miércoles 17 de abril de 2024

Retirarse o no retirarse: esa es la cuestión

Retirarse o no retirarse: esa es la cuestión

Comparte esta noticia

retirarse, Retiro, Jubilación, GiorgioArmani, WarrenBuffett, CarlosSlim, Decisión, Obligación, Motivaciones, Legado, ContribuciónSocial, ParadigmasSociales, Identidad, PropósitoDeVida, ExpectativaDeVida, FlexibilidadLaboral, ActividadFísica, ActividadMental, SatisfacciónPersonal, Desafíos, Planificación

¿Poner fin a la vida laboral es cuestión de decisión o de obligación?  ¿Sentir temor a perder los ingresos, el propósito de vida o la identidad son algunas de las razones para seguir en pie?

Créditos: Financial Times, INEGI, El Economista, Expansión y Vogue

Nombres icónicos como Giorgio Armani y Warren Buffett desafían la idea convencional de la jubilación, optando por seguir trabajando incluso después de alcanzar una edad en la que muchos podrían considerar retirarse.

Sus motivaciones varían, desde mantener el control sobre sus legados hasta el deseo de seguir contribuyendo a la sociedad. Estos ejemplos ilustran cómo la decisión de jubilarse es altamente personal y está influenciada por diversos factores.

En México, Carlos Slim también desafía las expectativas de jubilación, manteniéndose activo en la vida empresarial a pesar de haber alcanzado una edad avanzada.

Este fenómeno, refleja un cambio en los paradigmas sociales, donde la jubilación ya no se percibe como el final de una etapa activa de la vida, sino como una transición hacia nuevas oportunidades y experiencias.

Personajes que no piensan retirarse

El caso de Giorgio Armani

Retiro, Jubilación, GiorgioArmani, WarrenBuffett, CarlosSlim, Decisión, Obligación, Motivaciones, Legado, ContribuciónSocial, ParadigmasSociales, Identidad, PropósitoDeVida, ExpectativaDeVida, FlexibilidadLaboral, ActividadFísica, ActividadMental, SatisfacciónPersonal, Desafíos, Planificación
Crédito: Getty Images

«Todos me dicen que simplemente debería jubilarme y disfrutar de los frutos de lo que he construido, pero yo digo no… absolutamente no». Así lo aseguró al ‘Financial Times’ Giorgio Armani, uno de los diseñadores de moda más famosos del mundo, y que continúa como director ejecutivo de su casa de moda a los 89 años.

Aunque le dijo a ‘American Vogue’ en 2021 que estaba abierto a una relación con una importante empresa italiana, lo cuales se interpretó como una especulación de que la empresa estaba en venta, lo cierto es que Armani no se va a ninguna parte.

Desde 1957 comenzó a trabajar en la moda. después de abandonar la escuela de medicina. Todo comenzó cuando aceptó un trabajo en el equipo de diseño, como escaparatista en una tienda de lujo milanesa llamada ‘La Rinascente’.

El siguiente paso fue diseñar para la colección masculina Hitman de Nino Cerruti, para luego fundar su propia casa de moda en 1975 junto al difunto arquitecto Sergio Galeotti.

Los historiadores de la moda consideran a Armani, el favorito de las estrellas de Hollywood.  Para muchos es la figura más influyente del siglo XX en la alta moda italiana, junto con Gianni Versace y Valentino Garavani.

3 razones de Armani para no jubilarse

Por supuesto que el volumen de ingresos que recibe Armani, es su principal aliciente para mantenerse frente al negocio. Sus marcas, Emporio Armani, Armani Exchange y  la línea de alta gama Giorgio Armani, registraron ingresos de 2,35 mil millones de euros en 2022, un aumento del 16,5 por ciento respecto al año anterior, de acuerdo con  ‘Financial Times’.

Y es que Armani es nada más y nada menos que el segundo hombre más rico de Italia, después de Giovanni Ferrero del imperio Nutella.

El segundo motivo que Armani parece tener para no jubilarse, tiene que ver con que su empresa está ítimamente ligada a él como persona. Por esto siente la responsabilidad de planificar el futuro de su empresa, que continúe con su ADN, y “que tenga la huella del señor Armani», dice. También admite que tiene «miedo de morir».

Por supuesto, Armani se apoya en un emporio de personas de confianza. Sus sobrinas y sobrino están detrás de la Fundación Giorgio Armani, diseñada para financiar proyectos sociales y proteger a su grupo de una futura adquisición o división.

Por su parte, Pantaleo Dell’Orco, su mano derecha desde hace 46 años, cada vez más asume un papel cada vez más importante dentro de la empresa, como el sucesor de Armani en cuanto al diseño de ropa masculina; en tanto su sobrina trabaja con Armani en la colección de mujer.

Un común denominador de los titanes de varias industrias es creer que nadie lo hará mejor que ellos. O quizás se traduce en miedo a que olviden su legado y las nuevas generaciones lo direcciones hacia un concepto totalmente opuesto al que fue concebido en un inicio.

Lo cierto es que Armani seguirá librando la batalla por mantener su propio estilo, ese que solo él puede mantener. Sigue estando muy involucrado en el día a día de la gestión de su negocio. No hay un solo documento que no firme personalmente ni una sola cifra que no examine con lupa.

Y es que la necesidad de estar encima de cada “pequeño gran detalle” es lo que marca la diferencia, el éxito y la excelencia de personajes como Giorgio Armani.

El caso de Armani se suma al de otros personajes como Warren Buffett de 93 años, que siguen siendo activos profesionalmente y ven la jubilación como un proyecto casi imposible.

El caso de Buffett

Retiro, Jubilación, GiorgioArmani, WarrenBuffett, CarlosSlim, Decisión, Obligación, Motivaciones, Legado, ContribuciónSocial, ParadigmasSociales, Identidad, PropósitoDeVida, ExpectativaDeVida, FlexibilidadLaboral, ActividadFísica, ActividadMental, SatisfacciónPersonal, Desafíos, Planificación
Crédito: Infobae

De hecho, Buffett se ha convertido en una inspiración para jubilados en todos los lugares del mundo, ha silenciado a críticos que lo declaraban acabado porque ha recuperado de manera impresionante su patrimonio.

Durante los 58 años,  hasta finales de 2022, las acciones de su compañía de inversión, Berkshire Hathaway, superaron al S&P 500 -índice bursátil que representa el rendimiento de las 500 mayores empresas cotizadas en bolsa en los Estados Unidos- en 10,0 puntos porcentuales anualizados, con dividendos incluidos, de acuerdo con el portal Market Watch.

Es decir, Berkshire Hathaway ha tenido un mejor rendimiento que el promedio de las 500 mayores empresas estadounidenses en bolsa durante ese período.

Muchos aseguran que no ha perdido su toque, pero algunos inversores están preocupados de que, una vez que se jubile, las acciones de Berkshire Hathaway sufran. Y ese es uno de los riesgos que tienen las empresas que dependen de su creador para su buen desempeño.

Quizás ceda el mando a Greg Abel, su sucesor elegido, y todo salga bien. Pero también puede suceder que algunos inversores impulsivos vendan sus acciones si Buffett ya no está al frente de la compañía. O que otros aprovechen cualquier declive en las acciones después de que Buffett se retire, para comprar más.

Afortunadamente la estandarización de procesos, que permitirá que a través de un algoritmo de selección de acciones, la compañía continúe teniendo igual desempeño al que tiene de la mano de Buffett, como si todavía estuviera dirigiendo Berkshire Hathaway.

Carlos Slim y retiro en México

Retiro, Jubilación, GiorgioArmani, WarrenBuffett, CarlosSlim, Decisión, Obligación, Motivaciones, Legado, ContribuciónSocial, ParadigmasSociales, Identidad, PropósitoDeVida, ExpectativaDeVida, FlexibilidadLaboral, ActividadFísica, ActividadMental, SatisfacciónPersonal, Desafíos, Planificación
Crédito: Reuters

 De acuerdo con El Economista, el magnate Carlos Slim finalizó el año 2023 como la onceava persona más rica del mundo y la número uno en América Latina, de acuerdo con el índice de multimillonarios de Bloomberg, que enlista a las 500 personas más acaudaladas de todo el planeta.

Y aunque en 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que el empresario planeara retirarse de la vida empresarial durante este sexenio, “por lo que está dispuesto a apoyar no solo en la parte empresarial, sino también en estas acciones de bienestar para nuestra población’, Slim no ha comunicado nada sobre su plan de retiro, y tiene 84 años.

Recordemos que en México, la edad mínima para jubilarse es de 65 años tanto para hombres como para mujeres.

Y es una realidad que a población de 65 años o más, ascendió a 9 millones 763.558 personas, representando el 7.7 % de la población total de acuerdo con el Censo del INEGI en 2020.

También hay que tener en cuenta que las proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO) indican que para 2050 se espera que haya 24 millones 893.097 personas de 65 años o más, lo que constituiría el 16.5 % de la población total del país.

Eso significa que seguramente de los 24 millones 893.097 jubilados potenciales, muchos seguirán trabajando. Porque el hecho de que tengan la edad para retirarse, no significa que quieran o puedan jubilarse.

En los Estados Unidos por ejemplo, uno de cada tres estadounidenses dice que puede que nunca se jubile. Y la mayoría de los que nunca se jubilan, dicen que no pueden permitirse renunciar a su trabajo a tiempo completo porque la inflación está erosionando su cheque de Seguridad Social ya de por sí escaso.

La otra cara de la jubilación

 La jubilación solía ser vista como un nuevo comienzo. Disfrutabas de tu tiempo libre para hobbies, viajar y cuidar a tus nietos. Pero los paradigmas sociales han cambiado sustancialmente, postergando cada vez más el final de esa etapa laboral activa.

El hecho de alcanzar “cierta edad” o haber “cumplido” con los requisitos establecidos por un sistema de pensiones o de seguridad social, ya no es un impedimento para seguir trabajando.

De acuerdo con el INEGI, en 2022, se estima que 33 de cada 100 personas mayores de 60 años son Población Económicamente Activa (PEA).

Esto significa que cada vez más, las personas mayores conviven en ambos mundos, ya sea por gusto o por necesidad.

Esto sumado a que al ser jubilado, obtienes un beneficio económico, ya sea por tu pensión o por el pago de seguridad social, lo cual te trae de alguna forma estabilidad financiera, que te permite mantener, cierta medida, tu calidad de vida. De ahí la importante de planear adecuadamente la jubilación.

Más allá de trabajar por necesidad o por placer, la jubilación presenta desafíos, como la pérdida de identidad y propósito de vida, sobretodo porque invertiste mucho tiempo y energía durante muchos años. Era parte de tu identidad y te realizaba personalmente.

Entonces, ¿por qué las personas siguen trabajando si ya pueden jubilarse?

Una de las razones más comunes es el deseo de mantenerse activos física y mentalmente. Ojo: no solo proporciona un ingreso económico, sino también una sensación de propósito y satisfacción personal. Seguir trabajando nos permite seguir conectados y sintonizados con el mundo que los rodea.

Otro motivo por el que algunas personas deciden seguir trabajando es el deseo de continuar contribuyendo a la sociedad. Ya el trabajo no es solo una forma de ganarse la vida, es una forma de dar sentido y significado a la vida, servir a los demás y trabajar hacia objetivos más grandes.

 Y aunque la estimulación intelectual mantiene a raya la depresión, la ansiedad y el deterioro cognitivo, lo cierto es que muchos deciden retirarse para dejar espacio a las nuevas generaciones, admitiendo que sería poco realista mantener su ventaja, sin importar el campo en el que se desempeñen.

Expectativas de vida .vs. edad de jubilación

 De acuerdo con el INEGI, la esperanza de vida de los mexicanos se incrementó considerablemente. En el año 2000 fue de 71 años en promedio y en 2022, de 75.5 años;  en donde el género femenino llega a vivir un promedio de 78.1 años, mientras que en el sexo masculino 72.4 años.

Y como las cosas han cambiado y la expectativa de vida cada vez es más larga, teniendo en cuenta la edad de jubilación, esto no significa que por el hecho de que los años posteriores a la jubilación se esténn alargando, tengamos que ser aburridos o llevar una vida carente de sentido.

La jubilación ya debe ser percibida como el final de la activa de la vida, sino como una transición hacia nuevas oportunidades y experiencias.

Y aunque la esperanza de vida sigue en aumento, flexibilidad en el mundo laboral permite que las personas mayores continúen trabajando si así lo desean, de la misma manera que otros optan por disfrutar de su tiempo libre y explorar nuevos intereses.

Jubilarse o no jubilarse es una decisión única para cada individuo y depende de factores personales, financieros y sociales. Lo importante es tomar una decisión informada y planificar adecuadamente esta nueva etapa de la vida, con el fin de mantener tu calidad de vida y seguir sintiéndote esa gran persona que eres.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!