El DIU provoca inflamación pélvica y más riesgo de esterilidad

INformando con Ale DienerSon dispositivos de unos 3 centímetros que se implantan en el útero; existen varios tamaños según las dimensiones del útero.

Hoy vamos a hablar del Dispositivo Intrauterino, comúnmente conocido como el DIU o la “T de cobre”, pues pueden tener distintas formas, aunque el más utilizado tiene forma de T, por eso se llama comúnmente como la “T de cobre”, existiendo las que además llevan hilos de cobre o liberan hormonas, suelen tener un hilo de nylon en un extremo que sale a la vagina para controlar que el DIU permanece en el útero, no ha cambiado de posición y que facilita su extracción.

Se utilizan principalmente entre las mujeres multíparas que han tenido hijos, porque facilita su implantación y es menor el riesgo de expulsión espontánea respecto a las mujeres nulíparas, es decir, que no han tenido hijos y tienen un útero de menor tamaño. Su eficacia depende del tipo de DIU y las circunstancias de la portadora, es decir, la edad, las características de su útero, enfermedades, etc., pues es lo que tiene que ver para saber si va a funcionar o no.

Su mecanismo de acción es principalmente el impedir nuevamente la implantación del embrión, lo que provoca –como les mencioné la vez pasada– abortos precoces a gran escala.

Existen varios tipos de DIU con distintos mecanismos de acción adicionales: está el DIU inerte, son de plástico, con un índice de fallo entre el 1.5% y 2.5%, dependiendo del trabajo de evaluación; también está el DIU liberador de cobre, está recubierto de un hilo para aumentar su eficacia, reduciendo el índice de fallo entre un 0.6% y 1.9%, según los diversos trabajos; también está el DIU liberador de progestágenos, tiene forma de T, y en su eje vertical contiene un depósito que libera lentamente la hormona.

Los efectos secundarios del DIU son menores que los anticonceptivos hormonales, pero se han descrito varios importantes. Hay un incremento de 4 veces del riesgo de salpingitis o inflamación pélvica de las trompas por infección producida al introducirlo en el útero o a través del hilillo desde la vagina. Imagínate tú que te estás metiendo una astilla en la piel y ahí te la vas a dejar, obviamente va a crearse un cuerpo extraño y esto va a darte secuelas. Lo mismo sucede con el DIU, de alguna forma sencilla de explicarlo. Esto da lugar a un aumento del 20% de la esterilidad. Imagínate tú, aparte de que puede ser abortivo y debido también a esto se da a que se duplica la probabilidad de bloqueo tubárico, es decir, se bloquean las Trompas de Falopio.

Bueno, son terribles estos temas, y nadie nos los dice. Siempre nos preguntan: ¿con qué te estás cuidando? ¿Cuidando de qué? De embarazarte, como si fuera un problema los hijos. Y nadie habla de las enfermedades de transmisión sexual y de un cambio de conducta, y de que sí hay alternativas, como los métodos de reconocimiento de la fertilidad. Pero antes de mencionarlos, voy a hablar la siguiente vez de los anticonceptivos abortivos.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *