,

Alimentos Funcionales, esos alimentos que le dan un beneficio extra a tu salud – Segunda Parte

Como lo platicábamos el mes anterior, los alimentos funcionales van más allá de nuestras necesidades y nos aportan algún beneficio extra que puede disminuir riesgos de enfermedades y/o promover nuestra salud óptima. Mencionamos algunos alimentos que son funcionales por naturaleza y que es importante incluir en nuestra alimentación, como las moras, la cebolla, el nopal, el brócoli y la chía, ente otras; sin embargo en esta ocasión quiero escribir acerca de aquellas sustancias que cada vez más se añaden a diferentes alimentos para convertirlos en alimentos funcionales.

Estas sustancias, cada vez están en más y más alimentos y las principales son:

Probióticos.- Son microrganismos vivos que cuando están en cantidades adecuadas dan un beneficio en la salud de la persona que los consume, al mejorar su digestión y protegerlo de enfermedades gastrointestinales. Generalmente se agregan a productos lácteos como leche, yogurt y bebidas fermentadas. Los probióticos más comunes son Lactobacilos y Bifidobacteria y lo que hacen es pasar intactos a través del tracto gastrointestinal (resistiendo el efecto del ácido y la bilis) hasta llegar al intestino donde se convierten en nuestra línea de defensa en contra de patógenos al estimular la producción de nuestra flora intestinal (microbios benéficos). También estimulan la producción de lactato y acetato que crean un ambiente ácido que disminuye la actividad de los microrganismos patógenos (dañinos) y finalmente mejoran la digestión de la persona al facilitar la absorción y metabolismo de minerales.

Estanoles vegetales.- Estas sustancias tienen una estructura similar al colesterol LDL (el colesterol que cuando está en exceso tapa las arterias y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular) por lo que al entrar en nuestro organismo ocupan su lugar y el colesterol LDL no puede ser absorbido. Estos estanoles vegetales se encuentran naturalmente en algunos vegetales, sin embargo están en tan pequeñas cantidades que su efecto es mínimo. Es por ello que a algunas margarinas (cuya leyenda es que ayudan a bajar el colesterol) y yogurts se les han añadido estanoles vegetales para tener un efecto benéfico en la salud de nuestro corazón.

Fibra.- La fibra es esa parte de los carbohidratos que nuestro organismo no puede digerir, por lo que nos ayuda a tener un buen volumen en las heces (mejora la digestión), da saciedad y se ha comprobado que disminuye el riesgo cardiovascular, el cáncer y la obesidad. Igual que los estanoles vegetales, la fibra está en los alimentos (como cáscaras de la fruta, y granos enteros), pero es difícil lograr las cantidades diarias que nuestro organismo necesita, por lo que la industria actualmente añade fibra (generalmente inulina y sus derivados) en distintos productos lácteos y helados y/o mantiene la cáscara del grano en los diferentes productos, como pan de grano, arroz integral, etc.

Es importante que, cuando aumentemos nuestro consumo de fibra, ¡¡¡debemos incrementar nuestro consumo de agua!!!

PUFA´s.- Si alguna vez has escuchado algo acerca de ellas, su nombre largo y complicado es el de ácidos grasos poliinsaturados, es decir, omega 3 y omega 6. Cada vez existen más productos a los que se adicionan, debido a su efecto benéfico en la prevención y tratamiento de enfermedades comunes como la diabetes, la obesidad y la aterosclerosis, así como del cáncer, el Alzheimer, el infarto al miocardio, las arritmias y la hipertensión. Con la edad, las membranas de nuestras células en todo el cuerpo comienzan a tener exceso de calcio, lo cual al final afecta más que nada al corazón. Cada vez existen más estudios que han demostrado que al aumentar el consumo de alimentos ricos o adicionados con PUFA´s se mejora el metabolismo del calcio cardiaco, protegiéndonos de su exceso y de arritmia fatal. El mayor efecto se ha visto con aquellos ácidos grasos omega-3 como el alfa linolénico (ALA).

A pesar de la gran cantidad de alimentos enriquecidos en dichos ácidos grasos disponibles en el mercado, el conocimiento de los efectos originados por el consumo regular de estos alimentos supone aún un reto en la mayoría de los casos. Entre los alimentos ricos en estas sustancias son los aceites vegetales, sin embargo la mayoría son ricos en omega 6. Aquellos ricos en omega-3 (ALA) son los siguientes:

  • El aceite de linaza es considerado como la fuente más rica de ALA (57% de los ácidos grasos totales).
  • Los aceites de canola y soya, así como el germen de trigo y las nueces contienen entre un 7% y un 13% de ALA.
  • Algunos autores consideran a las verduras como una buena fuente de ALA (por ejemplo, espinaca, lechuga), aunque su contenido graso es bastante bajo.
  • La carne de origen animal, particularmente la de rumiantes, y los productos lácteos también proporcionan ALA. Sin embargo, las técnicas agrícolas modernas han originado un descenso en el contenido de ácidos grasos omega-3 de la carne (especialmente cordero y ternera) debido al uso casi generalizado de concentrados de cereales ricos en ácidos grasos omega-6 para alimentar al ganado. Por esto hay que preferir carne de animales GRASS FED.
Recuerda que lo más importante es incluir estos alimentos con sustancias bioactivas junto con una dieta variada y completa, ¡¡¡ya que ningún alimento es MÁGICO!!!

Esther Schiffman

Nutrióloga, especialista en obesidad y síndrome metabólico, apasionada por promover la comida mexicana como parte fundamental de una alimentación saludable así como en lograr un cambio verdadero y a largo a plazo en las personas mediante el logro de pequeñas metas, con dietas deliciosas, con todos los alimentos, con la práctica de ejercicio regular y sin cambios radicales que a la larga no puedan mantener o que pongan en riesgo su salud.

Tel. Consultorio – 55966646
Twitter – @nutestherschiff
Email – nut.estherschiffman@gmail.com



,

La utopía que viene

No hay mucho más ni nada novedoso que decir al respecto. En la semana que ha transcurrido, correspondiente a las Fiestas Patrias de México que ya también sufrían deterioro por el terremoto, estas resultarían aún más eclipsadas por el seguimiento mediático del caso de Mara Fernanda Castilla, la joven veracruzana que fue violada y asesinada por un chofer de Cabify en Puebla. Y como no hay mucho qué informar aparte de la infinidad de noticias que ya inundan la red, creo que está de más declarar que el repetir la información no es el objetivo de este artículo.

Pero sí lo es el tratar de ordenar un poco las ideas al respecto, para llegar a mi punto de la utopía. El asesinato de Mara cometido -presuntamente, hasta el momento- por un chofer de una empresa de transportación privada, se ramifica por varias vertientes alarmantes.

Una de ellas es el asunto de la empresa de origen español que no cuenta, por lo menos en México, con los filtros adecuados para detectar si en sus filas de conductores se cuela algún psicópata oportunista, ladrón oportunista o, en el caso actual, un criminal sexual oportunista.

De acuerdo a la más lógica reconstrucción de los hechos -en el caso de que todos los datos sean veraces- el delincuente en ciernes llevó a la chica a su casa desde un bar en la madrugada, y ella, en estado de ebriedad, se había quedado dormida, por lo que el conductor le tomó algunas fotos (tal vez ya sin ropa), a juzgar por los flashazos que reportaron las imágenes de las cámaras de seguridad. Al ver que no despertaba, vaya usted a saber si le suministró alguna droga que terminó de rematarla, decidió alegremente mejor aventarse la hazaña completa y llevarla a un motel, donde la violó ya sin una gota de escrúpulos y al final, tal vez por temor repentino, tomó la decisión de estrangularla para evitar las acusaciones directas. Y como no estamos hablando de un genio criminal digno de la mente de Doyle o Christie, subestimó la inteligencia de los posibles investigadores y supuso, inocentemente, que tirarla en un barranco a varios kilómetros sería suficiente para que jamás fuese encontrada. “¿Quién demonios encontraría el cadáver en un barranco?”.

Ah, y en su negligencia criminal olvidó que existen cámaras de seguridad, GPS y diversas tecnologías que podrían delatarle, por lo que se le hizo muy fácil alegar que la había entregado sana y salva en su casa. Ni el más estúpido de los Minions sugeriría una coartada tan débil como esa.

Hasta el momento, el gobierno de la ciudad de Puebla ha retirado el registro a Cabify para operar en el estado. Y no sabemos qué consecuencias traerá esto al futuro de la empresa de transporte privado, e incluso al también polémico Uber, ya que este caso aislado parece demostrar que estas empresas no ofrecen realmente la seguridad que prometen. Pero que, al final de cuentas, no es peor que la inseguridad de utilizar los taxis tradicionales en ciudades inseguras y pululantes de delincuentes y agresores sexuales.

Por otro lado, existe la vertiente de la imagen de la inseguridad en México. La cual, así como un conductor criminal de Cabify ha echado a perder la reputación de una empresa del nuevo milenio, ha mermado la reputación de un país que en lugar de ser un atractivo turístico mundial debido a su riqueza cultural y hermosos parajes naturales, se plasma en la opinión mundial como uno de los más inseguros del mundo. En el 2011, debido a una ola de violencia en el estado de Veracruz, la gente creía que apenas pisaran tierra jarocha comenzarían a recibir disparos. Ahora esta fama se enquista en la imagen de toda una nación para el resto del planeta. Y ayudada (metafóricamente hablando) por la negligencia y falta de interés del gobierno para investigar, procesar y finiquitar adecuadamente los casos criminales, el turismo en nuestro país ha sido mermado de una forma nunca antes vista. En México matan, y lo peor, les gusta matar mujeres.

Eso nos lleva a la otra vertiente, la de la opinión pública. La gran reacción en masa es, obviamente, un termómetro de los problemas nacionales. En este caso, el que miles de mujeres salgan a protestar es un hecho que aplaudo, pero que lamentablemente es más dirigido a los funcionarios de Estado que a los propios criminales. El “Todos somos Mara” y el “Ni una menos” son gritos de batalla que significan que las mujeres ya están cansadas de la inseguridad, del machismo, de la violencia, de las agresiones, de la discriminación y de ser culpadas, por ser mujeres, de las agresiones de los perversos varones.

Por desfortuna, ni Cabify, ni México, ni su gobierno, ni los perversos varones tienen la culpa total de estas desastrosas situaciones. Si se me permite la opinión, creo que el problema radica en algo más profundo: una combinación de muchos factores, entre ellos, los principales, una profunda deficiencia cultural y educativa y la evidente disparidad en la economía social. Me atrevo a opinar, en realidad sin datos ni estudios certificados en la mano, que la mayoría de los problemas de violencia en México -como en muchos países similares- se debe a un error de coherencia en la mentalidad del mexicano promedio, que se intensifica con la educación básica: hasta ahora, que ya el problema ha sido detectado, se está promoviendo, muy lentamente, la metamorfosis de los valores culturales. Esto, aunado a la pobreza consecuente de una corrupción sin límites, crea un círculo vicioso de criminalidad y un caldo de cultivo para sus representantes.

A nadie le sirve, realmente, una escuela en donde el civismo es adorar símbolos patrios en lugar de enseñarles la igualdad de derechos y valores humanos de hombres y mujeres, de la diversidad de géneros, de pieles y credos. Y se promueve lentamente porque la promoción de la aceptación de la diversidad aún encuentra barreras y oposición en las mismas familias tradicionales, cuando los padres protestan porque a sus hijos les enseñan que los hombres pueden hacer “cosas de mujeres” o que el ser homosexual o las diversas expresiones sexuales son algo normal.

Los “valores tradicionales” aún son cadenas que frenan el progreso cultural y que costará mucho trabajo deshacerlos: no hay más que ver las expresiones públicas de los despistados que afirman que “sin pene no hay violación” o como el reciente locutor de Juego de Troles que afirmó que la muerte de Mara es, por lo menos, la mitad de responsabilidad de ella. O el rector de la Universidad Madero, quien más o menos afirmó públicamente que por liberales, las chicas se exponen a los peligros…

…quienes tal vez tienen un punto, pero se olvidan que el {1 + 1 igual a 2} funciona a la perfección en aritmética básica, pero en la vida real se necesitaría un sistema tan sofisticado (y hasta el momento, ficticio) como la “psicohistoria” creada por Hari Seldon (de la saga de la Fundación creada por Isaac Asimov), la cual consiste en una serie de ecuaciones que permiten predecir el futuro en términos probabilísticos. En este caso, sólo matemáticas tan complejas como las de la psicohistoria podrían determinar las vastas interrelaciones de causa-efecto que permitirían distribuir correctamente las responsabilidades en los conflictos sociales.

Aún existe una irresistible tentación de no aceptar lo que ya es una tendencia mundial. Pero se necesita mucho tiempo y esfuerzo, errores, tropiezos y correcciones de la sociedad humana para lograr lo que todos anhelamos: la utopía.

El universo de la visionaria franquicia de Star Trek (iniciado a principios de los años sesenta) muestra un futuro utópico en el que la pobreza y disparidad social, los prejuicios, la discriminación racial y religiosa, la corrupción, el crimen organizado y los desórdenes mentales sociopáticos han sido exitosamente erradicados, y gracias a la avanzada tecnología imaginada, los casos aislados son eficientemente identificados y corregidos. Las series de televisión de la saga han ido incorporando elementos de evolución cultural a medida que los shows han ido apareciendo a lo largo de cinco décadas. No hay hacer mucha aritmética para intuir la acertada visión de su creador y showrunners, pero tal vez esto nos demuestra que el problema que nos aqueja actualmente no solamente existe en México: la mayor parte del planeta sufre de estos desatinos humanos. Y hay que revisar la historia para darse cuenta de que, desde los sacrificios humanos, pasando por torturas religiosas, esclavitud, crímenes supremacistas, genocidios, hasta llegar a los crímenes de machismo y odio a la diversidad, en efecto: vamos avanzando hacia la utopía, o lo más cercano a ese concepto que se pueda.

Tal vez no vivamos para verlo, mientras tanto, dejemos de pensar que no sirve para nada protestar. Probablemente no sirva en el momento, pero definitivamente debemos entender que nuestras acciones y movimientos actuales son, en la historia que se leerá en el futuro, un escalón más para llegar a ese anhelado estatus de la humanidad.


Julius Hernández

Web: http://juliushernandez.mx
Email: pnocosis@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/JuliusHernandez.autor/
Twitter: @juliushg

Julius es conocedor del mundo de la ficción y la fantasía en muchas de sus encarnaciones; escribe desde tiempos inmemoriales, aunque esta actividad nunca la había tomado en serio. Habla 16 idiomas, de los cuales sólo 2 son terrestres. Autor de la novela El Pecado del Mundo, de venta en Amazon.



,

Recomendaciones para hablar con los niño/as después de un desastre

aliciarabagoRecordar que los niños son muy sensibles y que ellos perciben que humor se vive a su alrededor estas son unas recomendaciones a seguir:

No minimizar falsamente lo sucedido. Mejor explicarles según su edad que paso y en que se puede ayudar.

Si el niño tiene la necesidad de hablar de los hechos, por favor, dale el tiempo y la atención necesaria para que pueda expresar sus ideas y sus sentimientos. También es importante decirles que es normal que se sienta preocupado, angustiado o triste. Repetirles que son queridos.

Evitar en la medida de lo posible que vea imágenes o noticias impactantes.

Es necesario que estemos muy pendientes de las reacciones en los siguientes días; puede estar muy irritable, llorón o preocuparse más de lo normal. Es importante que no se minimicen estos focos rojos y mejor que expresen lo que sienten.

Entender que, según las edades, pueden presentar diferentes reacciones. Por ejemplo, si son muy pequeños quizá no quieran dormir solos o separarse de ti. Quizá un poco más grandes no quieran ir a la escuela o, como adolescentes, pregunten mucho y estén muy susceptibles.

Es necesario hablar de la medidas de seguridad y la importancia de seguirlas para tratar de protegerse.

Y recordar que los niños son muy empáticos y a lo mejor tienen la necesidad de sentir que ayudan. Es un buen momento para que, según sus posibilidades, te ayuden quizá juntando ropa, haciendo comida, tranquilizando a un amigo, pero es buen momento de enseñarles y solidaridad.

Debemos recordar que casa persona percibe de manera diferente y las reacciones pueden ser variadas, tratar de comprender y mantener la calma para tomar las mejores decisiones.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

12. El Otro Patrimonio Familiar

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – El Patrimonio.

salograbinskyEn otro artículo vimos la importancia de una empresa en operación en el patrimonio del dueño. Frecuentemente éste constituye casi la totalidad de sus bienes ya que se dedicó a fortalecer a su negocio, comprar equipos e inversiones, descuidando sus finanzas personales. Esto es muy riesgoso ya que los negocios tienen la mala costumbre de quebrar, dejando a la familia en la calle.

El cuidado integral y preservación del patrimonio del emprendedor a través de las décadas es un acto importante y requiere de su control y decisiones frecuentes. Vivimos una etapa crítica en el mundo, ya que hay diferentes tipos de bienes disponibles, regulaciones cada vez más estrictas sobre los fondos de inversión y políticas monetarias confusas y cambiantes.

El otro patrimonio familiar está formado por bienes raíces (casa propia y otros inmuebles ) automóviles, colecciones de monedas, timbres y otros artículos, arte y joyería, así como mobiliario y antigüedades. Por supuesto las inversiones en instrumentos como bonos, fondos y monedas complementan el valor económico de lo que se posee. En principio todo suena lógico y es, en muchas ocasiones el resultado de un proceso ordenado de ahorro que acumula el dueño a través de su vida, sin descartar posibles herencias, premios y regalos. Lo difícil es controlar estas diferentes partidas que se manejan de acuerdo al mercado, a la situación política, social y económica de la región o país donde se encuentren.

Somos testigos de las terribles migraciones que suceden a través de los siglos, por guerras, destierros y discriminación y que dejan a personas inocentes y a sus familiares en la pobreza absoluta. Muchos seres humanos lo perdieron todo.

Los bienes raíces son un ejemplo típico: En primer lugar se debe lograr conseguir una casa o departamento propio para vivir, dejar pagar rentas crecientes o posibles desalojos y que permitan a la familia tener una seguridad relativa. Fuera de éste rubro hay oportunidades que se ofrecen de terrenos, locales, departamentos y otros inmuebles que protegen el valor del patrimonio de crisis y recesión. Muchos amigos lectores consideran que la tierra y sus construcciones no van a bajar a través del tiempo porque están seguras. Yo difiero parcialmente y a las pruebas me remito, basado en experiencias personales y de asesorados.

La crisis del 1982 hizo que las casas y departamentos que se salvaron de las hipotecas e intereses de usura que dejaron a muchos en la ruina efectivamente subieran su valor en pesos de esa época, pero si tomamos en cuenta la hiperinflación de esos años así como el creciente valor del dólar y otras monedas esto resultó en una cuantiosa pérdida de valor en términos constantes. El mercado inmobiliario es muy delicado y hay que saber invertir en él. Les recuerdo que no te puedes llevar tu casa u otros inmuebles a otra parte.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



,

Lo positivo de la tragedia

Muchas veces me he preguntado por qué Dios permite las tragedias, por qué mueren personas inocentes, porque las guerras… y sin entrar en rollos existencialistas, teológicos o filosóficos, los recientes sucesos en México con los temblores (Chiapas, Oaxaca y Ciudad de México); y los huracanes que han azotado a nuestra América latina (particularmente Puerto Rico y el Caribe), y que al menos estos últimos fenómenos, son un mensaje que nos da el planeta de cómo lo estamos dañando; ¿Qué resultado han tenido estas tragedias?

Sí son miles de personas que perdieron sus viviendas, y algunos desafortunadamente amigos y familiares; pero más allá de esto, la respuesta ante la tragedia ha sido impresionante y contundente: solidaridad, apoyo desinteresado, ayuda por toneladas.

Es verdaderamente enternecedor como la población, muchas veces la más necesitada, sin ser acarreada, sin ningún tipo de obligación, salió a la calle y en una carrera contra el reloj, exponiendo su propia vida, se unieron todos en un mismo objetivo: rescatar con vida hasta el último sobreviviente de los edificios caídos.

Y tal vez a diferencia del terremoto del ’85, este fue filmado y transmitido casi en tiempo real. Y los que veíamos los videos en redes sociales y televisión, primero horrorizados después pudimos ser testigos maravillados de cómo cientos sino es que miles de personas salían a las calles a ayudar, se reunían en los sitios de emergencia para apoyar; y muchas personas más de todo el país convocaban en su propia trinchera a la gente para que se solidarizara con ayuda económica, en despensas, kits de auxilio médico, y muchas cosas más.

Ciertamente ha sido increíble cómo nuestro pueblo se ha unido, desde los voluntarios que día y noche han estado removiendo escombros, hasta personas que ha llevado de comer a los voluntarios; gente que en todo el país se han movilizado para hacer colectas desde botear en los semáforos, hasta hacer vendimias y kermeses para sacar dinero para cooperar. Y qué decir de nuestras fuerzas armadas, de los voluntarios de la cruz roja, rescatistas de diferentes corporaciones; todos participando con una organización increíble dada la situación de emergencia.

Entonces ¿para que sirven las desgracias? Dios no manda los temblores ni las muertes; son causas naturales y desafortunadas, pero sí creo que Dios nos da diferentes elementos de concientización como estas tragedias para sacar lo mejor de nosotros mismos, y darnos cuenta de los potenciales que tenemos como Mexicanos.

Siempre estas circunstancias muestran esa característica única que tenemos como pueblo, no abandonamos a nuestros hermanos en desgracia, desde el más humilde hasta el pudiente nos unimos para cargar cubetas de tierra, o llevar despensas, o hacer comida, o donar poco o mucho dinero. El gran código genético que tienen los mexicanos es la solidaridad.

Pero atención que pasando los días donde se termine el rescate y vuelva la “normalidad”, deberemos encontrar formas de convertir esa solidaridad, en procesos, normas, políticas públicas, que prevengan, fortalezcan y fomenten, medidas para que las tragedias se minimicen, y los daños se les dé el suficiente seguimiento cuando ya el tema no este “candente”.

Mientras sigamos apoyando a nuestros hermanos y nutrámonos de esas imágenes de gente desinteresada ayudando, convirtiéndose en los héroes anónimos que este país tiene todos los días y basta que las cámaras apunten para ver como este pueblo está lleno de valor, coraje, fe, amor, sobre todo cuando vemos a un hermano en desgracia. Esta columna es para todos ustedes los que de una u otra forma apoyo, para ustedes mi respeto y admiración. Gracias por hacer de México lo que todavía nos tiene unidos, la solidaridad.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101



,

La maldición del ejecutivo moderno

En la maravillosa película “El diablo viste a la moda”, hay una escena donde Andy (Anne Hathaway) llega muy triste a una filmación de un comercial en Central Park, y su amigo NIgel (Stanley Tucci); le pregunta que le pasa y ella dice “Mi vida personal es un desastre”, a lo que él responde “Estás lista para una promoción”.

No es una regla, pero casi… Mientras más alto estás en el organigrama, peor es la vida personal; y si no se rompe con este “estilo de vida” donde hay una responsabilidad mal entendida, y se tienen que pasar 8, 10, 12 o más horas en el trabajo (le llamo horas “nalga”), porque hay que cubrir un horario, o incluso quién se atreva a salir a la hora de salida correspondiente, es prácticamente “crucificado” porque hay trabajo que hacer.

El que México sea el líder mundial en tiempo que pasamos en la oficina, no es algo para presumir ya que somos el último lugar en productividad de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), y entonces incluso pasando tanto tiempo en el trabajo, somos incapaces de ser altamente productivos.

Así que no es un llamado a la “irresponsabilidad”, sino a la “productividad”. Ciertamente el trabajo no se acabará jamás, pero aun así el sano equilibrio entre la vida profesional y personal se debe mantener. Se entienden que haya picos en las cargas de trabajo, que son eventualidades; pero cuando esto se vuelve permanente, simplemente estamos provocando que el personal tenga problemas serios en su balance entre la vida laboral y el trabajo.

El mensaje espero ser claro, si trabajas para una empresa se te contrata para una sola cosa: Dar resultados, y si no lo das simplemente tendrás que irte de la organización. Pero se tiene que dar resultados en 8 horas; Si no eres capaz de hacerlo, no lo harás en 10 o 12 horas. Y aquí cuando asesoro algunas empresas y encuentro este problema, sin preguntar más, mi diagnóstico es: “El empleado es un inepto, o el jefe es un inepto, o tal vez ambos”.

Cada minuto que pase el trabajador en su oficina, se le resta a su vida personal (familia, amigos, esparcimiento, descanso, ejercicio, hobbies…) y al exigir de más a las personas acabaremos “tronando la maquinaria”, es decir: familias disfuncionales, separaciones, divorcios, conflictos familiares, excesos, desórdenes, depresión, estrés crónico, angustia, frustración, que genera hasta infartos, parálisis faciales, embolias… y una serie de afecciones tanto en la salud física y emocional; que provoca el trabajo.

Este es el mundo moderno, pero la maldición viene es que todo este trabajo, viene en que se busca desesperadamente el “éxito”, y su representación es: Dinero, poder y belleza. Pero ninguna de estas 3 cosas da una felicidad en el largo plazo. Así que es un callejón sin salida, por un lado, trabajar horas y horas, que generan un desequilibrio que provoca problemas al interior de la casa, y luego estos problemas se meten a la empresa, y viceversa.
Por todo esto es muy importante poder terminar con estos pésimos hábitos de trabajar para vivir, o más bien vivir para trabajar; y si bien el trabajo debe significar un motivo de plenitud, realización y gozo; no por ello vamos a sacrificar familia, amigos, experiencias, descanso, en pos de un mal llamado “bienestar”.

La palabra clave será equilibrio, donde cumplamos con dar al trabajo lo mejor de cada uno, y por supuesto dar resultados, pero en el horario establecido, para poder dedicar ese resto del tiempo o cosas valiosas, empezando por tiempo para ti (ejercicio, descanso, esparcimiento), y luego cuidar las relaciones con los seres queridos. Cuando eso pasa podremos tener equipos altamente productivos, y personas con extraordinarios desempeños, que traerá como consecuencia rentabilidad en la organización.

Así que la próxima vez que veas que alguien que a las 6:00 PM se levanta de su lugar y ya cumpliste tus objetivos del día, más que mentarle la madre, dile que te espere… Porque tienes otras muchas cosas en tu vida que el trabajo. Sí, lo disfrutas, Si te llena de plenitud, pero ahora toca el turno del gym; una cena con tu novia viendo una película; convivir con tus hijos, ayudarles a hacer su tarea; participar de un servicio religioso o de ayuda comunitaria, o simplemente acostarte en tu cama a descansar.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101



,

¿Qué pasa cuando un hijo no tiene un buen rendimiento académico?

INformando con Ale Diener¿Qué pasa cuando un hijo no tiene un buen rendimiento académico, que los estudios de plano no le interesan?

Resulta que la orientación hacia los compañeros vuelve irrelevantes los estudios.

Hablando nuevamente del vínculo, es importante mencionar que si los hijos están vinculados a sus amigos, no les interesa el estudio. Para los jóvenes que están orientados a sus iguales, los temas académicos carecen de total importancia. La historia, la cultura, las contradicciones de la sociedad o las maravillas de la naturaleza, carecen de interés para ellos.
¿Qué tiene que ver la Química con estar con sus amigos? ¿En qué ayuda la Biología hacer que las cosas funcionen con los compañeros? ¿De qué sirven las matemáticas, la literatura, los estudios sociales?

Hay una letra de una famosa canción de finales de los años 50 que capta perfectamente lo que estoy explicando. Dice: “No sé mucho de Historia, no sé mucho de Biología, pero sé que te amo”.

Esto es muy importante que tomemos en cuenta, para que sepamos que si nuestros hijos de plano no están tomando en serio los estudios, es que en realidad no están vinculados a nosotros.
Los jóvenes no valoran los estudios en sí, es preciso alcanzar cierta madurez para darse cuenta de que la educación abre las mentes y las puertas y que puede humanizar y civilizar. Lo que los estudiantes deberían hacer es valorar a quienes valoran la educación. Al menos de esta manera seguirán nuestras pistas, hasta madurar lo suficiente para llegar a sus propias conclusiones.

Los alumnos orientados a sus iguales piensan que los amigos son lo que más importa, y que el estar juntos es todo lo que cuenta. Razonar contra el instinto de alguien, incluso si es un instinto tergiversado, es imposible. Por eso, es importante buscar que la orientación sea hacia los padres, no hacia los compañeros, porque eso despoja a los estudiantes también de sus maestros.

Los jóvenes inmaduros dependen de la vinculación para aprender. Cuando menos curioso, integrado y adaptado sea el joven, tanto más será cierta esa frase.

Resulta que los jóvenes orientados a los adultos consideran a éstos como el punto cardinal sobre el cual orientarse y encontrar direcciones. Van a ser leales al maestro y no al grupo de iguales y lo considerarán como un modelo, una autoridad, una fuente de inspiración.

Cuando los jóvenes se vinculan a un maestro, éste tiene el poder natural de dirigir el comportamiento del joven, emular en buenas intenciones e inculcar valores sociales. Como maestro, uno se da cuenta perfectamente: los alumnos que se vinculan a uno mismo, son esos alumnos que se vinculan a sus padres, que saben que su punto cardinal está en su hogar; pero aquellos que de plano ni siquiera hacen caso al maestro, es que son hijos desvinculados y que han buscado a sus iguales.

 


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

Danza con Simios

El reciente “escándalo” (ya que no se le puede llamar de otra forma sino con comillas) de las declaraciones de Aleks Syntek contra el tristemente célebre reggatón es un claro termómetro de la nefasta situación de la actual industria musical.

Enfrentémoslo. Estamos en un mundo en el que el rock está en coma perpetuo, sostenido solamente por una pléyade de fans que poco a poco se van debilitando, con mucha fuerza (aún) en Europa y adorado por “ghettos” musicales, pero que sufre de falta de interés por la gran masa de público hispano y latino, en todo el continente americano. En su lugar, la raza, esa que compra discos y repleta conciertos, prefiere un género que comenzó siendo un subgénero que comenzó pareciéndonos muy carismático, cuando jamás nos imaginamos a lo que iba a llegar (el antecedente más lejano que recuerdo es “Te ves buena” de El General). En su momento ni siquiera le llamábamos reaggetón. Nos parecía una combinación de rap, hip-hop y reggae, un experimento muy gracioso que para nosotros los -más o menos conocedores- de la música fue perdiendo el interés, pensando inocentemente que no pasaría de unos cuantos refritos y moriría.

En lugar de eso, fue cobrando fuerza a través de dos décadas y media, durante las cuales no puedo recordar cuándo escuché por primera vez referirse a eso como “reggaetón”, pero la palabra en sí me parecía un chiste. ¿Reggae? ¡No, reggaetón! No necesitabas conocer las raíces o ser fan del reggae para disfrutar del reggaetón.

Pero una vez que fue diseccionado y fueron pasando estrellas fugaces y otras estáticas a través de su existencia, pudimos descubrir que lo único que se necesitaba, musicalmente hablando, para que una canción se presentara como reggaetón era basarse en un sencillo ritmo, oscilando hacia arriba y abajo de los mismos BPM, ritmo que reza… Tún, tún-tún, tún–Tún, y eso era todo. Poco importaba que hablaran de gatos voladores, de chicas que quieren chorizo, de gasolinas o de mujeres que conocieron en un taxi. Poco importaba que el mensaje a trasmitir consistiera sólo de lo bien que iban a perrear, que chuleara divina y misóginamente a las mujeres diciéndoles mamita y nena muévelo y acércate a mi pantalón dale vamo a pegarnos como animales y te voy a atravesar con mi espada. El único requerimiento verdadero y universal es el Tún, tún-tún, tún–Tún.

De ahí evolucionaría, al darse cuenta algunos novatos y estrellas ya consolidadas de que “si no puedes vencerlo, únete” era la máxima válida aquí, comenzaron a integrar el Tún, tún-tún, tún–Tún a sus éxitos y colaboraciones, situación en la que han caído desde los más desconocidos hasta los grandes consagrados. La única manera de integrarlo sin perder su propio glamour era suavizando la misoginia implícita y la carga erótico-vulgar del género, con letras un poco más pensadas, sensuales y menos toscas, y nunca con complicaciones intelectuales (con una sola excepción y mención honorífica: Calle 13).

Y de pronto, al gran Aleks Syntek, músico bien preparado y conocedor de la historia musical pop y otros géneros, buen arreglista, compositor y carismático intérprete, se le ocurre decir (tal vez bromeando, y con toda intención y entendimiento de la tormenta que causaría) que el reggaetón le tiene hasta la madre, que no se explica por qué tantos colegas le entran (pregunta casi retórica) y, entre otras cosas, que el reggaetón viene de los simios.

Obviamente, muchísimas personas, yo incluído, aplaudimos las declaraciones de Aleks Syntek y sobre todo su valor al declarar que aunque el reggaetón fuese lo último que quedara disponible, él no le entraría al toro. No sabemos si realmente lo haría; lo cierto es que, como es tan usual y tan de moda en estos tiempos, la “comunidad reggaetonera” se le fue encima, al grado de que (mal por Aleks) tuvo que disculparse por haber dicho lo que dijo.

Vamos, no se trata de defender los insultos, pero ¿en qué clase de tiempos estamos viviendo en los cuales alguien muy versado en música ofende a un género decadente desde su concepción y después debe disculparse por decir la verdad? Si Aleks ofendió a los engendros de Alex y Fido, al barriobajoso C-Kan, al alcohólico y drogadicto (y a todas luces analfabeta) Nicky Jam, al estúpido Yankee y a los caritas misóginos de Balvin y Maluma ¿por qué debe pedir disculpas públicamente y satisfacer a una gran masa de simios a quien no le preocupa en lo más mínimo la calidad musical? El que todos esos dizque cantantes hayan protestado y exigido la retractación resulta exactamente la misma ofensa para nosotros, si no mayor, que la que Aleks hizo a ellos. Estos intérpretes tienen el cerebro lleno de estiércol y sus seguidores y admiradores son la lacra de la sociedad.

Ya. Está hecho. Insulté y ofendí a toda esa comunidad reggaetonera. ¿Y qué ocurrió? Nada. Ninguna turba enardecida vendrá a buscarme con antorchas para llevarme a la pira purificadora de la retractación pública. Ni ocurrirá de aquí a la eternidad. ¿Por qué?

La respuesta es sencilla: Aleks Syntek es una figura pública, y la gran cantidad de seguidores del reggaetón componen una masa enorme y hambrienta de justicia y venganza. Anhelan la lapidación mediática por una tontería, por una broma, por un momento de extravagancia y, sobre todo, de honestidad.

Porque estamos en los desagradables tiempos en que la corrección política es la ley y las redes sociales son jueces y verdugos.

Por la misma razón que una vez fueron lapidados Platanito por repetir un chiste de humor negro (el de Kentucky Fried Children) en un momento sensible, a Nicolás Alvarado por decir la verdad de su actitud hacia Juan Gabriel (que estaba en todo su derecho), Tiziano Ferro por llamar bigotonas a las mexicanas (a quien les vienen guangos sus detractores en México), a Ludwika Paleta por repetir el chiste de la sopa de coditos en un inofensivo tuit, a Michael Richards por su rant humorístico contra los negros en un show de stand-up (“a ese idiota ya nadie le da chamba y ahora quiere hacerse el gracioso ofendiendo a un brother”).

Porque dicen lo que sólo podemos decir las no-celebridades en nuestros blogs personales y sitios de opinión, en foros de discusión, en charlas de café y en bromas de fiesta. Nada ocurre si yo apoyo a Aleks Syntek y reitero que EL REGGAETÓN VIENE DE SIMIOS, sí, porque eso es la neta, pero a la gente no le importa si uno dice la neta. Le importa que lo digan los famosos. Hagan un experimento. Tengan ustedes la edad que tengan, afirmen frente a un chico o chica amante del reggaetón que su música es simiesca, inculta y degradante. Mientras menos edad tengan, lo más que podrá pasar es que recibirán un “chinga tu madre” fácilmente perdonable, a menos que vivan en un barrio sin ley. Fuera de esos sitios, a nadie le importa la opinión insultante de un hijo de vecina, sea del estrato social que sea (la vecina).

Y créanme, no odio realmente el reggaetón. Que lo desprecie como expresión musical tampoco significa que no reconozca que SÍ ES MÚSICA, aunque muy primitiva, fácil de hacer, fácil de cantar, fácil de componer, repetitiva y nada imaginativa. Eso tampoco me impide reconocer que de repente me sorprendo a mí mismo canturreando los 4 felices de Maluma, el reggaetón necesitoso de Balvin, los mashups de género de Gloria Trevi, Ricky Martin y similares y, ¡cómo no! el archifamoso little slow de Fonsi y Yankee. Y si hay que bailarlo en algún momento que haya que bailarlo, no tengo problema, le entro, aunque siempre he sido menos bailarín que cualquier simio de la alta sociedad.

De pilón, les regalo esta joyita, quien muestra todo su linaje de cobre cuando le preguntan por la notita musical tatuada en su cabeza:


Julius Hernández

Web: http://juliushernandez.mx
Email: pnocosis@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/JuliusHernandez.autor/
Twitter: @juliushg

Julius es conocedor del mundo de la ficción y la fantasía en muchas de sus encarnaciones; escribe desde tiempos inmemoriales, aunque esta actividad nunca la había tomado en serio. Habla 16 idiomas, de los cuales sólo 2 son terrestres. Autor de la novela El Pecado del Mundo, de venta en Amazon.



,

Nomofobia…cuando enferma nuestro órgano más avanzado tecnológicamente

Hace unos días durante una comida notaba a un amigo sumamente ansioso y preocupado, al acércame y preguntarle que le sucedía, su respuesta fue:

“No tiene pila mi celular y no encuentro ningún cargador, me estoy volviendo loco…”

¿Les suena familiar esta situación?

Este es un ejemplo de la llamada “nomofobia”, el miedo irracional a estar sin teléfono móvil.

El término proviene del anglicismo “nomophobia” (“no-mobile-phone-phobia”).

La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando éste no puede disponer de él.

Entre las tres razones más comunes que generan sensaciones incomodas al no estar conectado con nuestro teléfono inteligente, se encuentran:

  • Que se haya dejado olvidado en casa el aparato
  • Se descargó su batería
  • Esté fuera de cobertura en un área sin señal

Los síntomas de este peculiar síndrome, por llamarlo de alguna manera, incluyen ataques de pánico cuando la persona se separa de su Smartphone o teléfono inteligente.

Esto debido a que diversos estudios muestran que nuestro organismo ya está acostumbrado a checar constantemente el dispositivo, ya sea para ver mensajes, notificaciones en redes sociales e inclusive sentir que está vibrando (muchas veces cuando ni siquiera lo hace), logrando así, una verdadera dependencia al aparato con el que convivimos 24 horas, 7 días a la semana.

El nomofóbico enloquece ante la imposibilidad de contactarse a través de su teléfono móvil, y esto no se aplica únicamente a los usuarios de Smartphones, sino a personas que estén muy relacionadas a algún aparato electrónico en si vida diaria.

Un estudio reciente reveló que poco más de la mitad de los encuestados siente verdadero malestar cuando no tiene su teléfono o éste se queda sin batería, sobretodo porque se encuentran enlazados las 24 horas del día a sus gadgets.

Este padecimiento está creciendo de manera muy acelerada entre los estudiantes o más jóvenes.

Hay estadísticas que muestran claramente nuestra alta dependencia a los aparatos como:

– 2 de cada 3 personas duermen pegadas al teléfono.
– 35% admite revisar el Smartphone durante momentos de intimidad con su pareja.
– Más del 50% jamás apaga el celular.
– 1 de cada 5 personas preferiría vivir sin zapatos una semana que no traer su teléfono.

En un día común, los usuarios de smartphones checan su pantalla al menos 34 veces en promedio, algo verdaderamente relevante, si consideramos que sólo en México –según se reporta, hay más de 44 millones de Smartphones.

¿No usar el celular causa síndrome de abstinencia?

El mismo estudio con jóvenes, revela que 4 de cada 5 usuarios presenta un malestar significativo físico y mental, confusión y sobre todo un estado de aislamiento extremo cuando son privados de usar dispositivos tecnológicos.

De igual manera, estudios realizados demuestran que la reacción de los jóvenes ante la falta de tecnología es similar a la que sienten drogadictos o fumadores al abandonar el consumo de golpe.

La mayoría de los participantes en un experimento de reacciones al dejar de tener contacto con su teléfono inteligente, no pudieron dejar de utilizar sus dispositivos de última generación ni siquiera un día.

Es más, los estudiantes confirmaron que no podían abandonar no sólo sus teléfonos, sino computadoras, y el acceso a redes sociales con cualquier modo alterno.

México, segundo lugar en uso de Smartphones en Latinoamérica

México es uno de los países con más usuarios de Smartphones en Latinoamérica, sólo está después de Brasil en la lista, ocupando el segundo lugar.

Dos de cada tres mexicanos mayores de edad tienen celular y esto definitivamente muestra un potencial peligro de generar consecuencias futuras relacionadas con el uso del dispositivo.

Alrededor de 6 de cada 10 de los usuarios que utilizan celulares cuenta con este padecimiento, presentando una ansiedad importante al no tener acceso a su teléfono móvil.

No olvidemos que nuestros teléfonos inteligentes son una herramienta de vida actualmente y como muestra alguna de las estadísticas del uso de Smartphones en México más recientes:

Se usa para todo – ¿Qué hacemos con nuestro celular?

  • 68% navegar en Internet
  • 50% usar Facebook
  • 22% usar Twitter
  • 26% usar WhatsApp
  • 65% buscar información
  • 85% ver videos

En cualquier lugar y a cualquier hora – ¿En dónde lo usamos?

  • 48% en el baño
  • 35% en la comida
  • 69% en el cine
  • 75% duermen con el celular a la mano

No importa el entorno – ¿En dónde mensajeamos?

  • 32% en el cine
  • 31% en clase
  • 17% al manejar
  • 44% platicando con otras personas

Después haber revisado todos estos datos, los invito a que hagan la siguiente reflexión… ¿soy parte de la población que está sufriendo esta nueva enfermedad?, ¿Qué sucede cuando me quedo sin batería? ¿Puedo salir de mi casa sin llevarme mi teléfono celular?…

 


Rony Jerusalmi

Facebook: Goldfarb Consultants México
Twitter: @goldfarbMX
Sitio web: www.goldfarb.com.mx



,

Alimentos Funcionales, esos alimentos que le dan un beneficio extra a tu salud

El tema de los alimentos funcionales es muy interesante, ya que todos los alimentos son funcionales (tienen una función en nuestro organismo) en algún nivel fisiológico; sin embargo con el tiempo se han descubierto algunos que en especial tienen un efecto benéfico muy potente hacia nuestra salud, por lo que ahora se recomienda consumirlos para prevenir algunas enfermedades comunes.

Todo comenzó en 1753 cuando Lind sugirió que a los marineros les daba escorbuto (una enfermedad terrible que mató a miles de marineros en el mundo) debido a la falta de “algo” que no estaban consumiendo en los barcos. Nadie lo tomó en serio hasta 40 años después en los que se descubrió que dicha enfermedad se debía a la deficiencia de vitamina C, y que el sólo consumir lima (muy rica en vitamina C) durante los viajes prevenía por completo la enfermedad. A partir de ese descubrimiento se descubrió el papel del calcio, selenio, fibra, y otros nutrimentos en la prevención y/o tratamiento de enfermedades comunes como el cáncer, la osteoporosis y diverticulosis.

Cada año aumenta la evidencia científica de otro alimento y su beneficio específico a la salud, sin embargo debemos de tener cuidado ya que se ha abusado de dicha información y se ofrecen suplementos que exceden las dosis recomendadas y que en vez de tener efecto protector o curativo tienen efectos nocivos a nuestra salud.

Te presento algunos alimentos básicos que tienen ese “extra” que puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades u obesidad:

Berries.- Las más consumidas son las fresas, arándanos azules, arándanos rojos, zarzamoras y cerezas. Contienen una gran cantidad de fitoquímicos como las antocianinas, que pueden suprimir la proliferación del cáncer, especialmente el de colon, al ayudar en la supresión de los niveles de insulina en suero.

Momordica charantia (melón amargo).- Se utiliza tradicionalmente para el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones ya que se ha demostrado en roedores su capacidad para reducir la hiperglucemia (azúcar alta en sangre) y la adiposidad (grasa corporal). Existen estudios para comprobar sus efectos en humanos y han llegado a la conclusión reciente que el jugo de melón amargo es efectivo en la terapia complementaria para reducir la adipogénesis (producción de grasas) en humanos.

Brócoli y crucíferas (coliflor, coles de brucelas, etc.).- Tienen elevadas cantidades de vitamina C, fibra soluble, glucosinolatos y de índoles, que son sustancias que inhiben el crecimiento de células humanas de algunos tipos de cáncer. Lo ideal es consumirlo crudo y con limón, pero si vas a cocinarlo hazlo al vapor cuidando no sobre cocerlo para mantener dichos beneficios (que queden de color verde bandera y crujientes).

Soya.- Es una leguminosa cultivada para aprovechar su alto contenido de proteínas y el aceite que se puede extraer de sus semillas. El gran prestigio de la soya está en gran medida relacionado con su aprovechamiento como una fuente alternativa de proteína en países con altos índices de pobreza, ya que es la única fuente de proteínas de origen no animal cuya calidad puede equipararse a la proteína animal como la que da la carne. De hecho, si la soya se usa como fuente única de proteínas en la alimentación, puede cubrir las necesidades de todos los aminoácidos indispensables tanto en niños como en adultos. En nuestro país la soya inició su apogeo hace aproximadamente cuarenta años, alrededor de los años setenta, cuando se usó para enriquecer varios productos –entre ellos la tortilla- con el objeto de mejorar su contenido de proteína. En nuestros días se usa en una amplia y versátil variedad de productos como lo son yogures, leche, quesos, jugos, carne y embutidos. Entre los beneficios que se le atribuyen están: disminución de la resistencia a la insulina (por lo que podría ser parte del tratamiento de la obesidad y la diabetes), compensación de la actividad de los estrógenos (por lo que compensan un poco la falta de esta hormona en mujeres menopáusicas), reducción de la pérdida de hueso y mejoran su calidad (por lo que benefician a las mujeres posmenopáusicas), disminución del colesterol en sangre (por lo que pueden ayudar a personas con riesgo de enfermedad cardiovascular), entre otras.

Amaranto.- Consiste de 6 a 9% de aceite, que es mayor a lo que contienen otros cereales. En un estudio se observó que el consumo de 18ml de aceite de amaranto al día tiene efectos benéficos para Enfermedad Cardiovascular e hipertensión al disminuir el colesterol total, los triglicéridos, y el colesterol LDL por su alto contenido de omega 3. También funciona como antioxidante natural capaz de proteger a las membranas celulares de daño, previniendo diferentes enfermedades como el cáncer.

Toronja y cítricos.– Es una fruta cítrica tropical cuyo cultivo comenzó recientemente. La toronja y los cítricos como la naranja son fuentes ricas en compuestos bioactivos como carotenos, flavonoides, vitamina C, ácido fólico, fibra soluble, potasio y otras sustancias que tienen efectos benéficos en la prevención del cáncer de mama y de colon. Existen estudios que han incorporado la toronja a la dieta de sujetos obesos y han observado la disminución significativa de peso corporal así como la disminución en la resistencia a la insulina. Por lo anterior incluye una suprema de toronja como parte de tu desayuno!!!

Cebolla.- Es un bulbo bienal de estación fría que contiene una variedad de compuestos bioactivos como disulfuro propil alílico, isotiocianatos cromo, vitamina C y numerosos flavonoides como la quercetina y la quercitrina que se han asociado generalmente con una disminución del riesgo de algunos cánceres y otras enfermedades crónicas. Puedes consumirla cruda o cocida…

.- Es una bebida echa por remojo de hojas procesadas, brotes o ramas del arbusto del té, Camellia sinesis, en agua caliente. Los tipos básicos de té, en orden de menor a mayor fermentación son de color blanco, verde, oolong y negro. El té es una fuente natural de las metilxantinas como la cafeína y la teobromina, algunos flavonoides, catequinas y polifenoles antioxidantes, por lo tanto tiene efectos supresores en ciertos tumores, principalmente intestinales, así como efectos en la disminución de la grasa abdominal cuando se acompaña de una dieta variada y saludable.

Cúrcuma.- Es una especie común en platillos del sur de Asia, así como algunas mostazas Su ingrediente activo, la curcumina en polifenoles, puede afectar a prácticamente todas las etapas de la carcinogénesis celular (formación del cáncer), incluyendo proliferación, crecimiento, supervivencia, angiogénesis y la metástasis. Esto quiere decir que al parecer la cúrcuma ayuda a destruir las células cancerosas cuando están en exceso.

Chía.- Su origen está en América Central, donde su semilla era rostizada y molida para producir “pinole”. Era incorporada en varios alimentos prehispánicos, principalmente para la obtención de energía, por lo que se le llamaba “alimento de corredores”. Su cultivo terminó con la civilización Azteca, sin embargo volvió a introducirse en las últimas décadas. Su semilla es alta en ácidos grasos Omega – 3, 6 y 9 y fibra, por lo que tiene efecto funcional, especialmente para mujeres y personas con VIH positivo, prevención y tratamiento de enfermedad cardiovascular, diabetes y cáncer, entre otras.

Nopal.- Ha sido utilizado en la medicina tradicional desde épocas antiguas. Los tallos poseen componentes con actividades biológicas importantes: antiinflamatorias, antioxidantes, antiulcerogénicas, etc. Estudios han añadido nopal a otros alimentos para darles mayor valor nutricional, observando que no pierden su efecto y si ayudan en la disminución de enfermedades crónicas.

Recuerda que lo más importante es incluir estos alimentos junto con una dieta variada y completa, ¡ya que ningún alimento es MÁGICO!

Espera el mes siguiente el artículo acerca de aquellos alimentos a los que se han añadido distintas sustancias bioactivas para hacerlos funcionales y tener un efecto benéfico en nuestra salud. ¡NO TE LO PIERDAS!


Esther Schiffman

Nutrióloga, especialista en obesidad y síndrome metabólico, apasionada por promover la comida mexicana como parte fundamental de una alimentación saludable así como en lograr un cambio verdadero y a largo a plazo en las personas mediante el logro de pequeñas metas, con dietas deliciosas, con todos los alimentos, con la práctica de ejercicio regular y sin cambios radicales que a la larga no puedan mantener o que pongan en riesgo su salud.

Tel. Consultorio – 55966646
Twitter – @nutestherschiff
Email – nut.estherschiffman@gmail.com