,

El trabajo Home office nos puede humanizar de nuevo

INformando con Ale Diener¿Te ha sucedido que vas caminando por los pasillos de donde trabajas y miras a las pantallas de tus compañeros y lo único que ves son videos, redes sociales, están chateando?, ¿qué es lo que pasa?, ¿da rendimientos tu empresa?, ¿da rendimientos la empresa donde trabajas?

Hoy vamos a hablar sobre el Home office. ¿Las empresas, saben ustedes que pueden mejorar el rendimiento de sus empleados utilizando este término, este nuevo concepto?

Home office como estrategia, pues con este esquema reducen sus tiempos de traslado, permitiéndoles estar comunicados en cualquier lugar con acceso a Internet. El término Home office se ha vuelto cada vez más común en nuestros días; y aunque su traducción literal se refiere básicamente a la posibilidad de trabajar en casa, en realidad, el concepto incluye un tema más amplio: la oportunidad de trabajar en cualquier lugar distinto al escritorio de la empresa, y que se traduciría como tele-trabajo, que es un término menos común, porque tristemente en México parece que el que trabaja es el que está sentado calentando el asiento, el que está presente en cuerpo y alma, aunque en realidad nada más está en cuerpo y no en alma.

Actualmente convergen todos los elementos para que las personas puedan realizar trabajo remoto y ser muchísimo más eficientes. Estos elementos son: acceso a Internet, elementos de seguridad que permiten tener acceso a la red de la empresa de manera remota sin riesgos de intrusión externa, comunicaciones de voz móviles por ejemplo las laptops y el equipo móvil, aplicaciones de colaboración y de videoconferencia de bajo costo y a veces hasta gratis, y altos tiempos de traslado en horas pico que obligan a aprovechar esos tiempos muertos. Y el más importante de todos: ¿está dispuesta la empresa culturalmente para aceptar el Home office?

En México les cuesta mucho trabajo, por esa cultura en la que creemos y, repito: que estar sentado en un asiento quiere decir que estás trabajando. Los cambios son drásticos, pero esto ayudaría a la conciliación trabajo y familia, ser mucho más eficientes, a ser personas que entregan resultados.

Obviamente, para que el Home office funcione se deben seguir las siguientes recomendaciones: 1) que vamos a iniciar con empleados responsables, 2) establecer un programa de administración por objetivos, 3) cultura de seguimiento por parte de los mandos superiores, 4) compromiso del empleado de estar localizable en horarios acordados, y esto es bien importante, no se vale desaparecer; y 5) proporcionar como mínimo las siguientes herramientas tecnológicas: una laptop, acceso a Internet, comunicación de voz, correo electrónico, herramienta de comunicación y acceso remoto a aplicaciones de la empresa.

No permitan quedarse en el pasado, hablen con sus jefes, hablen con la empresa; y esto yo creo que va a ser la diferencia en el mundo, porque nos estamos deshumanizando, el Home office nos va a humanizar de nuevo, y de eso estoy totalmente segura. ¿No se acuerdan que antes no nos querían dar ni computadoras ni Internet porque fuéramos a perder el tiempo?

Bueno, los dejo con esta reflexión.


Alejandra Diener

Facebook – Alejandra Diener
Twitter – @AleDiener
Sitio web – www.informandoyformando.org



0 replies

Comenta

Únete a los comentarios
Deja tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *