viernes 21 de junio de 2024

Cabrón, chispa y casual

Por: Eddy Warmanadas
Lavado de dinero caritativo: El impacto de la Fundación Tides y otros patrocinadores fiscales. De Rockefeller a Levi’s Staruss, patrocinan en protestas universitarias contra Israel

Lavado de dinero caritativo: El impacto de la Fundación Tides y otros patrocinadores fiscales. De Rockefeller a Levi’s Staruss, patrocinan en protestas universitarias contra Israel

Esta es la segunda  parte de mi columna de la semana pasada. Ampliamos  la investigación referente a quién patrocina las protestas contra Israel en universidades en el mundo. 

Quiénes son los patrocinadores fiscales de las protestas universitarias en los campus de Columbia, Yale, Princeton, NYU, UCLA, Northwestern y Texas: fundaciones y ONG creadas por multimillonarios famosos.

A propósito, te dejo este video en donde se hizo una encuesta con alumnos de diferentes universidades que estaban protestando, y ninguno  de 200 entrevistados sabían nada de Israel ni de Palestina: ni su ubicación, ni su población, mucho menos datos históricos. ¡Nada más protestaban por protestar!

Fundación Tides, aparece en todas las transacciones de financiamiento oscuro, y que, curiosamente, compaginan con simpatizantes del expresidente Obama,  miembros activos del partido demócrata de Estados Unidos.

Los grandes donantes progresistas, habituales, hallados en el informe “The People Setting America on Fire” (La gente que está incendiando a América), publicado en el magazín Tablet por el periodista norteamericano Park MacDougal, es, creando o no, Rockefeller Brothers Fund.

Más nombre en el  informe del New York Post y del Instituto de Investigación pro-Israel, NGO Monitor:

La Fundación Kaphan, fundada por un antiguo empleado de Amazon, Sheldon Kaphan y el Fondo Bafrayung, dirigido por Rachel Gelman, heredera de la fortuna de Levi Strauss. Abro paréntesis: Gelman, autodenominada «abolicionista», hizo parte de la lista de «Los niños ricos que quieren derribar el capitalismo», publicada en The New York Times de 2020.

Les cuento que la Fundación Tides no tiene que ver con el dinero oscuro que llega desde simpatizantes de la izquierda, grupos antisemitas, radicales pro-palestinos, donantes anónimos… Tiene que ver directamente con una facción ascendente del expresidente Obama, en el partido demócrata de los Estados Unidos.

El nexo de Tides: lavado de dinero caritativo

El nexo de Tides, del cual la Fundación Tides es parte, es una de las redes progresistas de dinero oscuro más grandes del país, ¡controlando más de mil millones en activos!

La lista de sus principales donantes es “un elenco de estrellas de megaricos y fundaciones de izquierda, incluidos Soros, Peter Buffett y su Fundación NoVo, el fundador de eBay Pierre Omidyar, el Fondo Rockefeller Brothers, la Fundación  y el New Venture Fund”, de acuerdo con palabras de MacDougal.

Y lo peor de todo, es que Tides y su fundación son controlados por otro “poderoso enclave de dinero oscuro demócrata”: los asesores de Eric Kessler en Arabella Advisors, una empresa de consultoría con fines de lucro con sede en Washington, que asesora a donantes de izquierda y ONG sobre dónde donar. Es como un centro de comando de una red de «dinero oscuro» liberal.

Me causa curiosidad el término acuñado para el uso de estos patrocinios fiscales que respaldan movimientos de protesta anti-Israel en todo Estados Unidos. Los críticos los llaman «lavado de dinero caritativo». ¡Wow!

Me quiero detener un momento en el término patrocinio fiscal. Es como un «sponsorship», un apadrinamiento. Funciona de esta manera: una ONG permite a un proyecto o programa utilizar su estatus fiscal para su propia exención de impuestos. Es decir, permite que dicho proyecto reciba donaciones deducibles de impuestos, “bajo el paraguas” de “organización patrocinadora”. Vale la pena enfatizar en que este tipo de arreglo, es muy común en Estados Unidos.

En ese orden de ideas, los patrocinios fiscales de Tides van desde el Centro de Recursos y Organización Árabe (AROC), pasando por Palestine Legal, Proyecto de Justicia Adalah, Intercambio de Justicia Comunitaria, hasta Alianza por la Justicia Global.

A ver si entiendo: Tides está seleccionando estas organizaciones mencionadas arriba para donaciones o está actuando como un intermediario para “grandes donantes” que prefieren evitar el escrutinio. Macabra estructura corporativa la de Tides.

¿Con qué fin macabro?

Kyle Shideler, director de seguridad nacional y contra terrorismo del Centro de Política de Seguridad en Washington, D.C., y un experto en extremismo de izquierda, considera que estas fundaciones “no necesariamente controlan el contenido, pero sí el tamaño, el alcance, la cantidad. Controlan la cantidad de dinero que fluye.” En realidad, ellos no dirigen el barco como tal, pero sí el dinero que reparten a los revolucionarios.

Han financiado manifestaciones climáticas disruptivas como Just Stop Oil!, el Movimiento Sunrise, American Climate Corps; invirtieron dinero en Black Lives Matter como lo dije en la columna anterior.

Pero lo que sí es la primera vez, es que estas redes radicales financiadas por estos donantes, “van a la guerra” con un presidente demócrata.

Repito. ¡Sí es macabro!

¿Qué opinas?

Comparte esta columna si te parece interesante.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Comparte esta noticia

Artículos relacionados

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!