viernes 21 de junio de 2024

¿Por qué los ríos de Alaska se han teñido de naranja?

¿Por qué los ríos de Alaska se han teñido de naranja?

Comparte esta noticia

alaska

En un fenómeno alarmante, los ríos y arroyos de Alaska están experimentando un cambio de color, pasando de un azul claro y transparente a un tono naranja oxidado, debido a los metales tóxicos liberados por el deshielo del permafrost, según un reciente estudio.

Créditos: CNN

Los investigadores del Servicio de Parques Nacionales, la Universidad de California en Davis y el Servicio Geológico de EE. UU. se mostraron sorprendidos por este hallazgo tras realizar pruebas en 75 ubicaciones en los cursos de agua del Rango de Brooks en Alaska. Durante los últimos cinco a diez años, los ríos y arroyos en esta región comenzaron a adquirir un tono oxidado y a volverse turbios y naranjas, según el estudio publicado en la revista Comunicaciones: Tierra y Medio Ambiente.

La decoloración y la turbidez se deben a metales como hierro, zinc, cobre, níquel y plomo, algunos de los cuales son tóxicos para los ecosistemas de los ríos y arroyos. Estos metales se liberan a medida que el permafrost se derrite, exponiendo los cursos de agua a minerales que han estado encerrados bajo tierra durante miles de años.

Este fenómeno, que se ha visto clásicamente en regiones con una historia minera, ahora sorprende en uno de los paisajes más remotos de Alaska, lo que demuestra la inesperada consecuencia del cambio climático en la región ártica. El calentamiento cuatro veces más rápido del Ártico que el promedio mundial es, según los estudios, el principal responsable de este proceso acelerado de descongelación.

Los investigadores, utilizando imágenes satelitales, han observado que las mayores variaciones de color en los ríos y arroyos ocurrieron entre 2017 y 2018, coincidiendo con los años más cálidos registrados hasta el momento. Esta decoloración ha sido vinculada a una disminución dramática en la vida acuática, planteando preocupaciones sobre el impacto continuo del derretimiento del permafrost en las comunidades que dependen de estos cuerpos de agua para beber y pescar.

El impacto del cambio climático en las fuentes de agua de montaña es un fenómeno global que está siendo cada vez más documentado y comprendido por la comunidad científica. Si bien Alaska ha sido uno de los lugares más destacados en los estudios sobre este tema, no es el único lugar afectado. Recientes investigaciones han revelado efectos similares en las Montañas Rocosas de Colorado, lo que subraya la preocupante realidad del cambio climático y sus repercusiones en las fuentes de agua de montaña en todo el mundo.

Las Montañas Rocosas de Colorado son un importante sistema montañoso que proporciona agua dulce a una gran parte de América del Norte. Sin embargo, como resultado del cambio climático, se están produciendo cambios significativos en el clima y el régimen de precipitaciones en esta región. Estos cambios incluyen un aumento de las temperaturas, una reducción de la cantidad de nieve invernal y un adelanto en el derretimiento de la nieve en primavera y verano.

¿Qué repercusiones tiene esto en Alaska?

Estos cambios tienen importantes repercusiones en la disponibilidad de agua dulce, tanto para el abastecimiento humano como para la agricultura, la industria y los ecosistemas naturales. El adelanto en el derretimiento de la nieve puede provocar un aumento en los caudales de los ríos durante la primavera, seguido de una disminución en el verano, lo que afecta la disponibilidad de agua en momentos críticos del año.

Además, el cambio climático también puede aumentar la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos, como sequías e inundaciones, que pueden tener impactos devastadores en las comunidades y los ecosistemas que dependen de las fuentes de agua de montaña.

En este contexto, es fundamental tomar medidas para mitigar los efectos del cambio climático y adaptarse a los cambios que ya están en marcha. Esto incluye reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, proteger y restaurar los ecosistemas de montaña, y desarrollar estrategias de gestión del agua que sean resilientes frente a los cambios climáticos esperados.

Los investigadores continuarán estudiando este fenómeno en los próximos años para determinar la ubicación de las fuentes de metales y minerales, así como para evaluar el impacto futuro en la vida acuática y humana en Alaska y más allá.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!