Continental y Magna Internacional Inc. llevaron a cabo pruebas de vehículos autónomos

Dos vehículos autónomos viajaron más de 480 kilómetros antes de llegar a Ciudad Traverse como parte de una demostración transfronteriza realizada por Continental y Magna Internacional Inc. La prueba de carácter internacional comenzó en el sureste del estado de Michigan, en Estados Unidos, y concluyó en el Centro de Investigación Automotriz en Ontario.

Al ser la primera experiencia transfronteriza de su tipo, el viaje permitió a Continental y Magna, así como al Departamento de Transportes de Michigan (MDOT) y al Ministerio de Transporte de Ontario (OMT), probar las tecnologías de conducción autónoma en distintos entornos.

A través de la Función de Conductor Automático de Continental, los vehículos podrán desempeñar tareas autónomas en varias vías públicas y conforme a las regulaciones de tráfico en vigor. Con la función activa, la Unidad de Conducción y Asistencia Automatizada (ADCU) analiza los datos que genera un modelo de 360 grados de los alrededores del vehículo. Junto con un mapa de alta resolución, el sistema identifica todos los objetos estáticos y en movimiento, además de que proporciona un diseño base para las vialidades próximas. El viaje muestra cómo la cámara, el radar y los sensores “LiDAR” de los vehículos interactúan mientras cruzan el Túnel Detroit-Windsor, y también el Puente Internacional Blue Water. El desarrollo de la conducción autónoma a nivel internacional de Continental incluye los siguientes seis elementos clave: tecnología de sensores, conectividad del clúster, diálogo humano-máquina, arquitectura de sistema, y confiabilidad y aceptación de la conducción autónoma.

Tanto Michigan como Ontario han tomado medidas para asegurar que la región permanezca competitiva en un entorno automotriz en constante evolución. En 2016, el gobernador de Michigan Rick Snyder firmó un paquete de leyes que permiten que los vehículos autónomos operen en vías públicas de su estado. Ese mismo año, Ontario se convirtió en la primera provincia de Canadá en establecer un marco regulatorio que facilita y admite las pruebas pilotos de vehículos autónomos, convirtiéndose así en la primera provincia de Canadá en implementarlo. La larga historia de colaboración entre Ontario y Michigan no solo se encuentra liderando la innovación de la industria automotriz, sino que también conecta a negocios en ambos lados de la frontera y promueve el progreso de las economías del conocimiento. Estas medidas fomentaran que el clúster de los Grandes Lagos emerja como el epicentro de la innovación automotriz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *