,

Cómo crear un año extraordinario

beatrizpenaInicia 2016, por lo que he querido hacer una reflexión acerca de lo que representa un fin de ciclo y el inicio de otro. Los ciclos son importantes porque nos dan la idea y la posibilidad de cerrar algo para abrir algo nuevo .

Nos llenamos de esperanza y sentimos que todo es posible …Sin embargo, muchas veces iniciamos el año con una serie de propósitos y de sueños, para encontrarnos al año siguiente con que básicamente repetimos el ciclo de manera muy similar..

La verdad es que, si queremos que este año sea diferente, no es suficiente con desearlo, necesitamos crearlo.

Para esto, necesitamos revisar lo que vivimos el año anterior, pero no para detenernos en el pasado; lo que ya sucedió solo tiene un valor en la medida en que nos sirve como aprendizaje y nos permite identificar las cosas que hemos hecho bien y las que necesitan ser revisadas. Las personas que no revisan su vida no tienen oportunidad de transformarla. El peligro es vivir como robots, en un ciclo que se repite una y otra vez.

Muchas personas inician el año haciendo una serie de promesas de cosas que harán y otras que ya no harán, sin embargo, el año pasa y la mayoría descubren que muchos de estos propósitos se quedaron en palabras. ¿Por qué? Porque no basta con declarar lo que haremos, sino que necesitamos comprometernos a hacer el trabajo que ello implica, incluso es mejor proponernos sólo una o dos metas alcanzables y trabajar en ellas durante el año para lograrlas, en lugar de hacer una lista interminable de propósitos que se quedan sólo en eso.

Los cambios no se hacen imaginándonos algo perfecto y difícil sino tomando la decisión de dar cada día pequeños pasos hacia aquello que queremos.

Cuando nos planteamos metas demasiado ambiciosas, corremos el peligro de abandonarlas, o de fallar, y cuando fallamos tendemos a abandonar por completo lo que nos hemos propuesto. En lugar de esto, podemos decirnos “se vale fallar” y también retomar. Para evitar esto, es mejor plantearnos algo posible, no hacia futuro, sino hoy. La suma de muchos hoy se convierte en mañana.

Algunos preferimos quedarnos como estamos porque le tenemos miedo al cambio y al compromiso. Nos aferramos a la seguridad, por lo cual nuestra vida termina convirtiéndose en una repetición de rutinas. Cómo podemos crear un año extraordinario si no estamos dispuestos a salir un poco de nuestra zona de confort? Todas las cosas duraderas y que realmente valen la pena implican desafiar nuestros propios límites y temores, al igual que una buena cuota de esfuerzo .

No hay nada mas satisfactorio que querer rendirse y elegir no hacerlo.

Trabajar en crear nuestro nuevo año significa asumir la responsabilidad que tenemos de encargarnos de lo que ocurre en nuestra vida. No se trata de pedir milagros, sino de hacer que los milagros ocurran a través de nuestro compromiso y dedicación. Para esto necesitamos motivarnos hacia el cambio. Cambiar el “tengo que” por el “quiero”.

Nuestra vida es como un libro que se va escribiendo; necesitamos darnos cuenta de que somos los autores y que, por esto, si no nos gusta la historia podemos elegir cambiarla. Cómo te gustaría escribir tu historia este año?
Estás dispuesto a hacer el trabajo necesario para que esto sea posible ?

La vida moderna nos invita simplemente a “ocuparnos”, tenemos pocos espacios para reflexionar y detenernos para plantearnos el camino que queremos seguir. El inicio de un ciclo nos permite tomarnos una pausa obligatoria para conectarnos con nuestro verdadero propósito en la vida. Si enfocamos nuestra vida en “ocuparnos”, no estamos creando el espacio para que las cosas nuevas puedan aparecer en nuestra vida ¿Cómo pueden llegar si no abrimos un espacio para ellas ?

Te invito a plantearte cómo quieres escribir tu historia, a convertirte en el autor de esta y a vivir un año de transformación verdadera del cual te puedas sentir orgulloso. Te invito a vivir un año FUERA DE SERIE.

Te dejo una serie de preguntas que pueden crear una apertura para un 2016 diferente, un año de transformación personal.

¿Qué quisieras mantener del año qué pasó ?
¿ De qué te quejaste todo el año? ¿Lo puedes cambiar ? Depende de ti ?
¿Qué te faltó hacer ?
¿Qué te faltó decir ?
¿Que te faltó disfrutar?
¿Qué te faltó aprender?
¿Te gustó el balance de tu 2015?
¿Qué cosas tendrías que hacer para que tu cierre del 2016 te gustara?
¿De qué te gustaría sentirte orgulloso al terminar el 2016?
¿Volverías a vivir el año de un modo parecido a como viviste el año pasado? Si la respuesta es “no”, ¿cómo podrías cambiar el resultado?

Plantéate tres objetivos realistas para este año. ¿Qué necesitas hacer para lograrlos?

 

Beatriz Peña Pacheco

Email – beatriz@transformatemx.com
Facebook – Transfórmate
Twitter – TransformateMX

1 reply
  1. Luis B.
    Luis B. says:

    Excelente artículo, con un enfoque diferente de todo lo que se publica por estos días. Los propósitos que nos hacemos al comienzo del año deben ser retadores pero a la vez realistas, de modo que sea posible realizarlos, y no basta simplemente con desearlos, sino que hay que crearlos cada día. “El futuro no se prevé, se prepara” (Blondel).

    Responder

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *