudiado el tema, pero yo traje un baúl a Viena donde había vivido hace 45 años y me acordé de hablar alemán, de donde queda el museo que más me gusta, la callesita con el “atajo” más directo, la entrada a la universidad y mi salón de clase. Los nombres de los niños que cuidaba y de sus amiguitos (hoy todos mayores de 50 años) y me acordé de todo, lo cual me tiene sorprendida y con ganas de saber ¿qué es la memoria?


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Bronceado artificial igual a cáncer

dragabrielafriasCuando vemos en el cine, la televisión o en las revistas a los artistas de cine, celebridades y personas de la alta sociedad luciendo la piel bronceada, lo asociamos falsamente con belleza y salud, sin embargo el bronceado logrado en camas de luz ultravioleta es extremadamente peligroso pues produce quemaduras, supresión del sistema inmunológico, lesiones a la córnea, fotosensibilidad y envejecimiento prematuro de la piel y mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Las investigaciones que se han publicado en una revista médica especializada Lancet Oncology, concluyen que el riesgo de desarrollar cáncer de piel llega hasta el 75 por ciento en las personas que comienzan a utilizar camas de bronceado antes de los 30 años y ya los expertos en cáncer de talla internacional, han situado las camas de bronceado y otras fuentes de radiaciones ultravioleta, en la categoría de mayor riesgo y las comparan con el arsénico y el gas mostaza en cuanto a peligrosidad.

Anteriormente se consideraba que sólo un tipo de radiación ultravioleta era letal, en un reciente análisis de 20 estudios científicos, se concluye que los diferentes tipos de radiaciones ultravioleta causan mutaciones celulares importantes en ratas, lo cual prueba que la radiación ultravioleta provoca cáncer. Esta nueva clasificación significa que las camas de bronceado y otras fuentes de radiación ultravioleta son causas definitivas de cáncer.

Debido a que no hay una ley en México que regule el uso de estas camas de bronceado, la gente las usa libremente con tanta frecuencia como les apetece y aunque los salones que ofrecen este servicio marcan restricciones sobre la frecuencia y duración de las sesiones de bronceado, es frecuente que algunas personas que tienen algún evento social en puerta, acudan a diferentes establecimientos a utilizar estos servicios con la finalidad de lograr un bronceado profundo en tan solo una semana exponiéndose a graves daños en su organismo que ponen en peligro su calidad de vida.

Ya se han reportado adolescentes que practican el bronceado artificial burlando las advertencias sobre las restricciones que deben observar y se provocan graves enfermedades sanguíneas que lamentablemente ya han cobrado varias vidas.

La Organización Mundial de la Salud desea hacer saber al público en general que el uso de camas de bronceado son un peligro potencial y advierte el peligro de usar las camas de bronceado y recomienda en todo caso el uso de cremas bronceadoras si se desea obscurecer el tono de la piel.

El uso frecuente de las camas de bronceado produce comezón, piel reseca y a la larga, arrugas y piel ajada. Por si fuera poco todo lo anterior, también hay quién toma medicamentos para acelerar el bronceado que son peligrosos por su contenido en derivados de la tirosina.

El bronceado artificial en camas de luz ultravioleta, definitivamente, está de moda, pero el precio que se paga por mantenerlo todo el año es bastante alto si se toma en cuenta la forma tan negativa en que afecta al organismo.
Mujer de 27 años con cáncer basocelular

El sol emite radiaciones electromagnéticas con diferentes longitudes de onda, dentro de éstas encontramos las ondas que forman la porción de la radiaciones ultravioleta (UV) y por su frecuencia se dividen entre los 290 y 400 nm (nanómetros).

Cuando nos exponemos al sol nuestra piel cambia de color, debido a que la radiación estimula al cuerpo a auto protegerse y esto lo hace escudándose a través de un mecanismo en el que se produce más melanina (pigmento oscuro) que filtra parte de la radiación.

La radiación ultravioleta (UV) se divide en dos segmentos diferentes:

1.-UVA: Alcanza totalmente la superficie terrestre; broncean de inmediato, pero su resultado es poco duradero. Tienen la capacidad de atravesar el vidrio y penetran hasta las capas más profundas de la dermis, donde generan radicales libres que provocan alteraciones celulares y causan el envejecimiento prematuro de la piel (arrugas, manchas y falta de elasticidad), además de provocar cáncer.

2.-UVB: Penetran menos que los UVA, pero son más reflejantes; 90% es bloqueada por el ozono y por el oxígeno de la atmósfera y como es más energética resulta más dañina para la biósfera; provoca mayor efecto sobre la piel ya que inicia el efecto rápidamente y después actúa con lentitud lo que le toma un tiempo mas prolongado, dando el tono bronceado de la piel. Es indispensables para la síntesis de vitamina D y se filtran fácilmente con gafas, ropa y filtros solares.

Una exposición prolongada deprimen el sistema inmune y la capa córnea del ojo los absorbe. El daño más grave es que quema el tejido y este es similar al que se produce por calor directo, esto es, zonas enrojecidas, despellejamiento, ámpulas, ardor y dolor.

Los UVA combinados con los UVB son la primera causa de melanoma, el cáncer mas agresivo, no solo de la piel sino de muchos otros órganos con consecuencias fatales a
corto plazo.

El grado de protección frente a las radiaciones UVB, conocido como FPS (factor de protección solar) o también llamado IPS (índice de protección solar); se refriere a al capacidad que tiene el producto para filtrar o bloquear el paso de los rayos solares.

El grado de FPS nos indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (enrojecimiento).

Algunas conclusiones al respecto

¿Cuándo empezar a cuidarse del sol? Digamos que siempre y “the sooner the better”.

¿Es suficiente un filtro o protector solar? NO.

¿Ayuda? Sí y mucho.

¿Debemos usarlo en la ciudad y en forma cotidiana? Sí y repetirlo si vamos a andar al aire libre.

¿Los niños deben utilizarlo? Sí y ya existen formulas y marcas dermatologicas con presentación pediátrica…

 

¡Continuaremos e insistiremos!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Drones en la medicina con la Dra. Gabriela Frias

DRON. Una palabra recurrente entre nuestras conversaciones. Este tipo de tecnologia son utilizados para el entretenimiento o trabajo. La Dra. Gabriela Frias comparte cómo pueden ser aplicados estos avances en el sector #salud. #Nanodrones

,

¿Lavarse los dientes puede protegernos de daño cerebral?

dragabrielafriasCon este título muchos de ustedes pensarán que NO me lavo los dientes y que por eso tengo ya daño cerebral…. Pero no, no es así.

Recientemente se realizo un estudio con pacientes que ingresaron en un hospital de la Unión Americana, por un accidente cerebrovascular agudo, lo que muchos de nosotros conocemos o nombramos una ‘embolia’ o un infarto cerebral. Robert Friedland, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Louisville (Kentucky), es uno de los autores del estudio quien conjuntamente con un grupo de investigadores del Centro Cardiovascular y Cerebral Nacional de Osaka (Japón) se dieron a la tarea de demostrar cuales son las otras causas de estos sorpresivos y desafortunados eventos que ninguno de nosotros deseamos ni para nosotros ni para algún miembro de nuestra familia. Un accidente cerebrovascular (también llamado ictus) es aquella enfermedad relacionada con la falta de oxigenación en las arterías del cerebro, y que provoca serios desequilibrios en varias funciones del organismo, como parálisis corporal, trastornos del habla o pérdida de lucidez mental, entre otros.

Las causas mas frecuentes hasta la fecha han sido: diabetes, hipertensión. dislipidemias (trastornos en el metabolismo del colesterol o de los triglicéridos) inclusive enfermedades desde el nacimiento.

Los investigadores mencionados se han dado a la tarea de comprobar la relación entre ciertos tipos de accidente cerebrovascular y la presencia de la bacteria oral Streptococcus mutans CNM-positivo.

Dicha bacteria es una constante en las caries dentales pero no había estado relacionada con alteraciones vasculares. Para demostrar dicha relación se estudiaron 139 pacientes ingresados al hospital por un evento vascular cerebral agudo. En 51 pacientes fue aislada, en su saliva, esta bacteria del grupo de los estreptococos.

¿Qué debemos concluir hasta el momento? No hay una sola causa de un evento tan serio como este, pero si la gran población mexicana esta sufriendo de diabetes, obesidad, altos niveles de colesterol y triglicéridos, ignorando a menudo como esta su tensión arterial, no nos haría daño ir al dentista, tener un aseo muy cuidadoso de nuestra boca y prevenir un evento que no le deseamos ni a nuestro peor enemigo.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Qué es la polución ambiental y cuánto daño nos hace

La polución ambiental es la presencia en el aire
de una o mas sustancias, que sea por su concentración o por su tiempo de duración
por encima de niveles naturales, pueden
producir un efecto adverso.
Seinfeld & Pandis, 2006

dragabrielafriasDesde marzo de 2016 la Ciudad de México ha registrado los niveles más altos de contaminación que se han presentado en 14 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la contaminación del aire, tanto en zonas rurales como en ciudades, causó 3.7 millones de muertes prematuras en el mundo en 2012. Según la organización, 80% de estas muertes se debieron a cardiopatías isquémicas e infartos, 14% a enfermedad pulmonar obstructiva crónica o a infecciones respiratorias agudas y 6% a cáncer de pulmón.

Estima también que tal mortandad se debe a la exposición a las partículas suspendidas PM10 (partículas contaminantes que miden menos de 10 micrómetros de diámetro) y que están compuestas de una inmensa variedad de contaminantes

Grupo 1. Sustancias cancerígenas. En la lista hay 111 elementos. Entre ellos, amianto, benceno, la radiación solar y el formaldehído.

Grupo 2A. Probables carcinógenos. Son hasta el momento 66 sustancias, como el glicidol.

Grupo 2B. Posibles carcinógenos. 285 sustancias, entre ellas, cloroformo, DDT.

Sin embargo, la OMS también aclara que estas muertes pueden atribuirse a más de un factor de riesgo simultáneo, como fumar; pero señala que algunas muertes por cáncer de pulmón –por ejemplo– se hubieran retrasado, mejorando la calidad del aire ambiental o dejando de fumar tabaco.

Todos los ciudadanos del mundo se exponen diariamente a altas dosis de contaminantes que tienen efectos negativos sobre su salud.

El control de políticas ambientales en la Ciudad de México permitiría contrarrestar varios efectos nocivos sobre la salud de la contaminación del aire.

En un estudio comparativo entre modificar o NO modificar los escenarios actuales y otro que contemplaba tomar medidas de reducción de la contaminación entre el año 2000 y 2020, se calcula que las medidas de reducción podrían evitar más de 156 mil muertes, 4 millones de ataques de asma, 300 mil visitas al pediatra, y cerca de 48 mil casos de bronquitis crónica.

En este escenario, el impacto económico sería nada desdeñable: un ahorro en gastos de salud de unos 21 a 165 miles de millones de dólares americanos.

Los riesgos asociados a la exposición a la contaminación ambiental –tanto corta como prolongada– varían desde irritación e inflamación de las vías respiratorias, alergias y asma, hasta cambios en el ritmo cardiaco, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, infartos y muerte. Pero otro de los riesgos es el cáncer la cual finalmente se ha establecido como causa /efecto.

Paradójicamente, los grupos vulnerables varían geográficamente, dependiendo de diversos factores. “Por ejemplo, en América del Norte y en Europa, la gente más pobre tiende a estar más expuesta a la contaminación ambiental, mientras que en Latinoamérica la situación es al revés; la gente más rica presenta los niveles de exposición más altas”.

Finalmente y solo para verdaderamente reflexionar y no dejar todo en manos de los “otros” diremos:

El aire es un bien común, un derecho común, y la responsabilidad de limpiarlo recae en los gobiernos pero el de NO ensuciarlo RECAE EN NOSOTROS.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Mutaciones, bacterias, resistencia y antibióticos

dragabrielafriasEn las últimas semanas se ha propagado la noticia médica de una “super bacteria” resistente a todos los antibióticos.

Todo inició en Estados Unidos hace un mes con la hospitalización de una mujer menor de 50 años quien, con una común infección de vías urinarias no sanaba.

Se cambiaron los antibióticos, se incrementaron las dosis, se mezclaron los medicamentos y la paciente continuaba con gran ataque al estado general, fiebre y ninguna mejoría. Se buscaron alternativas de algún otro mal y al aislar la bacteria causante sólo se encontró una muy conocida bacteria llamada escherichia coli.

Los micro biólogos la estudiaron, la observaron, la cultivaron y, para sorpresa de todos, solo se vio que la muy frecuente e. coli había mutado.

Gracias a la nueva cinematografía muchos estamos familiarizados con el término de mutantes, mutaciones y demás. No todos entendemos de donde proviene esto pero la ciencia nos lo explica.

Todos los seres vivos tenemos una gran capacidad adaptativa y cuando la situación se transforma, nosotros nos adaptamos. Claro que primero se adapta el más fuerte y el que no puede pues simplemente se descarta de la faz de la Tierra. Tal fenómeno ha ido sucediéndose a lo largo de la evolución y cuando los vegetales presentes en forma de arbustos se acabaron y solo persistieron en la copa del árbol, las jirafas desarrollaron grandes cuellos. Cuando el sol se volvió demasiado agresivo, se pigmento la piel, se rizo el cabello y los habitantes de África se adaptaron. Así perdimos el rabo (¡bueno algunos! otros solo le cambiaron el color), empezamos la bipedestación y demás hechos de la “evolución” o adaptación o mutación.

En los últimos reportes médicos a menudo vemos virus que no permiten la curación, bacterias resistentes y demás hechos que debilitan la salud.

De manera muy significativa y para subrayar ha sido el abuso de la incorrecta ingesta de antibióticos. Tal y como su nombre lo indica su cometido es “anti vida” en contra de la vida de las bacterias o virus; pero el abuso y mal uso con la venta indiscriminada de estos valiosísimos fármacos ha hecho que hoy en día hasta una humilde e.coli sea resistente a medicamentos muy costosos y que requieren de años de investigación por parte de la industria farmacéutica.

¿Quiénes han facilitado esta resistencia y mutación de los agresores? En un artículo científico de una prestigiosa revista médica, la respuesta es muy sencilla: NOSOTROS LOS TONTOS. Los médicos, los farmaceutas, los despachadores de las farmacias, que hoy trabajan en una farmacia y quizá mañana en una tlapalería y sobre todo los pacientes. Los directamente afectados quienes, por pensar que si ya se sienten mejor pueden interrumpir el tratamiento o si ya no les alcanza el dinero pues solo se toman 3 pastillas o si sienten que son muchas las medicinas que están ingiriendo o si quieren beber alcohol, o si, o si, o si….. Las causas son muchas.

Las bacterias quieren sobrevivir: mutan, engordan, se vuelven fuertes y no se mueren y es entonces cuando se vuelven resistentes a los fármacos que antes acababan con ellas.

Una publicación reciente que me permito compartir es la siguiente:

Las bacterias son tan listas, tan astutas y con tanta capacidad de mutar que inclusive en la cafetera de la oficina, las bacterias “toman su cafecito” y sobreviven.

¡No nos auto mediquemos! Seamos listos como las bacterias.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

La historia del Dr. Balmis

dragabrielafriasPor un lado no es lo habitual que yo reseñe libros. Por otro lado, todos (o casi todos) sabemos que Dr. Balmis es el nombre de un calle en una zona poco prestigiosa de esta maravillosa Ciudad de México, léase la Colonia de los Doctores, donde uno encuentra los rines, faros y faroles sustraídos de sus autos la noche previa.

Ahora se trata de algo diferente. La historia del connotado Dr. Balmis es una historia fascinante pero sobre todo en este libro: “A FLOR DE PIEL” donde Javier Moro nos trasmite una aventura de piratas, virreyes, niños, un médico y una mujer. Una sola mujer que sostiene y realza la labor femenina, maternal y de la vida practica cotidiana. Salida de un pueblo, huérfana y dejando a sus hermanos y a su padre se enrola en una aventura de madre soltera, enfermera e ideóloga de cómo hacer llegar la curación de una enfermedad similar a nuestro actual chikungunya: la viruela del siglo XVIII o flor negra.

Era también el momento en el que las expediciones a la nueva España estaban en boga. Por ejemplo, la travesía de Martin de Sessé quien, al mando de una expedición patrocinada por el rey, viajaba con el fin de recopilar un completo catálogo de especies de plantas, aves y peces de la Nueva España y quien instituyó la cátedra de botánica en México. Esto, sin menospreciar la enorme labor de Von Humboldt coétaneo de dichas expediciones.

Nada resulta mejor que el encontrarse con un hombre egoísta, obstinado, obsesionado y muy necesitado de afecto y reconocimiento. Lejos de ser una historia de amor es una historia de valor por ambas partes.

drbalmis2El Dr. Balmis, oriundo de Alicante, se apasionó por sus estudios de medicina y fue honrado con el nombramiento para dirigir en uno de los primeros hospitales en México la ‘sala de gálicos’, es decir, de los pacientes maltratados con mercurio y sus derivados con el propósito de curar la sífilis. Él empezó a escuchar a los indígenas: un hervor de maguey tres onzas de raíz de la misma, dos de carne de víbora y una de rosa de Castilla, lo cuelo le revuelvo anís y polvos de begonia. La ‘indiecita’ les preguntaba a todos aquellos grandes maestros que habían probado tantos remedios contra la sífilis pero cuyos pacientes morían intoxicados por el mercurio; ella insistía en cuestionarlos: “¿saben por dónde les entra mi preparado? Pues por ahí: por el ano, es una lavativa”.

Balmis la escuchaba y respetaba pero su ambición científica lo llevo a más: sus descubrimientos del hoy tan conocido y exitoso tratamiento preventivo de muchas enfermedades, denominado VACUNAS; en efecto, vacuno de vaca, de donde proviene su denominación. En aquel momento Balmis y Edward Jenner en Gran Bretaña, quien acababa de publicar sus observaciones sobre la vacuna y la viruela, junto con otros estudiosos, se dieron cuenta que los campesinos que ordeñaban vacas podían ser inmunes a ciertas enfermedades tales como la viruela. Para Balmis los descubrimientos científicos eran como un ‘elixir de vida’ dice Moro. Y esto fue, sin duda, un inicio de la comprensión de la inmunología. El 16 de agosto de 1800 el doctor Posse en Galicia efectuó las primeras vacunaciones debutando con su nieto.

En esta tónica deliciosamente novelada, Moro nos revela todas las vicisitudes para traer la vacuna, a través de propios niños que servían como transportadores de la enfermedad. Inoculados en España viajaban en barcos limitados en espacio, alimentos y condiciones infra humanas en donde los niños huérfanos viajaban desde España, ahora si contra viento y marea, para poder llegar e inocular niños en Veracruz, Oaxaca, Ciudad de México y otros países de la Nueva España.

Quien mejor que Isabel, esa mujer joven, limpia, generosa y humilde, pero sabia, quien cuidaba de los 11 niños y de su propio hijo, sin padre reconocido. A esos niños sacados de un orfanato, había que vigilarlos todo el tiempo, que no se tiraran por la borda, que tuvieran ropa limpia y que el virus permaneciera a flor de piel, hasta que atracara el barco y ‘la vacuna’ permaneciera lista para inocularla en el nuevo puerto.

Sobre esto va este extraordinario y ameno relato de lo que hoy en día a veces despreciamos, otras nos da miedo y pocas reconocemos como una obra de un gran médico que fue el Dr. Francisco Javier Balmis y las vacunas.


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Acné y punto

dragabrielafriasRecuerdo con cariño y respeto un paciente que me reclamaba por qué la curación del acné no era más rápida y más definitiva. “Sin duda, ustedes médicos dermatólogos no quieren curar el acné; es la única forma de tenernos atrapados”.

Con dolor me reí pero ahora que lo pienso y cada vez que me lo repito me digo cómo me gustaría tener mi varita mágica y liberar a los pacientes jóvenes, en plena crisis de la adolescencia, cuando padecen de todo: de la nariz grande, las manos torpes, porque no se han dado cuenta de que ya les crecieron y tiran todo y cruzan la pierna para patear a todos por debajo de la mesa, quieren decir algo trascendente y les sale una voz aguda y desacompasada como si imitaran el graznido de una ave… Es el tiempo en que el sexo opuesto ya no es el enemigo, al contrario les gustan, fantasean con ellas, pero no se les acercan. Huelen mal: a sudor, a sebo y a todo lo demás y entre todo esto brota el acné.

He adorado a aquellos papás que llevan al joven a consulta desde los 10 años por que ellos padecieron de acné y no quieren que sus hijos sufran como ellos.

¡Y empieza la prisión! A los doce, catorce o quince siguen cuidándose. Hay que lavarse la cara dos veces al día, no pellizcar, no tallarse, no rascarse, no dormirse sin haber aplicado la loción, o el gel y los domingos usar gorra, sombrero o visera, que sí vaya al futbol por que si no mas neurótico se pone.

¿Pero que es el acné? ¿Por que surge a esa edad? Y es mas frecuente en los varones…

El acné inicia como la obstrucción o taponamiento del folículo piloso. Es el punto negro que surge sobre una piel grasosa o seborrágica, se combina con pústulas, pequeñas inflamaciones infectadas llenas de pus y con un aspecto nada lindo. Eso es el acné pero ¿qué lo origina? Esta es una respuesta bastante mas compleja y multifactorial.

Tiene que ver la herencia, la estructura anatómica de las glándulas sebáceas, las hormonas, los cuidados o descuidos y como siempre los estados emocionales. Examen: brote, novia nueva: brote, escuela nueva: brote, maquillaje: brote…

Hasta que llega la calma y eso puede durar meses o años.

El acné es un padecimiento, no es NORMAL, como muchos papas lo dicen: “¡Ya se te pasará, es normal!”.

NO, el acné puede ser el reflejo de disfunciones ováricas, desajustes psiquiátricos, síndromes depresivos graves y dejar secuelas de por vida.

El acné es tratable con el experto, ¡NO en la televisión!

Si lo que predomina es la seborragia o exceso de grasa lo primero que habrá que hacer es lavarse la cara: solo dos veces al día, más lavadas, más grasa. Y lo que sigue dependerá qué tipo de acné tiene nuestro paciente. ¿Predominan los puntos negros?, ¿predominan las pústulas? o ¿predomina todo? El acné juvenil, el mas frecuente, es poli lesional.

No hay que usar cremas, ni maquillajes, ni remedios caseros.

¿Los alimentos producen acné? Muy pocos; la carne de puerco no tiene nada que ver, la comida chatarra no ayuda pero no es la causa, la cafeína contenida en los refrescos, el café y los chocolates SÍ puede promover la salida de puntos negros.

La vitamina B y sus derivados, a menudo contenida en alimentos de uso cotidiano, cuidado.

¿Qué hacer? EVITARLO, frenarlo tempranamente, no maltratarlo, no aplicar remedios populares y consultar al médico especialista.

¡Volver a sonreír sí vale la pena!


Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com



,

Los 11 hábitos que dañan el cerebro según la OMS

dragabrielafriasRecientemente tuvimos oportunidad de hablar de este tema con Eddy y gracias a la respuesta deseamos en esta ocasión tratarlo con un poco mas de detenimiento.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son observados en forma cotidiana y obviamente empezamos desde la mañana. Asustados por esta inmensa afección en México que es la diabetes mellitus, este dato tan fácil y significativo tanto en esta enfermedad como para preservar la salud mental; se trata del desayuno.

Ya nos lo decían cuando éramos niños, ¡hay que desayunar! Los ayunos prolongados después de una noche de mínimo ocho horas sin alimento y el esfuerzo del organismo por iniciar las actividades cotidianas, obligan a recibir nutrientes temprano por la mañana. Dicho ayuno conlleva a una reserva en grasas que nos vuelve obesos y el cerebro no tiene los suficientes nutrientes para iniciar un buen día. Ya estando en la calle una “guajolota” o socorrida torta de tamal (harina + harina) a veces acompañada de un buen atole (harina con azúcar) o bien nada hasta las 11 o 12 a.m. La proteína que debiésemos ingerir para evitar la degeneración del cerebro la hemos omitido con ese sencilla modificación de conducta.

EL PUNTO NO. 2 que menciona la OMS es el de cubrirse la cabeza para dormir. Reconocemos que a menudo el exceso de ruido y luz en los dormitorios rodeado de vecinos irrespetuosos, nos pueden hacer pensar que cubriéndonos la cabeza, la nariz nos hará descansar de mejor manera. ¡Error!

Cuando se duerme con la cabeza tapada aumenta la concentración de dióxido de carbono en el cerebro y ocasiona efectos sobre el cerebro. Según los datos recientes, el Sr. Guzmán, tiene este hábito que por supuesto, aunado a todo lo demás, lo hace sentir que no descansa.

3.- EL ALTO CONSUMO DE AZUCARES. Ya decíamos que nuestro desayuno puede ser rico en azúcar, continua con tacos acompañados de una buena gaseosa dulce, dulce, dulce y sigue el ayuno prolongado. Si a esto le aunamos un poco de alcohol los niveles de azúcar se incrementan y cuales son los efectos de los azucares sobre el cerebro; estos impiden la absorción de proteínas (carne, pescado, pollo) de lo cual el cerebro requiere una alta proporción para funcionar.

4. FALTA DE ACTIVIDAD FÍSICA. Claro, todos diremos: “Sí, sí, ya lo sé pero no tengo tiempo”. Claro, nadie tiene tiempo pero y si nos lo proponemos y solo caminamos más, tres veces por semana usamos la bicicleta, estacionamos el auto lejos, algo puede ayudar. El ejercicio físico puede cambiar la estructura y el funcionamiento del cerebro. Si esto es dentro de un bosque es todavía mejor.

5.- DORMIR POCO. Las funciones que exigen concentración y destreza son las más afectadas por los trastornos del sueño, según la OMS. En los niños esto se puede traducir en hiperactividad, falta de atención y Síndrome de Piernas Inquietas. Se sugiere crear un ambiente de sueño.

6.- NUNCA FORZAR AL CEREBRO DURANTE UNA ENFERMEDAD. No pretendamos aprovechar el tiempo cuando estamos enfermos y permanecemos en casa para “sacar la chamba” ¡NO! Trabajar o estudiar mucho cuando uno está enfermo es muy dañino. Esto provoca una disminución en la eficacia del cerebro a largo plazo ya que se recomienda reposo tanto físico como mental.

Algunas infecciones víricas pueden contribuir al declive cognitivo en la vejez. Citomegalovirus, herpes, toxoplasma gondii…

7.- FUMAR. Ya se sabe que fumar es un hábito que daña la salud en general. Sin embargo, la exposición al cigarro en lugares cerrados durante más de una hora tiene efectos en la vascularización del sistema nervioso central y por ende la hipoxia o falta de oxigeno en el cerebro es irreversible.

8.- ABUSAR DE LOS ALIMENTOS. La investigación publicada afirma que tras permanecer un tiempo a dieta se activan genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro.

NO HAY QUE TEMERLE A LA CARNE SI SE CONSUME MODERADAMENTE.

9.- SER SOLITARIO. La corteza prefrontal, situada sobre los ojos, es más grande cuanto aumenta el número de amigos con los que contamos. Hacer nuevos amigos, nos obliga a una mejor adaptabilidad a recorrer lapsos de vida quizá olvidados y a hacer un esfuerzo e comprender otras perspectivas de vida.

10.- MEDIO AMBIENTES CONTAMINADOS. El cerebro es el órgano que más consume oxígeno. Si se está por mucho tiempo en algún lugar contaminado, se disminuirá el suministro de oxígeno al cerebro y habrá una deficiencia en el órgano.

11.- REACCIONES VIOLENTAS Y ESTRÉS. Hay que evitar cualquier reacción sorpresiva o estrés, ya que causan el endurecimiento de las arterias del cerebro. Si éstas se fortifican, la capacidad mental disminuye con el tiempo disminuyendo el flujo sanguíneo pudiéndose acumular coágulos que obstruyan definitivamente.

Recomiendo, en forma personal, leer esto detenidamente y como siempre REFLEXIONAR.


¿Cómo han dormido los famosos?

comohandormidolosfamosos

 

Dra. Gabriela Frías A.

Dermatóloga Certificada
gabifriasdermatologa@gmail.com