martes 5 de marzo de 2024

Comenzó juicio en ONU por denuncia de Sudáfrica contra Israel por genocidio

Comenzó juicio en ONU por denuncia de Sudáfrica contra Israel por genocidio

Comparte esta noticia

juicio ONU, denuncia Sudáfrica, Genocidio Israel, Corte Internacional de Justicia, guerra Gaza, alegatos Sudáfrica, orden preliminar Israel, cese militar Gaza, manifestantes proisraelíes, banderas israelíes, bandera palestina, identidad nacional israelí, apartheid sudafricano, conflicto israelí-palestino, actos genocidas, Convención sobre el Genocidio, violación obligaciones, mortíferas operaciones, defensa legal Israel, declaración infundada, tribunal internacional, medidas provisionales, vista CIJ, decisión urgente, impacto condena internacional, cumplimiento orden judicial, apoyo aliados occidentales, guerra en Gaza.

La Corte de la ONU comenzó hoy su sesión sobre la denuncia de Sudáfrica de que Israel comete un genocidio en Gaza. ¿Qué es el apartheid? ¿Cuál es la diferencia entre el apartheid en Sudáfrica y el que se acusa a Israel?

Créditos: Europa Press, X (Twitter), Los Ángeles Times, Wikipedia, France 24

juicio ONU, denuncia Sudáfrica, Genocidio Israel, Corte Internacional de Justicia, guerra Gaza, alegatos Sudáfrica, orden preliminar Israel, cese militar Gaza, manifestantes proisraelíes, banderas israelíes, bandera palestina, identidad nacional israelí, apartheid sudafricano, conflicto israelí-palestino, actos genocidas, Convención sobre el Genocidio, violación obligaciones, mortíferas operaciones, defensa legal Israel, declaración infundada, tribunal internacional, medidas provisionales, vista CIJ, decisión urgente, impacto condena internacional, cumplimiento orden judicial, apoyo aliados occidentales, guerra en Gaza.
Crédito: AP

Los jueces inauguraron con solemnidad el jueves la sesión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para dos días de alegatos en un caso presentado por Sudáfrica, que acusa a Israel de cometer genocidio en su guerra en Gaza. Israel rechaza la acusación.

Los abogados de Sudáfrica pedirán a los jueces que impongan órdenes preliminares vinculantes a Israel, incluido un cese inmediato de la campaña militar israelí en Gaza.

Antes de que comenzara la sesión, cientos de manifestantes proisraelíes marcharon cerca de la corte con carteles que decían “Llévenlos a casa”, en alusión a los rehenes que aún tiene Hamás. Entre la multitud había gente con banderas israelíes y holandesas.

Dentro de la corte, otros protestaban y ondeaban la bandera palestina en apoyo de la iniciativa sudafricana.

La disputa ante el máximo tribunal de Naciones Unidas afecta al corazón de la identidad nacional israelí como estado judío creado tras el genocidio nazi en el Holocausto.

También implica a la identidad sudafricana: su partido en el gobierno, el Congreso Nacional Africano, compara desde hace tiempo la estrategia israelí en Gaza y Cisjordania con su propia historia durante el régimen del apartheid impuesto por la minoría blanca, que restringía a la mayoría de la población negra a zonas concretas hasta su final en 1994.

Aunque normalmente considera a las cortes internacionales y de Naciones Unidas como injustas y sesgadas, Israel ha enviado un fuerte equipo legal para defender la operación militar emprendida tras el ataque de Hamás y otros milicianos el 7 de octubre.

Las razones por las cuáles Sudáfrica demanda a Israel

juicio ONU, denuncia Sudáfrica, Genocidio Israel, Corte Internacional de Justicia, guerra Gaza, alegatos Sudáfrica, orden preliminar Israel, cese militar Gaza, manifestantes proisraelíes, banderas israelíes, bandera palestina, identidad nacional israelí, apartheid sudafricano, conflicto israelí-palestino, actos genocidas, Convención sobre el Genocidio, violación obligaciones, mortíferas operaciones, defensa legal Israel, declaración infundada, tribunal internacional, medidas provisionales, vista CIJ, decisión urgente, impacto condena internacional, cumplimiento orden judicial, apoyo aliados occidentales, guerra en Gaza.
Crédito: AFP

Sudáfrica presentó el caso ante la CIJ a finales de diciembre, alegando que Israel había cometido «actos genocidas» en Gaza durante su guerra declarada contra Hamás y pidiendo que el tribunal aprobara una medida cautelar que impidiera a las fuerzas de defensa del país continuar sus mortíferas operaciones en la región.

Según el país africano, Israel habría violado sus obligaciones en virtud de la Convención sobre el Genocidio. El documento de 84 páginas presentado por Sudáfrica acusa a Israel de cometer en Gaza actos que tienen «carácter genocida porque están destinados a provocar la destrucción de una parte sustancial del grupo nacional, racial y étnico palestino».

Más de 22.000 palestinos -la mayoría mujeres y niños- han muerto en ataques israelíes desde el comienzo del conflicto, según el Ministerio de Sanidad de Gaza. La guerra se desencadenó tras el ataque de Hamás contra Israel el 7 de octubre, en el que murieron 1.200 personas, en su mayoría civiles.

Se trata de una demanda sólida y bien argumentada de 80 páginas, repleta de referencias detalladas a altos funcionarios e informes de la ONU que sólo en contadas ocasiones se desvía de su objetivo principal y necesario de intentar demostrar la intención genocida de Israel.

Gran parte del argumento de Sudáfrica se deriva de la sentencia de la CIJ sobre medidas provisionales que dictó en el caso Gambia contra Myanmar en 2020.

Según la solicitud, “los actos y omisiones de Israel […] son de carácter genocida, ya que se cometen con la intención específica requerida […] de destruir a la población palestina de Gaza como parte del grupo nacional, racial y étnico palestino más amplio” y que “la conducta de Israel –a través de sus órganos estatales, agentes estatales y otras personas y entidades que actúan siguiendo sus instrucciones o bajo su dirección, control o influencia– en relación con los palestinos de Gaza constituye una violación de sus obligaciones en virtud de la Convención sobre el Genocidio”.

¿Cuáles son los argumentos de la defensa de Israel?

juicio ONU, denuncia Sudáfrica, Genocidio Israel, Corte Internacional de Justicia, guerra Gaza, alegatos Sudáfrica, orden preliminar Israel, cese militar Gaza, manifestantes proisraelíes, banderas israelíes, bandera palestina, identidad nacional israelí, apartheid sudafricano, conflicto israelí-palestino, actos genocidas, Convención sobre el Genocidio, violación obligaciones, mortíferas operaciones, defensa legal Israel, declaración infundada, tribunal internacional, medidas provisionales, vista CIJ, decisión urgente, impacto condena internacional, cumplimiento orden judicial, apoyo aliados occidentales, guerra en Gaza.
Crédito: Reuters

Según Maria Varaki, profesora de Derecho Internacional en el Departamento de Estudios de Guerra del King’s College de Londres, en este caso concreto «se puede respaldar por el patrón de conducta de los militares israelíes, pero también por varias declaraciones públicas realizadas por varios representantes y funcionarios israelíes».

Pero éste sería el aspecto que Israel probablemente impugnaría, según Alonso Gurmendi Dunkelberg, profesor de Relaciones Internacionales en el King’s College.

«Con el genocidio, es necesario querer haber cometido el crimen con la intención específica de destruir a un grupo como tal, destruir a un grupo por ser ese grupo», dijo a Euronews.

«Y esa es la parte difícil y en la que espero que se centre la defensa de Israel. Argumentará que no está cometiendo el acto en sí o argumentará que no ha creado las condiciones que hacen de Gaza un lugar inhabitable, haciendo hincapié en que dejó pasar a los camiones que transportaban ayuda».

¿Qué es el apartheid?

El apartheid es una violación del derecho internacional público, una violación grave de los derechos humanos y un crimen de lesa humanidad. Puede considerarse tanto un sistema (formado por leyes, políticas y prácticas) como un crimen (actos concretos).

Resulta más fácil explicar el apartheid como sistema si se examinan primero las definiciones de crimen de apartheid. Estas definiciones se hallan establecidas en la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de apartheid (Convención contra el apartheid) y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (Estatuto de Roma).

Estos tratados definen el apartheid como un crimen de lesa humanidad, que se comete cuando se perpetra un acto “inhumano” en el contexto de un “régimen institucionalizado” de “opresión” y “dominación” sistemáticas por parte de un grupo racial sobre otro, con la intención dolosa de mantener dicho sistema. Los actos inhumanos incluyen el homicidio ilegítimo y la lesión grave, la tortura, los traslados forzosos, la persecución y la negación de derechos y libertades básicos.

¿Cómo fue el fin del Apartheid en Sudáfrica?

juicio ONU, denuncia Sudáfrica, Israel, Genocidio, Corte Internacional de Justicia, apartheid, diferencia apartheid Sudáfrica e Israel, alegatos, orden preliminar, campaña militar Gaza, manifestantes proisraelíes, banderas israelíes, bandera palestina, identidad nacional israelí, identidad sudafricana, Congreso Nacional Africano, guerra en Gaza, Convención sobre el Genocidio, ataques israelíes, crímenes de lesa humanidad, derechos humanos, Corte Penal Internacional, fin del apartheid Sudáfrica, Nelson Mandela, referendo, segregación racial, apartheid israelí, Boicot Desinversiones y Sanciones, derechos civiles en Israel.

Se cumplieron ya más de tres décadas del final jurídico del apartheid en Sudáfrica, un sistema político y social que permitió a una minoría blanca gobernar de forma discriminatoria, durante 42 años, sobre una mayoría de afros, indios y mestizos.

En 1991, Nelson Mandela tomó las riendas del Congreso Nacional Africano, luego de haber sido liberado, un año antes, por Frederik de Clerk, el por entonces presidente sudafricano, tras haber pasado 27 años en prisión por supuesta conspiración para derrocar al Gobierno.

Con Mandela libre y presidiendo el Congreso Nacional Africano, el apartheid tenía sentenciado su final. El 17 de marzo de 1992, los sudafricanos votaron masivamente un referendo en contra del apartheid y a favor de que el partido de Mandela pudiera tener el derecho de competir en una carrera presidencial. Y así fue. El Congreso Nacional Africano, considerado como un paria desde 1960, pudo legalmente aspirar a ser parte de unas elecciones democráticas. Este hecho, como el fin del desmantelamiento del apartheid, le valieron a Nelson Mandela y a Frederik de Clerk, el Premio Nobel de paz en 1993.

De esta forma, se puso fin a cuatro décadas de segregación racial institucionalizada en Sudáfrica. Un racismo que venía de siglos atrás, pero que legalmente tuvo sus orígenes en 1902, tras el tratado de paz entre británicos y afrikáneres, antiguos colonos neerlandeses, quienes sentaron la premisa “de que el hombre blanco debe ser siempre el amo”.

Israel y la analogía del apartheid

La analogía del apartheid israelí compara el trato dado por Israel a los palestinos con el experimentado por los no blancos durante la era de segregación racial en Sudáfrica dentro del contexto del crimen de apartheid.

El término «apartheid israelí» ha sido usado por algunos eruditos, investigadores de las Naciones Unidas,2​3​ grupos de derechos humanos internacionales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch​ e israelíes como B’Tselem o Yesh Din, ​ y los partidarios del movimiento «Boicot, Desinversiones y Sanciones» (BDS) contra Israel. Varios políticos israelíes también han usado esta analogía.

Los defensores del término sostienen que existe un «sistema de control» en la Cisjordania ocupada por Israel que comprende el sistema de identificación, los asentamientos israelíes, las carreteras separadas para los ciudadanos israelíes y palestinos alrededor de muchos de estos asentamientos, la barrera entre israelíes y palestinos en Cisjordania, la ley de casamientos excluyente, el uso de palestinos como mano de obra barata, las desigualdades en las infraestructuras, y las diferencias en los derechos legales, de acceso a la tierra y a los recursos entre los palestinos y los residentes israelíes en los territorios ocupados por Israel.

Según su punto de vista, dicho sistema se asemeja en muchos aspectos al régimen sudafricano del apartheid, y varios elementos de la ocupación de Israel constituyen formas de colonialismo y de apartheid, contrarias al derecho internacional.​ Algunos comentaristas extienden la analogía para incluir el tratamiento de los ciudadanos árabes de Israel, describiendo su estatus como ciudadanía de segunda clase.

Los opositores a la analogía con el término apartheid para referirse a Israel argumentan que la comparación es inexacta y tiene la intención de deslegitimar a Israel.  Con respecto a la situación dentro de Israel, los críticos de la analogía sostienen que Israel no puede ser llamado un Estado de apartheid, porque a diferencia de Sudáfrica, que consagró sus políticas de segregación racial en la ley, la ley israelí es la misma para los ciudadanos judíos y otros ciudadanos israelíes, sin distinción explícita entre raza, credo o sexo. ​ Además en Sudáfrica los negros no tenían ni la ciudadanía ni derechos civiles, mientras que en Israel todos tienen la misma ciudadanía y gozan de derechos civiles.

 

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!