,

Tiempo de reflexión

aliciarabagoSiempre en esta temporada Navideña se dan muchos momentos de reflexión. Será la temporada, el ambiente, la nostalgia, el final de año o la sinergia de gente, no lo sé, pero son momentos en los que deseamos sacar lo que nos ha hecho daño y dar un nuevo comienzo a muchas cosas.

Aprovechamos estos instantes de reflexión ya que últimamente no tenemos muchos de ellos; el ir y venir de la vida nos ha limitado un poco a detenernos y pensar e incluso teniéndolos los evitamos.

Ahora es momento de tener esos tiempos de reflexión e ir más allá de querer resolver un problema que traemos en mente. Se trata de pensar en lo que hay dentro de nosotros, lo que hemos aprendido, lo que necesitamos aprender, lo que es necesario y lo que es suficiente; hacer un poco más de introspección

Siempre será constructivo dejar ir lo que nos detiene y agarrar más fuerte lo que nos impulsa, ir más allá del tan famoso “aquí y ahora” que, por momentos, nos hace pensar solo en el presente. También es necesario pensar hacia dónde queremos llegar con ese aquí y ahora que estamos viviendo.

La reflexión puede incluir el pasado: ¿qué nos dejó?, ¿qué perdimos?, ¿qué tenemos y por dónde caminamos? En el presente: ¿dónde estamos?¿quiénes somos?, ¿que queremos? y el futuro: ¿hacia dónde vamos?, ¿cómo queremos lograrlo? y ¿qué buscamos?

Los seres humanos somos seres imperfectos, sin duda, pero en esa búsqueda de lo mejor nos enfocamos muchas veces en lo que nos daña, nos detiene y nos hace débiles. Si empezamos a ver ¿qué aprendimos?, ¿por qué sucedió? y ¿qué necesitamos fortalecer?, la lección que nos dio la vida será más productiva

No desperdiciemos esta época que nos incita a reflexionar, por el contrario, ¡volvamos costumbre el detenernos a pensar para ir hacia adelante!

Deseándote un gran año y te comparto esto que me encanta:

*Me parece un buen momento de Desear lo Suficiente

“Cuando decimos “te deseo lo suficiente”, deseamos que la otra persona tenga una vida llena de sólo lo suficiente bueno para vivir”.
“Te deseo que tengas suficiente sol para mantener tú espíritu brillante”,
“Te deseo suficiente lluvia para que aprecies aún más el sol”
“Te deseo suficiente felicidad para que tú alma esté viva”
“Te deseo suficiente dolor para que las pequeñas alegrías de la vida te parezcan más grandes”
“Te deseo que tengas suficientes ganancias que satisfagan tus necesidades”
“Te deseo suficientes pérdidas para que aprecies todo lo que posees”
“Te deseo suficientes bienvenidas para que logres soportar las despedidas”

Se dice que toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora en apreciarla, un día para amarla, pero una vida para olvidarla.

Toma el tiempo necesario para vivir.
(*Bob Perks)


Pedagoga Alicia Rábago

Maestría en Orientación Familiar, Master en Psicología Infantil y en Inteligencia Emocional y Educación
Blog: Edúcalos con Alicia Rábago
Twitter: @AliciaRabago
Mail: educalosparaquelosdemas@gmail.com



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *