,

13. Legados y Herencias

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – Legados y Herencias.

salograbinskyEl sistema familia-empresa y patrimonio es un organismo vivo, cambiante y aunque tratamos de mantenerlo estable con reglas y estructuras , hay ciertos fenómenos dentro del ciclo que no son controlables. Uno básico es la declinación física y mental de sus propietarios y ejecutivos clave, además de los familiares sean estos accionistas o no. Este evento es irremediable y termina en el fallecimiento, algo natural en todos los seres vivos, pero que si no se maneja correctamente, puede dar al traste con todos los planes previos.

El fallecimiento o, como está pasando cada vez más frecuentemente, la incapacidad mental del emprendedor son acontecimientos que deben ser planteados y, en lo posible resueltos mediante documentos y acuerdos para no afectar el patrimonio de estos y sus familiares cercanos y especialmente a la empresa en operación. En este artículo voy a enfatizar la importancia capital de que se dejen arreglados los asuntos mediante testamentos, poderes, juicios si son necesarios, y otros documentos para que el negocio no quede acéfalo y haya un vacío de poder que, desgraciadamente, es generalmente llenado por la(s) personas menos indicadas. Obviamente debe imperar la justicia y protección de los familiares cercanos y ser estos razonables, con sentido común y previsión.

Empezando por los testamentos, que son documentos personalísimos, nadie debe influir o coaccionar al testador a que deje algún bien bajo presión y el documento debe ser presenciado por un notario y testigos(si se requieren) y legalizado para que funcione. Mi recomendación es siempre ser justo y no dejarse llevar por el corazón o el hígado, salvo casos aislados. En cuanto a la propiedad accionaria del negocio familiar quisiera que al redactarlo tomen en cuenta que este debe mantener su continuidad a través de las generaciones y los futuros accionistas deben tener tomado muy en cuenta tanto su esfuerzo al trabajarlo como el corazón en continuar la obra del fundador. Los demás familiares debieran recibir otros bienes ya que no tienen (y están en todo su derecho) el interés del testador en mantenerlo y al mezclar ambos herederos surgen conflictos que acaban proyectos y sueños de décadas. Si el patrimonio del testador consiste principalmente en su empresa, esto se complica, pero se pueden buscar arreglos de compraventa de acciones entre los descendientes para que sea justo el reparto y no afecte a la relación familiar ni al futuro del negocio. Puedo atestiguar múltiples casos en los que apoyé y sugerí a mis asesorados en sus legados, herencias y, si se hacen correctamente previendo el futuro se evitan problemas. También he presenciado terribles juicios por testamentos (o falta de éstos) donde el único que gana es el abogado.

Finalmente, hay que afrontar casos de demencia senil y enfermedades que limitan o apagan el razonamiento del dueño y hay que prevenir o ,muy doloroso por cierto, hay que cambiar legalmente su status y poderes para que no se paralice tanto la empresa como el patrimonio.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



,

Tampoco me gustan los domingos en la noche (con conciertos de country en Las Vegas)

Stephen Paddock no estaba loco. No, no perdió la cabeza, ni siguió las instrucciones de la voz en su mente que le decía que se asomara con unas armas desde su habitación en el hotel Mandalay Bay en Las Vegas para disparar aleatoriamente a la cantidad de asistentes congregados en el concierto de country Route 91 Harvest que se celebraba en un predio a 400 metros, el pasado domingo 1 de octubre.

El pobre solamente fue víctima de la tremenda presión ejercida por una sociedad tan traumatizante (y traumatizada) que no le dio alternativa para combatir el aburrimiento de poseer tanto dinero, jugar y disfrutar sin límites en la ciudad donde todo queda ahí y vivir en un país en el que te venden más fácilmente un arsenal de armas de diversos calibres que una caja de antibióticos sin receta.

Por supuesto, porque ellos están autorizados a impedir que te mates tú solo al automedicarte irresponsablemente, pero nadie puede violentar tu derecho a pensar libremente, aunque tus pensamientos sean tan violentos que dejarían sin argumentos originales al mismo Tarantino. Nadie tiene derecho a cuestionar lo que quieras hacer, a menos que tengan la más ligera sospecha que vas a atentar contra el POTUS o que vas a cometer un acto terrorista.

El derecho a poseer y portar armas en los Estados Unidos está garantizado por la Segunda Enmienda, dando así a los ciudadanos la tranquilidad de estar protegidos en cualquier momento y lugar. Simbólicamente, porque aunque alguno de los asistentes al concierto hubiese traído un arma consigo, no habría tenido más oportunidades de salvarse que los que simplemente salieron huyendo y por pura suerte no recibieron ningún impacto.

Pero volvamos a Paddock. Estaba aburrido, fastidiado. Seguramente no estaba afiliado a ningún partido político ni tenía lazos aparentes con alguna organización religiosa extremista. Él sólo (y solo) buscaba hacer algo de verdad emocionante en su vida. Algo que le hiciera sentir que su existencia tenía algún significado. Con seguridad desde joven había experimentado esa sensación de intrascendencia, como le ocurría a Mark David Chapman, hasta que tuvo la brillante y genial idea de provocar un caos. Siendo un contador jubilado, una carrera en la que difícilmente te vuelves famoso, no quería llegar al final de sus días para ser enterrado y finalmente olvidado. Por algo importante su nombre debería quedar en la Wikipedia y en los archivos oficiales para la eternidad. O lo que estos durasen.

El motivo debería ser algo sublime. Nada de escribir libros, crear organizaciones de ayuda social, volcarse a la filantropía. Qué aburrido. Una matanza en un concierto de country era la mejor opción. Lo planificó con cuidado. Inexplicablemente fue capaz de introducir todo el arsenal que había adquirido a la habitación del Mandalay (esto sólo es sencillo en los odiados videojuegos como Grand Theft Auto, donde puedes portar mágicamente toneladas de armas sin que se te note), y eligió el número de Jason Aldean en el concierto para iniciar su masacre.

¿Cual había sido el récord previo? Cuarenta y nueve almas despachadas al cielo, o tal vez al infierno, en el club gay Pulse de Orlando, Florida, un año atrás. Bien, aquí había muchos más mortales congregados en una exhibición de música despreciable. Con sus armas modificadas, él podría fácilmente batir esa marca. Tal vez no se enteró de la cifra oficial (cincuenta y ocho muertos y alrededor de 500 heridos), aunque su corazón le decía que había cumplido su cometido. Que era más grande que Mateen, que Lanza, que los chiquillos Harris y Klebold con sus ridículos 13 muertos en Columbine. Aún así, no debería estar satisfecho, porque cualquier otro desquiciado (este sí lo sería) llegaría pronto y fácilmente lo superaría. Pero no en su vida, que estaba ya por terminar, y lo sabía. Finalmente, su posición es detectada y las fuerzas del orden irrumpen en su habitación. Se arregla fácil con un suicidio: nadie lo exhibiría saliendo esposado. Su grandeza sería palpable, pasando de facto al panteón de los grandes y odiados enemigos públicos.

Sintonizándonos ahora en la realidad, queridos lectores, donde ustedes y yo seguramente pertenecemos, ¿dudan, en alguna medida, que esta es la manera en que funcionan las mentes de estas raras avis de la sociedad, y en especial de la norteamericana? A lo mejor es inexacto científicamente hablando pero, nos da la impresión que la “raza americana”, encabezada por el único y espectacular Donald J. Trump, porta una especie de “gen de locura”, que conduce a sus individuos a desarrollar pensamientos supremacistas, megalómanos y violentos. El cerebro fácilmente produce alguna enzima que bloquea los patrones inhibidores del comportamiento y genera el Desorden de Personalidad Antisocial (ASPD), despojando al individuo de todo sentimiento de remordimiento y empatía. Neurológicamente es factible, lo sospechoso es que en nuestro vecino país del norte aparezca con más frecuencia. Locura de raza, podríamos decir, aunque la reflexión tenga connotaciones racistas, porque tampoco podríamos considerar a los ciudadanos estadounidenses como una raza o especie aparte.

El objetivo de esta recapitulación ficticia no es buscar una explicación, tal y como lo respondió Brenda Ann Spencer y que traté en el artículo que le dediqué aquí mismo a principios de este año 2017, Paddock podría haber afirmado simplemente “No me gustan los domingos en la noche, (con conciertos de country en las Vegas)”. Tampoco lo es el de buscar una solución, porque desafortunadamente esto sigue estando en manos de nuestros amigos los científicos hasta que encuentren una manera de reparar los cerebros dañados. Mi finalidad es acompañarles a reflexionar, que es lo único que podemos hacer ante estas lamentables situaciones.

Alguien me dijo una vez que en Japón la mayoría de los crímenes son pasionales, en México (y países latinos) ocurren mayormente por hambre, mientras que en Estados Unidos su principal motivo es la locura, sin importar el razonamiento que se elija para perpetrar los atentados. Y nunca he dejado de encontrarle cierta veracidad a ese axioma. Porque nosotros, los entes normales, cuando nos aburrimos los domingos en la noche, nuestra mejor opción es ver una película en cine o en casa. Y los que más dinero tienen, viajan a un concierto a ponerse hasta las chanclas.


Julius Hernández

Web: http://juliushernandez.mx
Email: pnocosis@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/JuliusHernandez.autor/
Twitter: @juliushg

Julius es conocedor del mundo de la ficción y la fantasía en muchas de sus encarnaciones; escribe desde tiempos inmemoriales, aunque esta actividad nunca la había tomado en serio. Habla 16 idiomas, de los cuales sólo 2 son terrestres. Autor de la novela El Pecado del Mundo, de venta en Amazon.



,

Bellotas por la paz


Esto es lo que pasa cuando dos nubes se encuentran.
John Lennon

Casi 20 días después de que Cynthia Lennon se encontró a Yoko Ono y a su esposo en su propia recámara y entendiera que su matrimonio había concluído, la nueva pareja inició una serie de eventos activistas en pro de la paz mundial con una sencilla ceremonia que se llevó a cabo en la Catedral de Coventry, en la ciudad del mismo nombre de Inglaterra.

El sábado 15 de junio de 1968, John y Yoko se dirigieron al jardín que se encuentra en el eje este-oeste de la catedral con la idea de contribuir con una pieza más a la exhibición de esculturas del Canónigo Stephen Verney que se mostraba en ese sitio.

La nueva pieza fue una banca/jardinera circular en cuyo centro John y Yoko sembraron dos bellotas, cada una en un envase circular. Las bellotas simbolizaban el amor de la pareja y cada una apuntaba hacia el Este y el Oeste, respectivamente, en recuerdo de sus orígenes y, como lo diría Yoko después: “con la esperanza de que el Este y el Oeste del mundo se unieran por la paz mundial”.

La ceremonia concluyó con la invitación de John a que todos plantaran una bellota por la paz y con la colocación de una placa con el siguiente texto:

“Yoko” by John Lennon
“John” by Yoko Ono
Some time in May 1968

Poco les duró el gusto. Unos días después sucedió lo obvio: alguien se robó las bellotas y todavía tuvo el descaro de marcar el teléfono de la redacción del periódico Coventry Evening Telegraph para avisar que las tenía en su posesión.

El canónigo, por su parte, no sólo se negó a reemplazarlas sino que rechazó la sugerencia de John de repartir folletos a los visitantes de la exhibición en donde se explicara el propósito del pequeño monumento. Sin embargo, aceptó poner un clérigo que custodiara en todo momento la banca.

En indignada respuesta, el 28 de junio y sólo 13 días después de la ceremonia, John le escribió una carta al Canónigo Verney que iniciaba con una nota áltamente sarcástica en donde elogiaba la “muy cristiana” postura de Verney. Además, concluía con la siguiente frase: “¿No podríamos substituirlas (las bellotas) por algo que no valga la pena ser robado y que simplemente diga ‘Siéntate aquí y piensa en una iglesia que está creciendo para ser más grande’? Así, no necesitaremos preocuparnos por tener un clérigo y todos podríamos disfrutar de la idea”. Lo cierto es que a Verney nunca le hizo gracia el permitir que una pareja no unida por el sacramento del matrimonio plantara algo en la tierra santa que tenía bajo su custodia.

Aquí, un par de fotos de la ceremonia. Son de Keith Macmillan.

Diez meses después, en abril de 1969 y ya unidos por el sagrado vínculo del matrimonio, John y Yoko decidieron darle continuidad a su lucha por la paz basada en la idea de que una bellota se termina convirtiendo en un roble y que éste simboliza la paz.

En esta ocasión, quisieron enviar dos bellotas a cada presidente, primer ministro o líder de cada uno los países del mundo con un bello mensaje de paz pero no se preocuparon en hacer la parte administrativa. Esa función le tocó al personal de Apple Corps quienes tardaron semanas completas, primero en encontrar bellotas enterradas en los parques de Londres ya que no era temporada y después, en enviarlas a cada líder mundial debido a que la salida al mercado y promoción del sencillo Get Back era más prioritario para la compañía que el mensaje de paz de John.

El texto de la carta para cada líder era el siguiente:

Verano de 1969

Sr. Presidente,
Anexo en este paquete encontrará dos esculturas vivientes – bellotas – con la esperanza de que las plante en su jardín y que éstas crezcan y se conviertan en dos robles para la paz mundial.

Con amor,
John y Yoko Ono Lennon.

John: “Yoko y yo planeamos enviar paquetes con dos bellotas a cada líder de estado de cada país del mundo. Queremos que los planten por la paz”.

Yoko: “Si quieren, iremos a esos países y los plantaremos nosotros mismos”.

John: “La paz no puede esperar. Creo que este será el movimiento pro paz más positivo hasta el momento. Será mucho mejor que esas sonrisas falsas y el estrechar de manos que se ven en los periódicos”.


Tere Chacón

@Tere
Tere Chacón Beatles
www.elcirculobeatle.com


,

¿Hay otra opción al castigo?

INformando con Ale Diener¿Si no debo castigar, entonces cómo voy a educar? ¿Si no es deseable pegar, entonces cómo voy a hacer ver a mi hijo que hizo mal? ¿Si mi hijo no entiende lo que quiero de él cómo le hago para comunicarme? E infinidad de preguntas que estoy segura se hacen constantemente ante la educación de sus hijos. Para ello basándome en varios expertos en pedagogía, psicología y experiencia personal como madre que soy, hablaré esta vez de las alternativas para el castigo.

En este sentido mencionaré siete alternativas para los castigos que explicaré a detalle:

1. Señalar que se puede ser útil.– Cuando nuestros niños comienzan a tocar todo lo que tienen enfrente, por lo general amenazamos, nos desesperamos y gritamos, porque pensamos que van a romper algo o a desordenarlo. En lugar de hacer eso, hay que enseñarles que pueden ser útiles ayudando a elegir, por ejemplo en el mercado hay que pedirle que escoja algunas frutas. Esto lo hará sentirse necesitado y aparte ayudará a que se sienta seguro de sí mismo. Sabrá que es capaz de escoger y que papá o mamá les reconocen su capacidad.

2. En zonas de peligro expresar con desaprobación enérgica sin atentar en contra del carácter del niño. – Un clásico ejemplo podría ser nuevamente en el mercado cuando andan tocando todo lo que tienen al alcance, y también lo que no está tan a la mano que incluso puede ser peligroso y es cuando gritamos con histeria:¡Eres un imbécil/animal/burro/tonto te vas a cortar/quemar/pegar/caer! Degradando su carácter y haciéndolo menos, reduciéndolo al grado de quitarle la autoestima que le marcará posteriormente. En este caso, lo más adecuado y más inteligente, sería no humillarlo y tomarlo de la mano explicándole lo que le puede pasar si sigue en el lugar donde se encuentra. Los niños son niños, no tontos y comprenden todo lo que les decimos, tanto que si les ponemos etiquetas se las compran y así actuarán. No se vale insultar, por más desesperados que estemos.

3. Comunicarnos para hacerles saber lo que queremos de ellos.– Suponer que nuestros hijos saben lo que suponemos que esperamos de ellos es un gran error. Así como los padres que trabajan todo el día, y llegan a casa agotados y malhumorados “suponiendo” que sus hijos saben que gracias a su trabajo viven tan bien pero están siempre tan enojados, es un error. Si comunicáramos que trabajamos para nuestro bien y que si no lo hacemos no tendríamos tal o cual cosa, los niños créanme, serían más tranquilos y comprenderían la ausencia paternal. De la misma forma hay que hablar con ellos para pedirles que ayuden a poner la mesa, recoger la ropa, explicarles qué hacer y para qué servirá es un gran consejo que les aseguro funcionará para que participen positivamente en el hogar.

4. Dile cómo cumplir de forma satisfactoria. – La imitación es lo primero que el ser humano adopta para aprender a desempeñarse en el mundo. Si explicamos y mostramos con ejemplos cómo queremos las cosas y las hacemos con ellos las primeras veces, estoy segura que lo harán posteriormente de manera exitosa

5. Ilusión de alternativas.– Ofrécele opciones para que logres lo que quieres y tu hijo piense que logró lo que quiso. Es decir, cuando no quieren comer, a pesar de que es la hora de los alimentos, en lugar de decir que “no volverá a ver la tv en un mes, jugar con su peluche preferido, nunca volverá a comer dulces, etcétera proponle que elija entre sus dos platos favoritos. Este acto le dará la opción de escoger y comerá, pero sobre todo su autoestima subirá y se sabrá inteligente y con la habilidad de tomar decisiones. Esto hazlo te encantarán los resultados.

6. Tomar acción ante la indiferencia. – Puede ser que el punto a
anterior no te funcione y tu hijo continúe negándose a comer, entonces actúa y le dices que tú has elegido uno de los platos que estará frente a él en lo que tú te alimentas y si al terminar no ha comido, no almorzará hasta la siguiente hora de los alimentos. Y cúmplelo, te aseguro que no volverá a hacerlo, nada más no le des de comer vísceras o hígado que no creo que te funcione este consejo.

7. Déjalo que experimente las consecuencias de sus errores.– Continuando con el ejemplo de la comida, en el caso de que no haya querido comer por un simple berrinche sabiendo que no está enfermo ni nada grave, sino simplemente decir que “no”, entonces en verdad te digo que no coma hasta la cena. Te aseguro que no morirá, y lo que sí sucederá es que se dará cuenta que contigo no se juega y que las consecuencias se ganan.

Estos consejos espero te sean de utilidad y que los comiences a aplicar en tu vida según las circunstancias que estés viviendo. Recuerda que cada persona es única e irrepetible y estos son ejemplos generalizados que podrás imponer según cada caso particular.

 


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



,

¿Eres mamá o papá cuervo?

aliciarabagoSin duda todos los padres ven a sus hijos con ojos de amor y aquí quizá podemos incluir algunos abuelitos que disfrutan mucho de sus nietos y para ellos son los niños más perfectos que existen.

Esto, en la actualidad, se ve muy reflejado en las conductas de los hijos. Por supuesto que no estoy pidiendo que no adores, idolatres y veas a tú hijo como lo mejor pero que esto no nuble tú pensamiento y tú objetividad porque, sin temor a equivocarme, todos los seres humanos tenemos imperfecciones que podemos mejorar. Si como padres no llevamos a nuestros hijos a la autorreflexión sobre que hay cosas que se pueden mejorar, saldrá al mundo y se dará cuenta que no era tan perfecto como sus “papis” le dijeron y, créeme, el golpe con la realidad no será lo más agradable.

Es necesario que como padres valoremos todas las aptitudes, habilidades y actitudes de nuestros hijos, independientemente de si están guapos, listos, hermosos, cariñosos y todos los demás adjetivos que podamos asignarles. Pero si además ayudamos a que conozcan sus defectos o debilidades para trabajar con ellas, estaremos ayudando mucho más que si les hacemos creer que “por su linda cara” todo se lo merecen.

El mundo no es sencillo y es indispensable que los niños de hoy, incluso algunos adolescentes y quizá por ahí uno que otro adulto, seamos capaces de tolerar frustraciones, resolver conflictos no esperados, esforzarnos por algo que deseamos, tomar decisiones que no nos gustan, cumplir con situaciones o compromisos que quizá no sean los más agradables. Sin embargo, así es la vida, hay que hacerlos y aprender de ellos lo más que se pueda.

En está cultura actual de evitar todo el dolor, sufrimiento o esfuerzo, según nosotros innecesario, lo único que estamos haciendo es formar niños que cuando tengan que ser adultos no sepan afrontar ninguna complicación o no sepan resolver ningún conflicto porque nunca tuvieron la necesidad de enfrentarse a nada que los hiciera tratar de resolverlo.

Recuerda que los seres humanos guardamos en nuestro cerebro diferentes maneras de reaccionar frente a un conflicto y si nuestro hijos aprenden que esa manera de reaccionar es haciendo que mis padres me lo resuelvan, nuestra labor como padres no estará completa. Yo se que esos seres a los que más adoras y son tú mundo no los quieres ver sufrir por nada y mientras puedas hacerlo lo tratarás de hacer, pero la paternidad requiere que seamos conscientes de que tenemos que prepararlos para vivir sin nosotros, para enfrentar un mundo que nos pone a prueba, para tomar decisiones que a veces no son las correctas y tenemos que volver a intentar una y otra vez si es necesario para conseguir nuestras metas y nuestros sueños.

Convencida estoy que todos los padres buscan la felicidad para sus hijos y parte de esa felicidad es hacer de esa personita una independiente, autónoma y capaz. Verlos a veces caerse nos rompe el corazón pero te aseguro que verlos cumplir sus metas y sentirse orgullosos por haberlas logrado hace que no quepas de la felicidad y que te llenes de una emoción indescriptible.

Seamos unos papás cuervos que se pavonearan de sus cuervitos cuando aprendan a volar sin nosotros.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

Alimentos Funcionales, esos alimentos que le dan un beneficio extra a tu salud – Segunda Parte

Como lo platicábamos el mes anterior, los alimentos funcionales van más allá de nuestras necesidades y nos aportan algún beneficio extra que puede disminuir riesgos de enfermedades y/o promover nuestra salud óptima. Mencionamos algunos alimentos que son funcionales por naturaleza y que es importante incluir en nuestra alimentación, como las moras, la cebolla, el nopal, el brócoli y la chía, ente otras; sin embargo en esta ocasión quiero escribir acerca de aquellas sustancias que cada vez más se añaden a diferentes alimentos para convertirlos en alimentos funcionales.

Estas sustancias, cada vez están en más y más alimentos y las principales son:

Probióticos.- Son microrganismos vivos que cuando están en cantidades adecuadas dan un beneficio en la salud de la persona que los consume, al mejorar su digestión y protegerlo de enfermedades gastrointestinales. Generalmente se agregan a productos lácteos como leche, yogurt y bebidas fermentadas. Los probióticos más comunes son Lactobacilos y Bifidobacteria y lo que hacen es pasar intactos a través del tracto gastrointestinal (resistiendo el efecto del ácido y la bilis) hasta llegar al intestino donde se convierten en nuestra línea de defensa en contra de patógenos al estimular la producción de nuestra flora intestinal (microbios benéficos). También estimulan la producción de lactato y acetato que crean un ambiente ácido que disminuye la actividad de los microrganismos patógenos (dañinos) y finalmente mejoran la digestión de la persona al facilitar la absorción y metabolismo de minerales.

Estanoles vegetales.- Estas sustancias tienen una estructura similar al colesterol LDL (el colesterol que cuando está en exceso tapa las arterias y aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular) por lo que al entrar en nuestro organismo ocupan su lugar y el colesterol LDL no puede ser absorbido. Estos estanoles vegetales se encuentran naturalmente en algunos vegetales, sin embargo están en tan pequeñas cantidades que su efecto es mínimo. Es por ello que a algunas margarinas (cuya leyenda es que ayudan a bajar el colesterol) y yogurts se les han añadido estanoles vegetales para tener un efecto benéfico en la salud de nuestro corazón.

Fibra.- La fibra es esa parte de los carbohidratos que nuestro organismo no puede digerir, por lo que nos ayuda a tener un buen volumen en las heces (mejora la digestión), da saciedad y se ha comprobado que disminuye el riesgo cardiovascular, el cáncer y la obesidad. Igual que los estanoles vegetales, la fibra está en los alimentos (como cáscaras de la fruta, y granos enteros), pero es difícil lograr las cantidades diarias que nuestro organismo necesita, por lo que la industria actualmente añade fibra (generalmente inulina y sus derivados) en distintos productos lácteos y helados y/o mantiene la cáscara del grano en los diferentes productos, como pan de grano, arroz integral, etc.

Es importante que, cuando aumentemos nuestro consumo de fibra, ¡¡¡debemos incrementar nuestro consumo de agua!!!

PUFA´s.- Si alguna vez has escuchado algo acerca de ellas, su nombre largo y complicado es el de ácidos grasos poliinsaturados, es decir, omega 3 y omega 6. Cada vez existen más productos a los que se adicionan, debido a su efecto benéfico en la prevención y tratamiento de enfermedades comunes como la diabetes, la obesidad y la aterosclerosis, así como del cáncer, el Alzheimer, el infarto al miocardio, las arritmias y la hipertensión. Con la edad, las membranas de nuestras células en todo el cuerpo comienzan a tener exceso de calcio, lo cual al final afecta más que nada al corazón. Cada vez existen más estudios que han demostrado que al aumentar el consumo de alimentos ricos o adicionados con PUFA´s se mejora el metabolismo del calcio cardiaco, protegiéndonos de su exceso y de arritmia fatal. El mayor efecto se ha visto con aquellos ácidos grasos omega-3 como el alfa linolénico (ALA).

A pesar de la gran cantidad de alimentos enriquecidos en dichos ácidos grasos disponibles en el mercado, el conocimiento de los efectos originados por el consumo regular de estos alimentos supone aún un reto en la mayoría de los casos. Entre los alimentos ricos en estas sustancias son los aceites vegetales, sin embargo la mayoría son ricos en omega 6. Aquellos ricos en omega-3 (ALA) son los siguientes:

  • El aceite de linaza es considerado como la fuente más rica de ALA (57% de los ácidos grasos totales).
  • Los aceites de canola y soya, así como el germen de trigo y las nueces contienen entre un 7% y un 13% de ALA.
  • Algunos autores consideran a las verduras como una buena fuente de ALA (por ejemplo, espinaca, lechuga), aunque su contenido graso es bastante bajo.
  • La carne de origen animal, particularmente la de rumiantes, y los productos lácteos también proporcionan ALA. Sin embargo, las técnicas agrícolas modernas han originado un descenso en el contenido de ácidos grasos omega-3 de la carne (especialmente cordero y ternera) debido al uso casi generalizado de concentrados de cereales ricos en ácidos grasos omega-6 para alimentar al ganado. Por esto hay que preferir carne de animales GRASS FED.
Recuerda que lo más importante es incluir estos alimentos con sustancias bioactivas junto con una dieta variada y completa, ¡¡¡ya que ningún alimento es MÁGICO!!!

Esther Schiffman

Nutrióloga, especialista en obesidad y síndrome metabólico, apasionada por promover la comida mexicana como parte fundamental de una alimentación saludable así como en lograr un cambio verdadero y a largo a plazo en las personas mediante el logro de pequeñas metas, con dietas deliciosas, con todos los alimentos, con la práctica de ejercicio regular y sin cambios radicales que a la larga no puedan mantener o que pongan en riesgo su salud.

Tel. Consultorio – 55966646
Twitter – @nutestherschiff
Email – nut.estherschiffman@gmail.com



,

La utopía que viene

No hay mucho más ni nada novedoso que decir al respecto. En la semana que ha transcurrido, correspondiente a las Fiestas Patrias de México que ya también sufrían deterioro por el terremoto, estas resultarían aún más eclipsadas por el seguimiento mediático del caso de Mara Fernanda Castilla, la joven veracruzana que fue violada y asesinada por un chofer de Cabify en Puebla. Y como no hay mucho qué informar aparte de la infinidad de noticias que ya inundan la red, creo que está de más declarar que el repetir la información no es el objetivo de este artículo.

Pero sí lo es el tratar de ordenar un poco las ideas al respecto, para llegar a mi punto de la utopía. El asesinato de Mara cometido -presuntamente, hasta el momento- por un chofer de una empresa de transportación privada, se ramifica por varias vertientes alarmantes.

Una de ellas es el asunto de la empresa de origen español que no cuenta, por lo menos en México, con los filtros adecuados para detectar si en sus filas de conductores se cuela algún psicópata oportunista, ladrón oportunista o, en el caso actual, un criminal sexual oportunista.

De acuerdo a la más lógica reconstrucción de los hechos -en el caso de que todos los datos sean veraces- el delincuente en ciernes llevó a la chica a su casa desde un bar en la madrugada, y ella, en estado de ebriedad, se había quedado dormida, por lo que el conductor le tomó algunas fotos (tal vez ya sin ropa), a juzgar por los flashazos que reportaron las imágenes de las cámaras de seguridad. Al ver que no despertaba, vaya usted a saber si le suministró alguna droga que terminó de rematarla, decidió alegremente mejor aventarse la hazaña completa y llevarla a un motel, donde la violó ya sin una gota de escrúpulos y al final, tal vez por temor repentino, tomó la decisión de estrangularla para evitar las acusaciones directas. Y como no estamos hablando de un genio criminal digno de la mente de Doyle o Christie, subestimó la inteligencia de los posibles investigadores y supuso, inocentemente, que tirarla en un barranco a varios kilómetros sería suficiente para que jamás fuese encontrada. “¿Quién demonios encontraría el cadáver en un barranco?”.

Ah, y en su negligencia criminal olvidó que existen cámaras de seguridad, GPS y diversas tecnologías que podrían delatarle, por lo que se le hizo muy fácil alegar que la había entregado sana y salva en su casa. Ni el más estúpido de los Minions sugeriría una coartada tan débil como esa.

Hasta el momento, el gobierno de la ciudad de Puebla ha retirado el registro a Cabify para operar en el estado. Y no sabemos qué consecuencias traerá esto al futuro de la empresa de transporte privado, e incluso al también polémico Uber, ya que este caso aislado parece demostrar que estas empresas no ofrecen realmente la seguridad que prometen. Pero que, al final de cuentas, no es peor que la inseguridad de utilizar los taxis tradicionales en ciudades inseguras y pululantes de delincuentes y agresores sexuales.

Por otro lado, existe la vertiente de la imagen de la inseguridad en México. La cual, así como un conductor criminal de Cabify ha echado a perder la reputación de una empresa del nuevo milenio, ha mermado la reputación de un país que en lugar de ser un atractivo turístico mundial debido a su riqueza cultural y hermosos parajes naturales, se plasma en la opinión mundial como uno de los más inseguros del mundo. En el 2011, debido a una ola de violencia en el estado de Veracruz, la gente creía que apenas pisaran tierra jarocha comenzarían a recibir disparos. Ahora esta fama se enquista en la imagen de toda una nación para el resto del planeta. Y ayudada (metafóricamente hablando) por la negligencia y falta de interés del gobierno para investigar, procesar y finiquitar adecuadamente los casos criminales, el turismo en nuestro país ha sido mermado de una forma nunca antes vista. En México matan, y lo peor, les gusta matar mujeres.

Eso nos lleva a la otra vertiente, la de la opinión pública. La gran reacción en masa es, obviamente, un termómetro de los problemas nacionales. En este caso, el que miles de mujeres salgan a protestar es un hecho que aplaudo, pero que lamentablemente es más dirigido a los funcionarios de Estado que a los propios criminales. El “Todos somos Mara” y el “Ni una menos” son gritos de batalla que significan que las mujeres ya están cansadas de la inseguridad, del machismo, de la violencia, de las agresiones, de la discriminación y de ser culpadas, por ser mujeres, de las agresiones de los perversos varones.

Por desfortuna, ni Cabify, ni México, ni su gobierno, ni los perversos varones tienen la culpa total de estas desastrosas situaciones. Si se me permite la opinión, creo que el problema radica en algo más profundo: una combinación de muchos factores, entre ellos, los principales, una profunda deficiencia cultural y educativa y la evidente disparidad en la economía social. Me atrevo a opinar, en realidad sin datos ni estudios certificados en la mano, que la mayoría de los problemas de violencia en México -como en muchos países similares- se debe a un error de coherencia en la mentalidad del mexicano promedio, que se intensifica con la educación básica: hasta ahora, que ya el problema ha sido detectado, se está promoviendo, muy lentamente, la metamorfosis de los valores culturales. Esto, aunado a la pobreza consecuente de una corrupción sin límites, crea un círculo vicioso de criminalidad y un caldo de cultivo para sus representantes.

A nadie le sirve, realmente, una escuela en donde el civismo es adorar símbolos patrios en lugar de enseñarles la igualdad de derechos y valores humanos de hombres y mujeres, de la diversidad de géneros, de pieles y credos. Y se promueve lentamente porque la promoción de la aceptación de la diversidad aún encuentra barreras y oposición en las mismas familias tradicionales, cuando los padres protestan porque a sus hijos les enseñan que los hombres pueden hacer “cosas de mujeres” o que el ser homosexual o las diversas expresiones sexuales son algo normal.

Los “valores tradicionales” aún son cadenas que frenan el progreso cultural y que costará mucho trabajo deshacerlos: no hay más que ver las expresiones públicas de los despistados que afirman que “sin pene no hay violación” o como el reciente locutor de Juego de Troles que afirmó que la muerte de Mara es, por lo menos, la mitad de responsabilidad de ella. O el rector de la Universidad Madero, quien más o menos afirmó públicamente que por liberales, las chicas se exponen a los peligros…

…quienes tal vez tienen un punto, pero se olvidan que el {1 + 1 igual a 2} funciona a la perfección en aritmética básica, pero en la vida real se necesitaría un sistema tan sofisticado (y hasta el momento, ficticio) como la “psicohistoria” creada por Hari Seldon (de la saga de la Fundación creada por Isaac Asimov), la cual consiste en una serie de ecuaciones que permiten predecir el futuro en términos probabilísticos. En este caso, sólo matemáticas tan complejas como las de la psicohistoria podrían determinar las vastas interrelaciones de causa-efecto que permitirían distribuir correctamente las responsabilidades en los conflictos sociales.

Aún existe una irresistible tentación de no aceptar lo que ya es una tendencia mundial. Pero se necesita mucho tiempo y esfuerzo, errores, tropiezos y correcciones de la sociedad humana para lograr lo que todos anhelamos: la utopía.

El universo de la visionaria franquicia de Star Trek (iniciado a principios de los años sesenta) muestra un futuro utópico en el que la pobreza y disparidad social, los prejuicios, la discriminación racial y religiosa, la corrupción, el crimen organizado y los desórdenes mentales sociopáticos han sido exitosamente erradicados, y gracias a la avanzada tecnología imaginada, los casos aislados son eficientemente identificados y corregidos. Las series de televisión de la saga han ido incorporando elementos de evolución cultural a medida que los shows han ido apareciendo a lo largo de cinco décadas. No hay hacer mucha aritmética para intuir la acertada visión de su creador y showrunners, pero tal vez esto nos demuestra que el problema que nos aqueja actualmente no solamente existe en México: la mayor parte del planeta sufre de estos desatinos humanos. Y hay que revisar la historia para darse cuenta de que, desde los sacrificios humanos, pasando por torturas religiosas, esclavitud, crímenes supremacistas, genocidios, hasta llegar a los crímenes de machismo y odio a la diversidad, en efecto: vamos avanzando hacia la utopía, o lo más cercano a ese concepto que se pueda.

Tal vez no vivamos para verlo, mientras tanto, dejemos de pensar que no sirve para nada protestar. Probablemente no sirva en el momento, pero definitivamente debemos entender que nuestras acciones y movimientos actuales son, en la historia que se leerá en el futuro, un escalón más para llegar a ese anhelado estatus de la humanidad.


Julius Hernández

Web: http://juliushernandez.mx
Email: pnocosis@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/JuliusHernandez.autor/
Twitter: @juliushg

Julius es conocedor del mundo de la ficción y la fantasía en muchas de sus encarnaciones; escribe desde tiempos inmemoriales, aunque esta actividad nunca la había tomado en serio. Habla 16 idiomas, de los cuales sólo 2 son terrestres. Autor de la novela El Pecado del Mundo, de venta en Amazon.



,

Recomendaciones para hablar con los niño/as después de un desastre

aliciarabagoRecordar que los niños son muy sensibles y que ellos perciben que humor se vive a su alrededor estas son unas recomendaciones a seguir:

No minimizar falsamente lo sucedido. Mejor explicarles según su edad que paso y en que se puede ayudar.

Si el niño tiene la necesidad de hablar de los hechos, por favor, dale el tiempo y la atención necesaria para que pueda expresar sus ideas y sus sentimientos. También es importante decirles que es normal que se sienta preocupado, angustiado o triste. Repetirles que son queridos.

Evitar en la medida de lo posible que vea imágenes o noticias impactantes.

Es necesario que estemos muy pendientes de las reacciones en los siguientes días; puede estar muy irritable, llorón o preocuparse más de lo normal. Es importante que no se minimicen estos focos rojos y mejor que expresen lo que sienten.

Entender que, según las edades, pueden presentar diferentes reacciones. Por ejemplo, si son muy pequeños quizá no quieran dormir solos o separarse de ti. Quizá un poco más grandes no quieran ir a la escuela o, como adolescentes, pregunten mucho y estén muy susceptibles.

Es necesario hablar de la medidas de seguridad y la importancia de seguirlas para tratar de protegerse.

Y recordar que los niños son muy empáticos y a lo mejor tienen la necesidad de sentir que ayudan. Es un buen momento para que, según sus posibilidades, te ayuden quizá juntando ropa, haciendo comida, tranquilizando a un amigo, pero es buen momento de enseñarles y solidaridad.

Debemos recordar que casa persona percibe de manera diferente y las reacciones pueden ser variadas, tratar de comprender y mantener la calma para tomar las mejores decisiones.


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



,

12. El Otro Patrimonio Familiar

Las empresas familiares en épocas críticas: Serie – El Patrimonio.

salograbinskyEn otro artículo vimos la importancia de una empresa en operación en el patrimonio del dueño. Frecuentemente éste constituye casi la totalidad de sus bienes ya que se dedicó a fortalecer a su negocio, comprar equipos e inversiones, descuidando sus finanzas personales. Esto es muy riesgoso ya que los negocios tienen la mala costumbre de quebrar, dejando a la familia en la calle.

El cuidado integral y preservación del patrimonio del emprendedor a través de las décadas es un acto importante y requiere de su control y decisiones frecuentes. Vivimos una etapa crítica en el mundo, ya que hay diferentes tipos de bienes disponibles, regulaciones cada vez más estrictas sobre los fondos de inversión y políticas monetarias confusas y cambiantes.

El otro patrimonio familiar está formado por bienes raíces (casa propia y otros inmuebles ) automóviles, colecciones de monedas, timbres y otros artículos, arte y joyería, así como mobiliario y antigüedades. Por supuesto las inversiones en instrumentos como bonos, fondos y monedas complementan el valor económico de lo que se posee. En principio todo suena lógico y es, en muchas ocasiones el resultado de un proceso ordenado de ahorro que acumula el dueño a través de su vida, sin descartar posibles herencias, premios y regalos. Lo difícil es controlar estas diferentes partidas que se manejan de acuerdo al mercado, a la situación política, social y económica de la región o país donde se encuentren.

Somos testigos de las terribles migraciones que suceden a través de los siglos, por guerras, destierros y discriminación y que dejan a personas inocentes y a sus familiares en la pobreza absoluta. Muchos seres humanos lo perdieron todo.

Los bienes raíces son un ejemplo típico: En primer lugar se debe lograr conseguir una casa o departamento propio para vivir, dejar pagar rentas crecientes o posibles desalojos y que permitan a la familia tener una seguridad relativa. Fuera de éste rubro hay oportunidades que se ofrecen de terrenos, locales, departamentos y otros inmuebles que protegen el valor del patrimonio de crisis y recesión. Muchos amigos lectores consideran que la tierra y sus construcciones no van a bajar a través del tiempo porque están seguras. Yo difiero parcialmente y a las pruebas me remito, basado en experiencias personales y de asesorados.

La crisis del 1982 hizo que las casas y departamentos que se salvaron de las hipotecas e intereses de usura que dejaron a muchos en la ruina efectivamente subieran su valor en pesos de esa época, pero si tomamos en cuenta la hiperinflación de esos años así como el creciente valor del dólar y otras monedas esto resultó en una cuantiosa pérdida de valor en términos constantes. El mercado inmobiliario es muy delicado y hay que saber invertir en él. Les recuerdo que no te puedes llevar tu casa u otros inmuebles a otra parte.


Salo Grabinsky

gzsalo@gmail.com
Tel. oficina: 55 5294 8407
delverboemprender.com.mx



,

Lo positivo de la tragedia

Muchas veces me he preguntado por qué Dios permite las tragedias, por qué mueren personas inocentes, porque las guerras… y sin entrar en rollos existencialistas, teológicos o filosóficos, los recientes sucesos en México con los temblores (Chiapas, Oaxaca y Ciudad de México); y los huracanes que han azotado a nuestra América latina (particularmente Puerto Rico y el Caribe), y que al menos estos últimos fenómenos, son un mensaje que nos da el planeta de cómo lo estamos dañando; ¿Qué resultado han tenido estas tragedias?

Sí son miles de personas que perdieron sus viviendas, y algunos desafortunadamente amigos y familiares; pero más allá de esto, la respuesta ante la tragedia ha sido impresionante y contundente: solidaridad, apoyo desinteresado, ayuda por toneladas.

Es verdaderamente enternecedor como la población, muchas veces la más necesitada, sin ser acarreada, sin ningún tipo de obligación, salió a la calle y en una carrera contra el reloj, exponiendo su propia vida, se unieron todos en un mismo objetivo: rescatar con vida hasta el último sobreviviente de los edificios caídos.

Y tal vez a diferencia del terremoto del ’85, este fue filmado y transmitido casi en tiempo real. Y los que veíamos los videos en redes sociales y televisión, primero horrorizados después pudimos ser testigos maravillados de cómo cientos sino es que miles de personas salían a las calles a ayudar, se reunían en los sitios de emergencia para apoyar; y muchas personas más de todo el país convocaban en su propia trinchera a la gente para que se solidarizara con ayuda económica, en despensas, kits de auxilio médico, y muchas cosas más.

Ciertamente ha sido increíble cómo nuestro pueblo se ha unido, desde los voluntarios que día y noche han estado removiendo escombros, hasta personas que ha llevado de comer a los voluntarios; gente que en todo el país se han movilizado para hacer colectas desde botear en los semáforos, hasta hacer vendimias y kermeses para sacar dinero para cooperar. Y qué decir de nuestras fuerzas armadas, de los voluntarios de la cruz roja, rescatistas de diferentes corporaciones; todos participando con una organización increíble dada la situación de emergencia.

Entonces ¿para que sirven las desgracias? Dios no manda los temblores ni las muertes; son causas naturales y desafortunadas, pero sí creo que Dios nos da diferentes elementos de concientización como estas tragedias para sacar lo mejor de nosotros mismos, y darnos cuenta de los potenciales que tenemos como Mexicanos.

Siempre estas circunstancias muestran esa característica única que tenemos como pueblo, no abandonamos a nuestros hermanos en desgracia, desde el más humilde hasta el pudiente nos unimos para cargar cubetas de tierra, o llevar despensas, o hacer comida, o donar poco o mucho dinero. El gran código genético que tienen los mexicanos es la solidaridad.

Pero atención que pasando los días donde se termine el rescate y vuelva la “normalidad”, deberemos encontrar formas de convertir esa solidaridad, en procesos, normas, políticas públicas, que prevengan, fortalezcan y fomenten, medidas para que las tragedias se minimicen, y los daños se les dé el suficiente seguimiento cuando ya el tema no este “candente”.

Mientras sigamos apoyando a nuestros hermanos y nutrámonos de esas imágenes de gente desinteresada ayudando, convirtiéndose en los héroes anónimos que este país tiene todos los días y basta que las cámaras apunten para ver como este pueblo está lleno de valor, coraje, fe, amor, sobre todo cuando vemos a un hermano en desgracia. Esta columna es para todos ustedes los que de una u otra forma apoyo, para ustedes mi respeto y admiración. Gracias por hacer de México lo que todavía nos tiene unidos, la solidaridad.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101