lunes 17 de junio de 2024

Toyota y GM lanzan alerta urgente a dueños de 61,000 autos para que dejen de conducirlos

Toyota y GM lanzan alerta urgente a dueños de 61,000 autos para que dejen de conducirlos

Comparte esta noticia

Alerta

Créditos: motorpasion, univisión

Toyota y General Motors emitieron una alerta importante a los dueños de alrededor de 61,000 vehículos, entre ellos modelos antiguos de Corolla, Matrix, Rav4 y Pontiac Vibe. La recomendación es que dejen de conducirlos inmediatamente debido a un riesgo potencial de explosión y proyección de fragmentos en las bolsas de aire de marca Takata.

La alerta, dada el lunes, se aplica a vehículos específicos como algunos Corolla y Matrix hatchback de los años 2003 y 2004, así como la camioneta RAV4 de 2004 y 2005. También afecta a alrededor de 11,000 vehículos Pontiac Vibe fabricados en 2003 y 2004, que son esencialmente similares al Matrix y fueron producidos en la misma planta en California. La mayoría de estos vehículos se encuentran en Estados Unidos.

Es fundamental destacar que Takata utilizaba nitrato de amonio, una sustancia volátil, para inflar las bolsas de aire durante un choque. Sin embargo, con el tiempo, este propulsor químico puede deteriorarse al estar expuesto a altas temperaturas y humedad, lo que podría provocar una explosión demasiado fuerte y la destrucción del contenedor de metal, arrojando fragmentos.

Desde mayo de 2009, al menos 26 personas han fallecido en Estados Unidos debido a los infladores Takata, y más de 30 a nivel mundial, incluyendo víctimas en Malasia y Australia. Además, alrededor de 400 personas han sufrido heridas.

La caída de Takata

Tomado de: Reuters

En 2017, Takata, la compañía japonesa fabricante de airbags, se declaró bancarrota, marcando el desenlace final de una crisis de confianza que afectó a la industria automotriz a nivel mundial. El Consejo de Administración de Takata tomó la decisión de someterse a tutela judicial con el objetivo de reestructurar su deuda, la cual ascendía a más de 8,000 millones de euros, afectando también a su filial norteamericana TK Holdings. La empresa fue suspendida en bolsa tras un significativo declive en el índice Nikkei en las semanas previas.

Takata, en bancarrota, representa la mayor quiebra vivida por un fabricante japonés hasta ese momento. La compañía enfrentó deudas masivas derivadas de las sanciones y compensaciones impuestas debido a un grave problema de seguridad relacionado con los airbags. Desde 2013, la empresa experimentó una crisis luego de que un defecto en el disparador de los airbags Takata resultara en 17 muertes y más de 150 víctimas heridas en accidentes automovilísticos.

El problema radicaba en una pieza defectuosa del activador del airbag, la cual, al fragmentarse inesperadamente durante la activación del dispositivo, se convertía en peligrosa metralla que causaba graves daños a las personas. El compuesto químico nitrato de amonio fue identificado como parte del problema.

La gestión del problema por parte de Takata fue problemática, con medias verdades y engaños hacia los fabricantes de automóviles, lo que llevó a una serie de llamadas a revisión masivas. En medio de la crisis, Takata optó por vender gran parte de sus activos a la estadounidense Key Safety Systems, mientras reorganizaba el resto de la empresa para continuar fabricando repuestos y sustituir los activadores defectuosos. A pesar de estos esfuerzos, se anticipaba la eventual desaparición de Takata como entidad independiente.

Los escándalos de Toyota

En 2023, Toyota Motor Corporation suspendió la entrega de vehículos, activó un recall, lanzó una investigación interna y pidió disculpas públicas por el mismo motivo: se descubrió que miles de autos, utilitarios y motores producidos por la marca Daihatsu (integrante del gigante automotor japonés) violaron controles internos, incumplieron normativas y hasta hicieron trampas en las pruebas de seguridad para llegar a los clientes sin los estándares de calidad establecidos por Toyota.

El primer escándalo de este tipo había estallado en abril de este año, cuando el presidente del directorio de Toyota Motor Corporation, Akio Toyoda, pidió disculpas por haber modificado los autos sometidos a las pruebas de seguridad para obtener calificaciones más elevadas de las que podrían haber alcanzado las unidades que llegaron a los clientes.

¿Cómo saber si la alerta aplica a mi vehículo?

Para averiguar si su vehículo está afectado por esta alerta, los propietarios de camionetas RAV4 con airbags Takata del lado del conductor o modelos Corolla y Matrix con airbags del lado del pasajero deben ponerse en contacto con su agencia local en lugar de llevar directamente sus vehículos a reparación. Las agencias les brindarán opciones, como reparación a domicilio, remolque del vehículo a una concesionaria o recoger y entregar el automóvil más tarde.
Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!