,

Entropía: Sacar ventaja del enemigo universal.

¡Hola! Gracias por estar aquí en este segundo encuentro entre amigos. En esta charla hablaremos de algo llamado entropía con la intención de dar continuidad e ir más ella en relación a lo comentado en la columna anterior. Y para enriquecer la plática, haremos referencia a las interesantes temáticas de nuestros compañeros del portal eddywarman.tv: ¿Por qué está de moda la felicidad en el trabajo?, de Arturo Villegas; ¡Tú tienes la libertad de elegir la virtud o el vicio!, de Ale Diener; Crítica, alimento para las víboras, de Blanca Almeida; ¿Un Millennial será tu nuevo jefe?, de Rony Jerusalmi; ¿Quiénes somos? y ¿Cómo somos?, de Juan Miguel Zunzunegui; Office Dancing Health, sistema para combatir el sedentarismo, de Marité Gama; y Heidrick & Struggles, de Juan Ignacio Pérez.

En la vida cotidiana observamos un sinfín de fenómenos que nos son muy comunes y obvios. Por ejemplo, si sostenemos un objeto en lo alto y lo soltamos, sin lugar a dudas sabemos que va a caer; un trozo de hielo bajo el sol, con el tiempo se transformará en agua líquida; si dejamos rebotar una pelota, al cabo de un tiempo se quedará quieta en el suelo. Pues bien, estos hechos y cualesquiera otros, están regidos por una ley natural que nos dice que un cambio espontáneo de un sistema ocurre en la dirección del aumento de entropía. Y, ¿qué es la entropía? Es el desorden y el caos en donde la energía se degenera a formas menos aprovechables, lo cual implica que todo sistema, vivo o inanimado, para poder desarrollar sus funciones, debe recibir energía externa, de lo contrario tarde o temprano, se detendrá, o en el caso de los seres vivos, morirán.

El punto en todo esto es que, en el andar diario no podemos ignorar las leyes de la naturaleza. Imagínense no hacer caso de la ley de la gravedad y saltar sin paracaídas de un avión, ni que contar. Así que veamos como sacar provecho de la entropía para tener éxito y en consecuencia ser felices.

Nuestro tiempo prácticamente está repartido entre la familia y el trabajo, por tanto, el éxito y felicidad los buscamos principalmente en estos dos aspectos. La estrategia para esa búsqueda es saber el juego de la entropía, o en otras palabras, conocer al enemigo y sacar ventaja de ello. Y lo primero que hay que hacer es aceptar consciente y luego inconscientemente dos cosas: una, que la entropía es una ley natural que busca siempre, sin tregua, llevarnos al fracaso e infelicidad; y la otra, que la única manera de evitarlo es buscando del exterior la energía que nos de la fuerza para lograr las metas que queremos.

La primera condición nos ayuda a hacerle frente a sucesos no deseados, no rendirnos y seguir adelante; en tanto que la segunda, implica tener metas claras que sean una verdadera necesidad para nosotros porque sólo de esa forma buscaremos la energía externa que nos permita alcanzarlas. Ilustremos esto con un caso muy simple: en el transcurso del día utilizamos la energía que tenemos para desarrollar múltiples actividades y la respuesta del cuerpo a ese desgaste energético es una necesidad de alimento para recuperar esa energía y así poder seguir funcionando y no morir, en el peor de los casos. Y es aquí donde se esconde la trampa que nos tiende la entropía, una en la que todos podemos caer pero que, si la conocemos, podemos salir de ella o incluso esquivarla. Si no existen esas metas o necesidades estaremos en una aparente zona de confort que sería como navegar en supuestas aguas tranquilas donde al final se encuentra la inevitable catarata que nos puede llevar a la muerte.

Llevemos el análisis anterior a uno de los pilares de vida, el trabajo, y tomemos como la meta más ansiada y anhelada de nuestros sueños, tener éxito y ser feliz. Ahora necesitamos ver de dónde vamos a adquirir esa energía que nos impulse día a día a alcanzar esos objetivos. Las valiosas aportaciones del equipo de eddywarman.tv son una muy buena fuente de potencia. Blanca y Arturo nos muestran que el trabajo debe coincidir con las habilidades de cada persona, para que de esa manera se haga con pasión; algo muy satisfactorio. Por otro lado, Ale enfatiza que adquirir un hábito bueno requiere de mucho esfuerzo y trabajo en la voluntad y que, aunque la conciencia nos ayuda a saber qué es lo mejor, finalmente podemos elegir lo contrario. También nos dice que el autoconocimiento y los atributos que nos distinguen como especie, van encaminados a hacernos mejores personas; así que nada de rendirse. Y aún más, Juan Miguel nos hace reflexionar sobre el por qué los mexicanos somos como somos diciéndonos que arrastramos un condicionamiento histórico por el cual actuamos como un pueblo conquistado y sometido. Pero cada uno de nosotros puede hacer que esto cambie, lo que debemos hacer es escribir día a día una nueva etapa en la historia para deshacernos de esos lastres y avanzar como nación.

Por otro lado, quien no quisiera sentirse como en casa en el trabajo para incrementar su energía. Rony nos habla que la generación millennial está transformando los entornos laborales para que sean lugares donde también se vive, hay opciones de entretenimiento, se puede crear y practicar hobbies. En este mismo sentido, Marite hace la propuesta de Office Dancig Health que entre otras cosas, ayuda a generar un ambiente de confianza, mejorar las relaciones interpersonales, promover la dinámica del equipo de trabajo, liberar estrés.

Aquí sólo un paréntesis para agregar, en base a lo que comenta Rony y Marite. Estas propuestas sólo son posibles si las empresas tienen a su capital humano como su activo principal. Ligado con esto, Juan Ignacio nos habla de que en la selección de ejecutivos de nivel C ahora se están considerando aspectos como los valores y motivaciones, lo cual era necesario, porque esto no es otra cosa sino darle a la persona esa energía para contrarrestar el arrastre de la entropía y darle así a la organización mayor y mejor productividad.

Un beneficio extra de esta batalla contra la entropía es que podemos convertirnos en fuente de energía para otras personas, en lugar de ser personas que critican y son tóxicas, como lo puntualiza Blanca. Y también, como apunta Arturo, esto puede ser llevado al otro pilar de vida, la familia, el lado humano.

Hasta la próxima, fue un placer compartir.


Antonio Carlos Martínez

Las cosas buenas pasan pero el trabajo con esfuerzo y dedicación, dando lo mejor de nosotros, es lo que hace que sucedan.

Email: ankar_26@hotmail.com



2 replies
  1. Arturo Villegas
    Arturo Villegas says:

    Gracias a Antonio Carlos Martínez por está rica ensalada de conceptos que sintetizó, de los columnistas invitados; cada uno desde su trinchera, compartiendo aportar cada quién con su tema y estilo, cómo ser mejores como personas, ciudadanos y como país.
    Gracias por la mención Antonio Carlos, y te seguiré con interés en tus columnas….
    Arturo Villegas
    Happiness developer

    Responder
    • Antonio Carlos
      Antonio Carlos says:

      Hola Arturo, mas bien gracias a ti porque es un halago recibir un comentario positivo de un experto como tu en la materia. Continuaré, por supuesto, siguiendo muy de cerca tus valiosas aportaciones. Un abrazo.

      Responder

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *