,

¡Pero qué buenas costumbres!

aliciarabagoMuchas veces los hijos preguntas sobre ciertas costumbres que se tienen en casa: ese pastel tan rico que se da en todas las reuniones familiares, el trajecito del bautizo que todos los bebés de la familia han utilizado, el festejo de los santos más que de los cumpleaños etc. Esas son tradiciones que se transmiten de generación en generación y que hay ocasiones en que ni siquiera cuestionamos; las aprendemos desde niños y las repetimos con nuestros hijos.

En está temporada del culto a los muertos hay muchas formas de vivir la tradición y la manera en que la familia lo viva, de esa forma lo aprenderán los niños, la fuerza de las costumbres y tradiciones radica en como las compartimos. Hay muchas que cambian con el paso del tiempo, ya sea por necesidad de adaptación, la influencia de otros grupos sociales o porque se la evolución de la sociedad nos fue llevando a esos cambios.

Transmitir tradiciones y costumbres forma parte de la educación de los hijos y que, sin darnos cuenta, estamos ayudando a su crecimiento. Estas tradiciones y costumbres son importantes para su desarrollo ya sea que las compartan o más adelante las cambie pero, sin duda, les da un sentido de pertenencia, tan importante para el ser humano ya que saber que formas parte de algo te da seguridad.

Quizá sin darnos cuenta estamos transmitiendo costumbres y estas costumbres en sí tienen ya valores familiares implícitos, lo que favorece su desarrollo.

Las tradiciones y costumbre de un país y de una familia, ayudan a los hijos a entender su entorno y si no por lo menos a cuestionarlo.

Siempre hemos comentado que los niños suelen repetir lo que ven en casa: “el ejemplo arrastra”. En ocasiones hay aprendizajes que llevan más tiempo pero, si en casa se dan de forma natural, de igual forma el niño los aprenderá. Los valores se comunican mejor cuando se practican, requieren esfuerzo en ocasiones pero cuando forman parte de nuestras costumbres ni cuenta nos damos.

En México existen infinidad de tradiciones y costumbres maravillosas que muchos de nosotros mismos no conocemos o por lo menos no sabemos su significado. Vamos a seguir aprendiendo para que nuestros hijos también se enriquezcan con tanto que tenemos.
No dejemos morir nuestra tradiciones y costumbres…


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *