jueves 30 de mayo de 2024

El rey Carlos III abre las puertas del castillo de Balmoral para visitas exclusivas este verano

El rey Carlos III abre las puertas del castillo de Balmoral para visitas exclusivas este verano

Comparte esta noticia

Castillo

El rey Carlos III ha dado un paso sin precedentes al abrir las puertas de la histórica residencia real de Balmoral para visitas íntimas durante este verano boreal. Esta decisión marca un hito en la historia de la familia real británica, permitiendo un acceso sin igual a la icónica residencia en Escocia.

Créditos: CNN

Las visitas, programadas desde el 4 de julio hasta el 11 de agosto, han generado una gran expectación entre los aficionados a la realeza, agotando todas las entradas en tan solo 24 horas, a un precio de 100 libras (unos US$ 126) cada una.

Situado a orillas del río Dee, en el Parque Nacional de Cairngorms, Balmoral ha sido la residencia del clan real desde 1852, cuando el príncipe Alberto adquirió la propiedad para su esposa, la reina Victoria.

La iniciativa de abrir las puertas de Balmoral parece formar parte de los esfuerzos del rey para hacer más accesibles las residencias reales. Este verano, el ala este del Palacio de Buckingham también se abrirá al público por primera vez.

Durante estas visitas, los afortunados podrán acceder a partes del castillo que nunca antes habían estado abiertas al público, incluido el salón de baile, donde descansó la difunta reina Isabel II antes de un viaje a Edimburgo en 2022.

Además, una exposición en el salón de baile exhibirá una colección de acuarelas realizadas por el propio rey, así como trajes usados por miembros de la familia real, incluidos el rey, su difunta madre y su esposa, la reina Camila.

Los visitantes podrán disfrutar de un «viaje histórico» por la propiedad, desde su compra en la década de 1850 hasta la actualidad, mientras exploran la majestuosidad y la importancia de Balmoral.

Balmoral ha sido un refugio para la familia real durante décadas, brindándoles intimidad y confort en momentos de crisis y tranquilidad en tiempos de descanso. A pesar de la privacidad que ofrece, este no es el primer acceso del público a la finca, aunque sí el más amplio hasta la fecha.

La apertura de Balmoral proporcionará una experiencia única para los visitantes, que tendrán la oportunidad de sumergirse en la historia y la belleza de esta icónica residencia real. Sin duda, esta iniciativa marcará un verano inolvidable para aquellos que tengan la suerte de asegurar una entrada.

La importancia histórica del castillo

El castillo de Balmoral, emplazado majestuosamente a orillas del río Dee en el Parque Nacional de Cairngorms, Escocia, no solo es una residencia real icónica, sino que también alberga una rica historia que se remonta a su adquisición por parte del príncipe Alberto para su amada esposa, la reina Victoria, en 1852.

La historia del castillo de Balmoral está intrínsecamente ligada a la realeza británica y ha sido testigo de muchos momentos históricos y eventos significativos en la vida de la monarquía. Inicialmente, la propiedad fue considerada demasiado pequeña para albergar a la familia real en su totalidad, lo que llevó a la construcción de un nuevo castillo más grande a unos 100 metros de distancia de la residencia original. Desde entonces, la finca de 50.000 acres ha proporcionado un refugio de confort, intimidad y tranquilidad para la familia real británica, especialmente en tiempos de crisis y descanso.

Este verano, se abrirán las puertas del castillo de Balmoral para unas visitas excepcionales, marcando un hito histórico en la historia de la residencia real. Por primera vez, los visitantes tendrán la oportunidad de explorar partes del castillo que antes estaban cerradas al público. Esta iniciativa, impulsada por el rey Carlos III, es parte de un esfuerzo más amplio para hacer más accesibles las residencias reales y permitir que el público disfrute de la riqueza cultural e histórica que ofrecen estos lugares emblemáticos.

Además de su importancia histórica, Balmoral es conocido por ser un lugar de descanso y recreo para la familia real británica. Aquí, los miembros de la realeza disfrutan de actividades como cacerías de urogallos, picnics y paseos con perros, mientras encuentran un merecido respiro lejos del ojo público. A lo largo de los años, Balmoral ha sido el escenario de momentos tanto alegres como tristes para la familia real. Desde la trágica noticia de la muerte de la princesa Diana, hasta los momentos de relax y camaradería compartidos entre generaciones de la realeza, el castillo ha sido testigo de una amplia gama de emociones y experiencias.

Para los visitantes afortunados que aseguraron una entrada, la visita al castillo de Balmoral será una oportunidad única para sumergirse en la historia y la cultura de la monarquía británica. Desde el imponente salón de baile, donde la difunta reina Isabel II descansó antes de su viaje a Edimburgo en 2022, hasta las exposiciones de acuarelas realizadas por el propio rey Carlos III, la experiencia promete ser inolvidable.

Al final de la visita, los visitantes tendrán la oportunidad de celebrar la ocasión comprando recuerdos en la tienda de regalos del castillo, llevando consigo un pedazo de la rica historia y tradición que Balmoral representa para la monarquía británica y el pueblo escocés.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!