,

Nomofobia…cuando enferma nuestro órgano más avanzado tecnológicamente

Hace unos días durante una comida notaba a un amigo sumamente ansioso y preocupado, al acércame y preguntarle que le sucedía, su respuesta fue:

“No tiene pila mi celular y no encuentro ningún cargador, me estoy volviendo loco…”

¿Les suena familiar esta situación?

Este es un ejemplo de la llamada “nomofobia”, el miedo irracional a estar sin teléfono móvil.

El término proviene del anglicismo “nomophobia” (“no-mobile-phone-phobia”).

La dependencia al dispositivo electrónico genera una infundada sensación de incomunicación en el usuario cuando éste no puede disponer de él.

Entre las tres razones más comunes que generan sensaciones incomodas al no estar conectado con nuestro teléfono inteligente, se encuentran:

  • Que se haya dejado olvidado en casa el aparato
  • Se descargó su batería
  • Esté fuera de cobertura en un área sin señal

Los síntomas de este peculiar síndrome, por llamarlo de alguna manera, incluyen ataques de pánico cuando la persona se separa de su Smartphone o teléfono inteligente.

Esto debido a que diversos estudios muestran que nuestro organismo ya está acostumbrado a checar constantemente el dispositivo, ya sea para ver mensajes, notificaciones en redes sociales e inclusive sentir que está vibrando (muchas veces cuando ni siquiera lo hace), logrando así, una verdadera dependencia al aparato con el que convivimos 24 horas, 7 días a la semana.

El nomofóbico enloquece ante la imposibilidad de contactarse a través de su teléfono móvil, y esto no se aplica únicamente a los usuarios de Smartphones, sino a personas que estén muy relacionadas a algún aparato electrónico en si vida diaria.

Un estudio reciente reveló que poco más de la mitad de los encuestados siente verdadero malestar cuando no tiene su teléfono o éste se queda sin batería, sobretodo porque se encuentran enlazados las 24 horas del día a sus gadgets.

Este padecimiento está creciendo de manera muy acelerada entre los estudiantes o más jóvenes.

Hay estadísticas que muestran claramente nuestra alta dependencia a los aparatos como:

– 2 de cada 3 personas duermen pegadas al teléfono.
– 35% admite revisar el Smartphone durante momentos de intimidad con su pareja.
– Más del 50% jamás apaga el celular.
– 1 de cada 5 personas preferiría vivir sin zapatos una semana que no traer su teléfono.

En un día común, los usuarios de smartphones checan su pantalla al menos 34 veces en promedio, algo verdaderamente relevante, si consideramos que sólo en México –según se reporta, hay más de 44 millones de Smartphones.

¿No usar el celular causa síndrome de abstinencia?

El mismo estudio con jóvenes, revela que 4 de cada 5 usuarios presenta un malestar significativo físico y mental, confusión y sobre todo un estado de aislamiento extremo cuando son privados de usar dispositivos tecnológicos.

De igual manera, estudios realizados demuestran que la reacción de los jóvenes ante la falta de tecnología es similar a la que sienten drogadictos o fumadores al abandonar el consumo de golpe.

La mayoría de los participantes en un experimento de reacciones al dejar de tener contacto con su teléfono inteligente, no pudieron dejar de utilizar sus dispositivos de última generación ni siquiera un día.

Es más, los estudiantes confirmaron que no podían abandonar no sólo sus teléfonos, sino computadoras, y el acceso a redes sociales con cualquier modo alterno.

México, segundo lugar en uso de Smartphones en Latinoamérica

México es uno de los países con más usuarios de Smartphones en Latinoamérica, sólo está después de Brasil en la lista, ocupando el segundo lugar.

Dos de cada tres mexicanos mayores de edad tienen celular y esto definitivamente muestra un potencial peligro de generar consecuencias futuras relacionadas con el uso del dispositivo.

Alrededor de 6 de cada 10 de los usuarios que utilizan celulares cuenta con este padecimiento, presentando una ansiedad importante al no tener acceso a su teléfono móvil.

No olvidemos que nuestros teléfonos inteligentes son una herramienta de vida actualmente y como muestra alguna de las estadísticas del uso de Smartphones en México más recientes:

Se usa para todo – ¿Qué hacemos con nuestro celular?

  • 68% navegar en Internet
  • 50% usar Facebook
  • 22% usar Twitter
  • 26% usar WhatsApp
  • 65% buscar información
  • 85% ver videos

En cualquier lugar y a cualquier hora – ¿En dónde lo usamos?

  • 48% en el baño
  • 35% en la comida
  • 69% en el cine
  • 75% duermen con el celular a la mano

No importa el entorno – ¿En dónde mensajeamos?

  • 32% en el cine
  • 31% en clase
  • 17% al manejar
  • 44% platicando con otras personas

Después haber revisado todos estos datos, los invito a que hagan la siguiente reflexión… ¿soy parte de la población que está sufriendo esta nueva enfermedad?, ¿Qué sucede cuando me quedo sin batería? ¿Puedo salir de mi casa sin llevarme mi teléfono celular?…

 


Rony Jerusalmi

Facebook: Goldfarb Consultants México
Twitter: @goldfarbMX
Sitio web: www.goldfarb.com.mx



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *