viernes 21 de junio de 2024

Veinte pasajeros del vuelo de Singapore Airlines en cuidados intensivos

Veinte pasajeros del vuelo de Singapore Airlines en cuidados intensivos

Comparte esta noticia

pasajeros

Veinte pasajeros del vuelo de Singapore Airlines que experimentó turbulencias extremas y realizó un aterrizaje de emergencia en Bangkok se encuentran en estado crítico en dos hospitales de la capital tailandesa, según informaron los establecimientos este miércoles.

Créditos: El Colombiano

Los heridos, procedentes de Australia, Reino Unido, Hong Kong, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Filipinas, están siendo atendidos en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales Samitivej Srinakarin y Samitivej Sukhumvit, confirmó un portavoz.

El incidente tuvo lugar a bordo del vuelo SQ321 de Singapore Airlines, cuando la aeronave experimentó lo que se describió como «turbulencias extremas y repentinas» mientras sobrevolaba Birmania. Estas condiciones adversas surgieron a una altitud de aproximadamente 11.000 metros, aproximadamente 10 horas después de que el avión despegara de Londres el martes. La súbita intensidad de la turbulencia tomó por sorpresa tanto a pasajeros como a la tripulación, generando momentos de gran tensión y preocupación a bordo.

Trágicamente, un pasajero británico de 73 años perdió la vida durante el incidente.

Según relatos de testigos, las personas a bordo del avión fueron arrojadas con violencia, provocando que muchas golpearan sus cabezas contra el techo, lo que resultó en lesiones graves para numerosos pasajeros.

Fotografías tomadas dentro del avión muestran comida, botellas y equipaje esparcidos por el suelo, junto con máscaras de oxígeno colgando del techo.

El director de Singapore Airlines, Goh Choon Phong, expresó su pesar por la «traumática experiencia» vivida por los pasajeros y ofreció sus condolencias a la familia del fallecido.

El avión, que transportaba a 211 pasajeros y 18 tripulantes, aterrizó de emergencia en Bangkok, donde los heridos fueron atendidos. El resto de los pasajeros continuaron su viaje a Singapur, su destino original, en otro avión el miércoles.

El Primer Ministro de Singapur, Lawrence Wong, extendió su «más sentido pésame» a la familia y amigos del pasajero fallecido, Geoff Kitchen, quien era director de un teatro cercano a Bristol.

Singapur ha tomado medidas inmediatas para esclarecer los eventos que llevaron a este incidente, enviando un equipo de investigadores a Bangkok para colaborar estrechamente con las autoridades tailandesas. La seguridad aérea se ha convertido en el foco central de discusión en medio de este suceso, generando un llamado de atención sobre la importancia de seguir estrictamente las precauciones de seguridad en vuelo.

Expertos en aviación han destacado la vital importancia de adherirse a las medidas de seguridad establecidas, como mantenerse abrochados los cinturones de seguridad durante todo el trayecto, incluso cuando la señal de cinturón de seguridad esté apagada. Este recordatorio cobra especial relevancia en situaciones de turbulencia imprevista, donde la rapidez y la intensidad de los movimientos del avión pueden representar un riesgo considerable para la seguridad de los pasajeros y la tripulación.

La cooperación entre Singapur y Tailandia en la investigación del incidente demuestra un compromiso conjunto para garantizar la seguridad de la aviación y prevenir futuros contratiempos similares. Este esfuerzo colaborativo también resalta la importancia de la comunicación y la coordinación internacional en la gestión de emergencias aéreas, con el objetivo último de fortalecer los estándares de seguridad y proteger la integridad de todos los involucrados en la industria de la aviación.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!