,

La nueva chamba del gobierno: tener ciudadanos felices

Resulta por demás curioso índices y rankings que emiten cada año agencias gubernamentales, organizaciones privadas e instituciones educativas, que tratan de medir ¿qué países son los más felices del mundo?

Esto podría traer suposiciones como que los más felices son los más desarrollados, y entonces siempre ganarían las súper potencias como Estados Unidos, Alemania, Inglaterra… pero no es cierto esto, e incluso hay estudios muy serios que inician después de la II guerra mundial, donde se ve que el ingreso bruto del norteamericano ha crecido casi n veces, pero su felicidad ha permanecido estancada.

Y es que las metodologías que intentan medir este intangible, varía entre todos los entes que la evalúan como la entienden. Recientemente la misma ONU (Organización de las Naciones Unidas) a través de su programa de desarrollo, emitió su índice anual (que hace desde el 2012) donde los ganadores vuelven a ser los países nórdicos. Este año le toca liderar a Noruega, dejando atrás al gran campeón Dinamarca.

Y aunque la lista también consistentemente la terminan países africanos (Burundi, Tanzania y República Centroafricana). Esto seguramente por las variables que mide que son: el PIB (Producto Interno Bruto), ayudas sociales, esperanza de vida, libertad, generosidad, falta de corrupción.

No es el único intento, el Happy planet index, para el orgullo latinoamericano ubica con lugares mucho más altos a países como Costa Rica quién lideró la lista, o hasta Panamá o el mismo México, dado que sus indicadores fueron más orientados a la expectativa de la calidad de vida, la percepción subjetiva de la felicidad, y la huella ecológica; vemos que cambia radicalmente.

Así permanece este debate muchas veces “absurdo” y hasta morboso, de analizar sobre metodologías para medir felicidad, pero muchas amarradas a la tiranía de desarrollo y bienestar del PIB, que no deja de ser un promedio que “oculta” la gran desigualdad que hay nuestros países latinos; el cuál mide parámetros de índole económico y de producción, más que evaluar relaciones sociales, vacaciones, tiempo libre, ambiente político, equidad de género o seguridad.

De hecho, el reino de Bután fue el gran reformador al acuñar un índice que sustituye al PIB, por el INF (Índice Nacional de la Felicidad), como eje rector de la política nacional, que incluye un sano balance entre: sus raíces y la modernidad; su espiritualidad y su vida; la naturaleza y la ecología; y otros factores que han revolucionado las políticas públicas obsesionadas por indicadores como salud, educación y empleo… cuando hay algo supremo y por encima de todo esto.

Así ¿será que los gobernantes, los candidatos y sus planes y programas de gobierno deben voltear a ver estos nuevos factores como la nueva forma de conquistar un voto, y de construir su plataforma en las políticas públicas?

Baste decir que en la constitución política de nuestro país, no está mencionado en ningún lugar la palabra felicidad; mientras que en la de Estados Unidos establece ciertos derechos “inalienables” como la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Simón Bolivar mencionó “El sistema de gobierno perfecto es aquél que produce mayor suma de felicidad posible”, y el 81% de la población del Reino Unido está de acuerdo que la máxima prioridad de su gobierno debe ser proveerles de felicidad.

Con esto diría yo que es básico que la administración pública, los programas de gobierno, y las promesas de campaña se empiecen a manejar enfocadas a darnos a los ciudadanos menos grilla, tranzas, rollo y corrupción, y más bienestar, plenitud, realización y por ende más felicidad.


Arturo Villegas

Happiness developer
Speaker internacional
Especialista en aumentar la productividad organizacional a través de la felicidad
hola@arturovillegas.com.mx
www.arturovillegas.com.mx
Youtube: arturovillegasmx
+52 (55) 12 04 08 61 ext. 101



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *