Celebración del Día de Reyes

Según las diversas tradiciones de los Reyes Magos, el número de ellos varía y se cuentan diferentes historias:

1. Tres Reyes Magos: la Biblia dice que los Reyes Magos dieron tres regalos al niño Jesús y la primera referencia de tres Reyes se dio en el libro “Orígenes” en el Siglo IV.

En el Siglo V, el Papa León I El Magno estableció oficialmente su número en tres para todos los cristianos y a mediados del Siglo VI, en la iglesia de San Apolinar el Nuevo, en Rávena Italia, se les asignaron los nombres de “Melchor, Gaspar y Baltasar”.

Melchor era el más anciano y tenía cabellos canosos y barba blanca; él le obsequió el oro al niño y esto predijo su reconocimiento como rey.

Baltasar se representa de piel oscura y con barba, probablemente era de origen árabe y fue el que regaló a Jesús mirra, un perfume oriental usado en las sepulturas, dicen que este obsequio predecía su muerte.

Gaspar tenía tez cobriza; él le dio incienso proveniente de Arabia y Abisinia y era el símbolo de Jesús como sacerdote.

Antes no se hablaba de elefante y caballo, se representaban transportados por camellos que atravesaban el desierto.

Estos nombres supuestamente equivalen en griego a “Appellicon, Amerín y Damascón” y en hebreo a “Magalath, Serakin y Galgalath”.

De acuerdo a la leyenda, sus restos se encuentran en la Catedral de Colonia, Alemania, donde yace el llamado Relicario de los Tres Reyes Magos.

2. Otras leyendas hablan de un cuarto Rey Mago al que se le da el nombre de Artabán y no tiene fundamento bíblico. En la leyenda rusa este cuarto rey recibe el nombre de Ogamyer Otraucle.

3. Por otro lado, los armenios dicen que fueron 12 Reyes, por lo que les asignan doce nombres diferentes que tampoco se mencionan en la Biblia.

Con el tiempo, en países de tradición católica, se adoptó la costumbre de celebrar al mismo tiempo el día de la Epifanía y la festividad de los Reyes Magos el 6 de enero. Epifanía significa “manifestación” y significa que Jesús se dio a conocer.

Poco a poco, se fue olvidando el significado verdadero de la palabra epifanía y la convirtió en un sinónimo de adoración de los Magos.

El día 6 es festivo en diversos países hispanohablantes así como en partes de Alemania como en Baviera, Baden-Württemberg y Sajonia-Anhalt. También se celebra en Austria, Italia, Suecia, Finlandia, Croacia, Liechtenstein, Eslovaquia y en partes de Suiza como Schwyz, Ticino y Uri.

A México, esta tradición llegó de la mano de los españoles después de la conquista y en ambos países es tradicional que los niños reciban regalos de los Reyes Magos la noche del 5 al 6 de enero. Antes, los niños deben mandarles una carta a los Reyes pidiendo los regalos que quieren así como indicar los méritos por los que se merecen recibir regalos.

En México se encuentra el segundo santuario más importante del mundo con respecto a los tres Santos Reyes, ubicado en la ciudad de Tizimín, Yucatán. Es visitado por miles de personas durante las fiestas religiosas en su honor celebradas a finales de diciembre y principios de enero.

La noche del 5 de enero los niños deben dejar sus zapatos en algún lugar de la casa y al día siguiente se encuentran allí los regalos. Ahora es poco común pero antes se decía que si habían sido malos en el año, lo que encontraban era un trozo de carbón.

Es una tradición partir la Rosca de Reyes o Roscón como lo llaman también en España y dentro tiene un pequeño niño.

La tradición dice que si sale el muñequito que personifica al niño Dios, entonces esa persona debe poner los tamales para el día 2 de febrero. El 2 de febrero o Día de la Candelaria se festeja en nuestro país el día de las Candelas, que fue el día en que Jesús fue presentado en la iglesia después de la cuarentena de María.

En México, por ejemplo, la carta se envía través de un globo al cielo o dejándola en el zapato pero el servicio postal también ha sido un medio eficaz para mandar las peticiones. Hoy en día los niños se han modernizado y usan la vía electrónica para mandar sus cartitas. De hecho, los Reyes Magos tienen correo electrónico y página web.

Al igual que en la costumbre de Santa Claus, es frecuente que los Reyes Magos aparezcan en tiendas de regalos y centros comerciales, donde los niños tienen la oportunidad de tomarse una foto y entregar su carta directamente.

En otros lugares como Puerto Rico, durante la noche del 5 de enero los niños recolectan pasto y hierbas ponen en una caja de zapatos y colocan junto a su cama. Esto sirve para alimentar a los camellos y los Reyes les dejan los regalos en las cajas.

En Perú, ya casi no se estila dar regalos a los niños en esta fecha, ahí se celebra la llamada Bajada de Reyes. Consiste en que una familia o comunidad realice una pequeña celebración mientras se va desmontando el Nacimiento.

Cuando se trata de una comunidad, es costumbre dejar dinero mientras se retiran los adornos y figuras. Esta tradición incluso ha llegado a empresas privadas, las cuales realizan dicha celebración entre los miembros de la misma.

En el tiempo de la colonización española, especialmente en Cuba y Puerto Rico, este día era de asueto para los esclavos negros que salían a las calles a bailar al ritmo de sus tamboras. Esto originó la Pascua de los Negros con que el día es aún conocido en algunos países.

Los países de habla inglesa dedican el día 6 de enero a desmontar los adornos de la Navidad. Esto también ha comenzado a acostumbrarse en América Latina donde normalmente dejamos el árbol de navidad hasta el 6 de enero y se procede a quitarlo.

En México es común que muchas personas quiten sus adornos hasta el día de la candelaria.

ROSCA DE REYES MAGOS

Es una tradición que no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño Jesús. La tradición se remonta a las saturnales romanas, que eran fiestas dedicadas al Dios Saturno; el pueblo romano festejaba los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían por igual entre los plebeyos y esclavos.

Para el Siglo III, ya en el interior del dulce se introducía un haba seca, y el afortunado al que le tocaba era nombrado Rey de Reyes durante un corto periodo de tiempo establecido.

Desde los romanos existían juegos del haba en la Península Ibérica; quien encontraba el haba tenía que pagar el convite a los demás.

Ya en la Edad Media, en Francia cuando se iniciaba a cristianizar la costumbre pagana de “elegir un rey de las fiestas”. Las familias se reunían alrededor de una rosca de pan de dulce, adornada con azúcar y frutas cristalizadas, en la que habían escondido un haba, que representaba la huida de la persecución del rey Herodes.

Actualmente el haba ha sido sustituida por una figurilla de plástico escondida en el pan, puede ser un muñeco, que significa el niño Jesús, o bien, por cualquier otra pieza pequeña, como un juguete. Cada persona debe de cortar una rebanada de rosca, y el cuchillo simboliza el peligro en el que se halla el niño Jesús, durante la persecución.

La persona que tiene la “suerte” de encontrarse con la figura al cortar el pan, debe ser el o los anfitriones de la celebración del 2 de febrero: Día de la Candelaria y es cuando se pide que pongan los tamales y atole ese día. Además, deben de confeccionar un “ropón” al niño Jesús; es decir, vestirlo de gala y ofrecer a sus invitados alimentos, que son los tradicionales tamales. Las roscas suelen ser redondas, pero en México se le ha dado forma ovalada. Se le decora con frutos secos como higos, membrillos, cerezas y acitrón.

0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *