martes 5 de marzo de 2024

Íncubos y súcubos: demonios que te seducen mientras duermes

Íncubos y súcubos: demonios que te seducen mientras duermes

Comparte esta noticia

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,

“Íncubos y súcubos”. Dos palabras que suenan a hechizos sacados del libro de encantos de Harry Potter. Estas entidades malignas, que pertenecen a las creencias populares de todas las culturas, han sobrevivido a lo largo de los siglos y hoy vienen a contarte su espeluznante historia.

Crédito: Orígenes – Historia y Arqueología, revista Nigromante, Facultad de Ingeniería, UNAM,  Historia – Arte,

Durante siglos, los seres humanos han tratado de explicar el significado y las causas de los sueños, especialmente los que dan miedo y producen escalofríos.

La demonología es la rama de la teología que se encarga de estudiar a los demonios. Hace alusión a sus orígenes, naturaleza y cualidades.

Además, describe a las entidades demoníacas con relación a la sexualidad, y su presencia en los sueños y fantasías de los seres humanos.

Estas criaturas mitológicas que hacen parte de la superstición colectiva -no existen pruebas científicas de su existencia-, son conocidas en varios lugares del mundo como íncubos y súcubos.

Su objetivo siempre es el mismo: alimentarse de la energía vital de sus víctimas mientras estas duermen.

Yacen en el pecho del soñador, causando pesadillas, dañando su salud física y mental, o incluso causando la muerte.

Qué son súcubos e íncubos y cómo se les conoce en varias culturas

Según el folklore medieval europea, un súcubo es “un demonio que toma la forma de una mujer para tener relaciones sexuales con un hombre en sus sueños.” Un íncubus, por su parte, es la versión masculina.

Por su parte, La Biblia hace referencia a estas criaturas, y en general, a los demonios o ángeles caídos que fueron expulsados del Cielo por desobedecer los mandatos de Dios.

De la misma manera, y según el pensamiento de Santo Tomás, Satanás pretendía obtener la bienaventuranza sobrenatural de la belleza y la sabiduría, no como un don de gratuito de Dios, sino a través de la fuerza y la rebelión.

Fue así como “arrastró a un tercio de los Ángeles, entre ellos los Incubus y Sucubus”, tal y como se menciona en El Apocalipsis.

Superstición en la cultura islámica y judía

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,
Crédito: Supernatural

En la cultura islámica hay un demonio similar llamado Qareen, y es mencionado en varios versículos del Corán.

Existen varias opiniones sobre la naturaleza exacta de Qareen. Hay quienes aseguran que es en realidad un “shaitan” -ser que desobedece a Dios y, por lo tanto, es considerado como malignos o demonio-, que incita a un ser humano con “waswās” o sugerencias maliciosas.

Ahora bien, en las antiguas culturas del Medio Oriente, Lilith era el nombre que se le daba al demonio de la noche.

Sin embargo, esta interpretación puede ser objeto de controversia y debate de acuerdo con la cultura que la describa.

En la cultura babilónica, por ejemplo, era considerada como un ser demoníaco y se le describe como “la primera esposa de Adán antes de Eva.”

Según la historia, Lilith se rebeló contra Adán y fue expulsada del Paraíso, convirtiéndose en un ente maligno que se asocia con muerte y seducción.

Por su parte, en el folclore y la mitología judía, Lilith es descrita como un demonio femenino que niños y se asocia con la noche oscura y peligrosa.

Íncubus y súcubus: ¿relación con la represión sexual?

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,
Crédito: Frightday

 De acuerdo con la revista Orígenes – Historia y Arqueología, algunos investigadores han sugerido que los ataques de Íncubus y súcubus están relacionados con una fuerte represión sexual.

Al ser la naturaleza de los ataques sexual, se ha asociado con sueños eróticos y/o sensaciones corporales.

Lo curioso es que todos los “supuestos” testimonio de víctimas de estos ataques, coinciden en que sienten deseos sexuales que se niegan a reconocer de manera conciente, por lo que su subconsciente los representa en la noche.

También existe la creencia de que estos encuentros son alucinaciones o delirios que surgen, tras reprimir deseos sexuales.

El artículo también menciona que el miedo asociado a los ataques de  Íncubus y súcubus, puede desatar ansiedad y estrés, considerados el ambiente ideal para estas manifestaciones.

Bernard de Gordon, médico y profesor escocés que vivió en la época medieval, aseguraba que “una persona atacada por un Íncubos debería tener un amigo querido que, al oírlo gritar y casi lamentarse, debería despertarlo.”

También aseguraba que la persona atacada por estas entidades malignas  “debía vivir en alegría y felicidad y evitar toda tristeza”; en tanto escuchar música y conversar con amigos iban a ayudarle a sentirse mejor.

Íncubos y súcubos: demonios en el arte

Existen cientos de referencias manifestaciones en el mundo del arte en donde se muestran íncubos y súcubos en “plena acción”.

De hecho, la representación artística de estas criaturas demoniacas siembre se asociada con la seducción y el contacto físico de un demonio con el humano, el cual ha existido a lo largo de la historia en diversas formas.

A continuación algunas obras de arte que han abordado este tema

«El Sueño de la Razón Produce Monstruos» de Francisco Goya (1799)

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,
Crédito: Academia Colecciones

 Esta es una de las pinturas de la famosa serie de grabados «Los Caprichos» de Goya. Aunque no muestra directamente íncubos o súcubos, la serie en su conjunto explora temas oscuros y surrealistas, con una fuerte crítica social y política.

La obra sugiere que la falta de racionalidad o la pérdida del control de la razón pueden dar lugar a la creación de monstruos o a la manifestación de fuerzas oscuras.

«El Jardín de las Delicias»de Hieronymus Bosch (1490-1510)

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,
Crédito: Historia Arte

Este tríptico del pintor flamenco Bosch presenta un paisaje surrealista lleno de simbolismo. En algunas secciones, se pueden encontrar representaciones de criaturas extrañas y eróticas que algunos han interpretado como íncubos y súcubos.

En el panel central, se representan numerosas figuras humanas, animales fantásticos y seres extraños en un ambiente lujurioso y alegórico.

Si bien Bosch exploró temas relacionados con el pecado, la tentación y la moralidad en «El Jardín de las Delicias», es evidente la conexión explícita con criaturas mitológicas.

«La pesadilla» de Henry Fuseli (1781)

demonología, leyendas, folklore, mitología, sueños, superstición, cultura popular, demonios, sexualidad, represión sexual, cultura islámica, cultura judía, Lilith, Qareen, Íncubos, Súcubos, arte, pintura, simbolismo, psique humana, Eddy Warman, Eddy Warman de Noche, Eddy Warman TV, Eddy Warman Cutura, Eddy Warman Arte,
Crédito: Historia Arte

 «La pesadilla» representa una figura femenina recostada en un lecho mientras duerme. Encima de ella se posa un íncubo, que mira directamente al espectador. Este está acompañado por un caballo demoníaco.

La obra se interpreta como la representación visual de una pesadilla, reflejando la fusión de lo erótico y lo aterrador en el mundo de los sueños.

Fuseli exploró la intersección entre el deseo y el miedo, utilizando elementos surrealistas para evocar una atmósfera bastante inquietante.

Para finalizar, las leyendas de íncubos y súcubos sirven como una ventana a la complejidad de la psique humana y a la eterna fascinación con lo inexplicable. A medida que exploramos estas narrativas a lo largo del tiempo, nos sumergimos en un reino donde la realidad y la fantasía convergen, y donde la interpretación cultural da forma a nuestras percepciones de lo sobrenatural.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!