miércoles 17 de abril de 2024

Estrés crónico estaría implicado en muerte de células cerebrales lo que causaría enfermedades neurodegenerativas

Estrés crónico estaría implicado en muerte de células cerebrales lo que causaría enfermedades neurodegenerativas

Comparte esta noticia

Estrés

El estrés crónico podría desempeñar un papel fundamental en este proceso de lla muerte celular en enfermedades neurodegenerativas, como la demencia de inicio temprano.

Créditos: Medical News Today

La investigación, publicada en Nature, destaca que, contrariamente a la creencia común, no son los agregados de proteínas en el cerebro los culpables directos de la muerte celular, sino la incapacidad del cuerpo para desactivar adecuadamente la respuesta al estrés en las células cerebrales.

El estudio, liderado por el Dr. Michael Rapé de UC Berkeley, identificó que un complejo de proteínas recién descubierto, denominado SIFI, es clave en este proceso. La interrupción de la capacidad del cuerpo para apagar la respuesta al estrés en las células cerebrales conduce a la activación persistente de esta respuesta, lo que a su vez puede llevar a la muerte celular.

Los hallazgos sugieren que ciertos medicamentos podrían ser efectivos para desactivar la respuesta al estrés del cerebro y preservar la actividad de este complejo proteico recientemente identificado. Específicamente, los investigadores observaron que administrar un fármaco capaz de detener esta respuesta al estrés podría rescatar células afectadas por la demencia de inicio temprano.

El Dr. Rapé comentó sobre la importancia de este descubrimiento, señalando que abre nuevas vías para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas hasta ahora consideradas incurables. Destacó que los resultados del estudio revelan cómo una serie de enfermedades neurodegenerativas están vinculadas a través de la activación persistente de una vía de respuesta al estrés.

A pesar de los avances, se necesita más investigación para comprender completamente el impacto de la señalización del estrés en condiciones más comunes como la enfermedad de Alzheimer y la demencia frontotemporal.

Estos hallazgos ofrecen nuevas perspectivas sobre el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, sugiriendo que apagar la respuesta al estrés en las células cerebrales podría ser una estrategia terapéutica efectiva. Sin embargo, se requieren más investigaciones y ensayos clínicos para desarrollar tratamientos específicos basados en estos descubrimientos.

El Dr. David Merrill, psiquiatra certificado y director del Centro de Salud Cerebral del Pacífico en Santa Mónica, CA, quien no participó en el estudio, describió este trabajo como una prometedora nueva forma de abordar enfermedades neurodegenerativas. Señaló que la inhibición de la respuesta al estrés en células que han perdido esa capacidad podría ser un enfoque valioso para futuras investigaciones y desarrollo de tratamientos.

En resumen, esta investigación ofrece una nueva comprensión de los mecanismos subyacentes de la muerte celular en enfermedades neurodegenerativas, abriendo la puerta a nuevas estrategias terapéuticas para tratar estas afecciones debilitantes.

¿Cómo prevenir el estrés crónico?

Para evitarlo es fundamental incorporar técnicas de relajación en la rutina diaria. La práctica regular de técnicas como la meditación, la respiración profunda, el yoga o el tai chi puede ayudar a reducir los niveles de estrés y promover la relajación. Además, el ejercicio regular desempeña un papel clave en la gestión del estrés. Se recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días de la semana, ya que esto ayuda a liberar tensiones y mejorar el estado de ánimo.

Establecer límites claros en el trabajo y en las relaciones personales también es importante. Aprender a decir «no» de manera constructiva y evitar asumir más responsabilidades de las que se puede manejar puede ayudar a reducir la carga de estrés. Mantener un estilo de vida saludable también es fundamental. Esto incluye seguir una dieta equilibrada, dormir lo suficiente y evitar el consumo excesivo de alcohol y cafeína, ya que estos hábitos pueden afectar negativamente el nivel de estrés.

Además, buscar apoyo social puede ser de gran ayuda. Mantener conexiones positivas con amigos, familiares o grupos de apoyo puede proporcionar un sistema de apoyo emocional y ayudar a reducir la sensación de aislamiento.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!