Cosas que se olvidan en los hoteles

La mayoría de las personas que andamos de viaje somos en ocasiones despistadas y olvidamos algo en las habitaciones, en la salas de espera o hasta en los estacionamientos de los hoteles objetos.

Dentro de lo común lo que se olvida en los hoteles son cargadores de celulares, cepillos de dientes, ropa interior, cremas, maquillajes, medicina, dinero, joyas, etc. Entre las cosas curiosas dejan dentaduras postizas o juguetes sexuales.

La mayoría de los hoteles cuenta con un área de objetos perdidos, donde los huéspedes pueden ir a reclamar sus objetos que olvidaron pero muchas veces son olvidados para siempre.

Sin embargo, también hay personas que son muy distraídas que son capaces de olvidar hasta sus hijos. Uno, entre tantos casos, es que la mamá se acordó de su bebé cuando estaba en el estacionamiento lista para partir aunque regreso a la habitación por él.

En un hotel en Gran Bretaña olvidaron a una mujer de la tercera edad en un sillón, esto se debió, a que las personas que la llevaban compraron demasiadas cosas, las acomodaron en el auto y se fueron. Dos horas más tarde se dieron cuenta que se les había olvidado y llamaron al hotel, para pedir que la enviaran a la ciudad donde tenía que estar.

Por su parte, la cadena de hoteles Travelodge elaboró una lista de los objetos más extraños o curiosos que han dejado en sus hoteles, por ejemplo, una dentadura de oro de un valor de 8 mil euros.

Entre otras cosas, han dejado en las habitaciones una sentencia de divorcio, las llaves de un Rolls Royce, un reloj Rolex de diamantes valorado en 60 mil euros, una planta de un metro y medio o una pierna ortopédica.

Mientras en la cadena NH hoteles también han hecho su lista de objetos olvidados y en ella se encuentran una alfombra persa de 4 metros, un juego de hamacas de terraza, un oso panda de peluche de 1.80 metros, una señal de tráfico auténtica y hasta un Hummer, que permaneció abandonado en el garaje del hotel durante semanas hasta que se consiguió localizar al dueño.

0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *