,

En caída libre con GoPro

Por definición, la caída libre es el desplazamiento de un cuerpo que ocurre solamente por efectos de la gravedad.

Esta es una descripción muy apta para Nicole Smith, exgerente de una compañía de ventas al menudeo que se convirtió en instructora de paracaidismo de tiempo completo y quién aparentemente sólo queda impactada por las Fuerzas-G. Nicole se ha mantenido resiliente y triunfante ante las adversidades y su historia te inspirará a tener el valor, determinación y perseverancia para seguir tus pasiones con tu corazón.

En el Campo de Paracaidismo del Desierto de Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, Nicole se unión a un grupo de paracaidistas de élite que han sido “expulsados”, literalmente, desde una avioneta FOX de acrobacias. A la fecha, menos de 100 personas en la historia del paracaidismo han podido saltar desde una aeronave así.

Nicole, originaria de Cleveland, en Georgia, EEUU, solía ser Gerente de Distrito de una gran empresa especializada en ventas al menudeo y estaba teniendo un vertiginoso ascenso en su carrera profesional. Para agosto del 2007, ya había realizado 4 saltos de paracaídas en pareja, todos con su esposo.

Desde la primera vez que saltó de un avión, se sintió completamente libre, describiendo su experiencia como una de las más emocionantes, poderosas, liberadoras y tranquilizantes que había vivido. Sin embargo, el 29 de enero de 2010 todo cambió para ella, ya que su esposo y compañero de saltos falleció. Nicole se había convertido en viuda a los 25 años de edad.

Después de ese año, decidió que estaba lista para saltar en paracaídas de nuevo, pero esta vez lo haría sola. Posteriormente, el 7 de enero de 2011, se inscribió a una clase de caída libre acelerada (Accelerated Freefall) en su ciudad. Sus instructores en esa ocasión fueron Jeremy Marston y Miki Baranowski.

Cinco meses después, Nicole ya estaba certificada como paracaidista y completamente enamorada de este deporte. Pero no sólo eso; también se enamoró de Jeremy, su instructor. Todo marchaba de maravilla entre ellos, hasta que el 13 de junio de ese año, cuando ambos se dirigían a casa después de haber tenido un divertido picnic en un parque local, otro auto se pasó el alto y chocó directamente contra ellos, del lado del conductor. Como Jeremy era quien manejaba, perdió la vida casi instantáneamente.

Nicole, por su parte, quedó en estado crítico. Fue trasladada en helicóptero a un hospital de traumatología en Atlanta. Tenía el cuello y la zona lumbar muy lesionados, un pulmón perforado, 2 costillas rotas, 4 fracturas en la pelvis y 2 lesiones cerebrales. Cuando sus familiares llegaron al hospital, los doctores los prepararon para lo peor, ya que su pronóstico era muy reservado.

Sin embargo, casi un año después del accidente y después de recibir largas y dolorosas terapias físicas, Nicole se recuperó totalmente, dejó su trabajo corporativo y se decidió a hacer lo que realmente quería: ser una paracaidista profesional. Como consecuencia, en agosto de 2012, se convirtió en la persona más joven en haber saltado en cada uno de los 50 estados de EEUU.

Actualmente, Nicole ha realizado más de 2,000 saltos, es instructora de salto en pareja y de caída libre acelerada, además se casó nuevamente, esta vez con el instructor con el que tomó su primera clase de paracaidismo hace más de 10 años y, lo más importante, tiene la oportunidad de transmitir su pasión y amor por el paracaidismo a todos y cada uno de sus estudiantes. Sin duda, ahora Nicole vive de sus “sueños”.

0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *