miércoles 17 de abril de 2024

Stalker, la película que se adelantó a Chernobyl

Stalker, la película que se adelantó a Chernobyl

Comparte esta noticia

Stalker

En 1979, el renombrado cineasta ruso Andrei Tarkovsky lanzó al mundo su obra maestra «Stalker», una película que se adentra en un mundo post-apocalíptico donde una Zona prohibida y peligrosa cautiva la imaginación. Sin embargo, lo que resulta aún más impresionante es cómo esta fantasía cinematográfica se convirtió, casi siete años después, en una dura realidad.

Créditos: La Tercera

El filme presenta una zona prohibida, desolada por la población o por aquellos que sucumbieron a enfermedades misteriosas. La naturaleza ha reclamado lo que los seres humanos construyeron, y parece acechar a quienes se aventuran en ese territorio. Además, un estado policial mantiene un estricto control sobre la zona, impidiendo a cualquier persona aventurarse más allá de sus límites.

Este escenario, que parece extraído del desastre nuclear de Chernóbil en abril de 1986, fue descrito por Tarkovsky casi siete años antes en «Stalker».

La película, considerada una de las obras cúlmines del cine y clasificada entre las 30 mejores películas de la historia por el British Film Institute, sirvió como una premonición del ambiente y la angustia que rodearían los eventos de Chernóbil años más tarde. De hecho, el término popular «La Zona», utilizado para referirse al territorio de exclusión creado por las autoridades soviéticas, fue tomado directamente de la película, al igual que el nombre «stalkers» para los guías que se aventuraban en esa área.

La odisea detrás de la realización de «Stalker» fue igualmente notable. Inspirada en la novela «Picnic extraterrestre» de los hermanos Arkady y Boris Strugatsky de 1972, la película relata una historia sobre un territorio prohibido visitado por una nave extraterrestre que deja objetos misteriosos y contamina el lugar. Sorprendentemente, partes de la novela parecen describir literalmente lo que sucedería años más tarde en la ciudad de Prípiat, cerca de la central nuclear de Chernóbil.

¿Quién fue Andrei Tarkosvky, el director de Stalker?

Andrei Tarkovsky, uno de los directores más influyentes y respetados en la historia del cine, dejó un legado cinematográfico que perdura hasta nuestros días. Nacido el 4 de abril de 1932 en Zavrazhye, Unión Soviética (ahora parte de Rusia), Tarkovsky emergió como un visionario del cine artístico y filosófico que desafió las convenciones narrativas tradicionales y exploró temas profundos de la existencia humana.

Tarkovsky estudió cine en la Escuela Estatal de Cinematografía de Moscú (VGIK), donde comenzó a desarrollar su distintivo estilo cinematográfico. Su primer largometraje, «La Infancia de Iván» (1962), estableció su reputación como un cineasta talentoso y provocador. La película, que sigue la vida de un niño durante la Segunda Guerra Mundial, ganó el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia y marcó el comienzo de una carrera cinematográfica extraordinaria.

A lo largo de su carrera, Tarkovsky dirigió obras maestras que desafiaron las expectativas del cine convencional y exploraron temas filosóficos y existenciales. Películas como «Andrei Rublev» (1966), una epopeya histórica sobre el famoso iconógrafo ruso, y «Solaris» (1972), una meditación psicológica sobre la soledad y la comunicación, consolidaron su reputación como un director visionario.

Sin embargo, fue con «El Espejo» (1975) y «Stalker» (1979) donde Tarkovsky alcanzó nuevas alturas en su exploración de la experiencia humana y la naturaleza del tiempo y la memoria. Estas películas, marcadas por su narrativa no lineal y su enfoque visualmente deslumbrante, capturaron la atención de cinéfilos de todo el mundo y solidificaron el estatus de Tarkovsky como uno de los grandes cineastas del siglo XX.

Su última película, «El Sacrificio» (1986), filmada en Suecia poco antes de su muerte, es una obra poética y reflexiva que reflexiona sobre la mortalidad y la espiritualidad. La película fue aclamada por la crítica y ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Cannes.

Además de su trabajo como director, Tarkovsky también fue un destacado escritor y teórico del cine, cuyos ensayos y entrevistas ofrecen una visión fascinante de su proceso creativo y su filosofía cinematográfica.

A pesar de su corta carrera debido a su muerte prematura a la edad de 54 años el 29 de diciembre de 1986 debido a un cáncer de pulmón, el impacto de Tarkovsky en el cine mundial continúa siendo profundo y duradero. Su legado perdura a través de sus películas atemporales, que siguen siendo objeto de estudio y admiración por parte de cineastas y cinéfilos de todo el mundo.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!