miércoles 17 de abril de 2024

OpenAI responde a la demanda de Elon Musk

OpenAI responde a la demanda de Elon Musk

Comparte esta noticia

OpenAI

En un enfrentamiento legal que ha generado un gran interés en la comunidad tecnológica, Elon Musk ha llevado a OpenAI a los tribunales con acusaciones de desviarse de su misión principal. La demanda, presentada en febrero, alegaba que OpenAI había abandonado su compromiso de construir una inteligencia artificial responsable y abierta, convirtiéndose en una filial de facto de Microsoft, la empresa de tecnología líder en el mundo.

Créditos: Hipertextual

El CEO de Tesla y SpaceX argumentó que esta presunta desviación de los principios fundacionales de OpenAI justificaba su acción legal. Según Musk, la compañía se había alejado de su propósito original de desarrollar una inteligencia artificial accesible y transparente para todos, al asociarse estrechamente con Microsoft y operar como una entidad de código cerrado.

Sin embargo, la respuesta de OpenAI ha sido contundente y directa. La compañía ha calificado las afirmaciones de Musk de «premisas fácticas complicadas, a menudo incoherentes». En un comunicado oficial emitido el pasado 5 de marzo en su blog, OpenAI ha dejado claro que no ha violado ningún acuerdo fundamental ni ha abandonado su misión original.

Según la empresa de inteligencia artificial, «no existe ningún acuerdo fundacional ni ningún acuerdo con Musk, como se desprende de la propia denuncia». Además, OpenAI ha revelado intercambios de correos electrónicos entre Musk y la compañía, en los que se discutió el enfoque de compartir la tecnología de OpenAI de manera abierta.

Sorprendentemente, Musk expresó su acuerdo con la idea de ser menos abierto a medida que avanzan en la construcción de la inteligencia artificial, contradiciendo así las bases de su propia demanda. La respuesta de Musk ante el correo electrónico de OpenAI fue un simple «Yup», lo que resalta aún más la aparente discrepancia entre sus acciones y sus reclamaciones legales.

OpenAI ha expresado su decepción por la situación, describiendo a Musk como alguien que inicialmente los inspiró a aspirar a más, pero que luego los desalentó, creó un competidor y finalmente los demandó cuando comenzaron a hacer avances significativos hacia su misión sin él.

Este enfrentamiento legal entre Elon Musk y OpenAI plantea importantes cuestiones sobre la dirección futura de la inteligencia artificial y la responsabilidad de las empresas en su desarrollo. Mientras tanto, ambas partes se preparan para un proceso legal que podría tener ramificaciones significativas en el futuro de la industria tecnológica y el papel de la inteligencia artificial en nuestra sociedad.

¿Cuál es el propósito de OpenAI?

Por su parte, OpenAI alega que su propósito sigue siendo el desarrollo y la promoción de la inteligencia artificial de manera responsable y ética. La organización se enfoca en investigar y desarrollar tecnologías de inteligencia artificial avanzadas con el objetivo de beneficiar a la sociedad en general. Esto incluye trabajar en proyectos de investigación, publicar trabajos académicos, y desarrollar herramientas y modelos de inteligencia artificial de código abierto para el beneficio de la comunidad científica y tecnológica.

OpenAI también se ha comprometido a abogar por políticas y prácticas que promuevan un desarrollo seguro y ético de la inteligencia artificial, incluida la transparencia y la responsabilidad en el desarrollo de algoritmos y sistemas de IA. Además, la organización está interesada en explorar cómo la IA puede ser aplicada para abordar una variedad de desafíos sociales y económicos, como la atención médica, la sostenibilidad ambiental, la educación y más.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!