miércoles 17 de abril de 2024

Las contraindicaciones del Resveratrol: el compuesto de “doble filo”

Las contraindicaciones del Resveratrol: el compuesto de “doble filo”

Comparte esta noticia

Resveratrol, compuesto natural, antioxidantes, propiedades, uvas, vino tinto, desafíos, solubilidad, oxidación celular, contradicciones, polifenoles, bacterias, virus, hongos, parásitos, cáncer, antiinflamatorio, cardioprotector, vasorrelajante, neuroprotector, industria farmacéutica, solubilidad, biodisponibilidad, efectos adversos, formulación, fabricación, antioxidante, prooxidante, células, enzimas, especies reactivas de oxígeno (ROS), estrés oxidativo, pH, actividad oxidativa, dosis recomendada, seguridad, efectividad, alimentos, dosis, apoptosis, reproducción celular, tumores, equilibrio, decisiones informadas, eddy warman, eddy warman tv,

El resveratrol, un compuesto natural encontrado en uvas y vino tinto es elogiado por sus por sus propiedades antioxidantes. Sin embargo, su uso terapéutico enfrenta desafíos debido a su baja solubilidad y la paradoja de que acelera la oxidación celular.

Créditos: National Center of Biotechnology Information y Medical News Today

 Hemos oído hablar de las maravillosas propiedades antioxidantes del resveratrol, pero muy poco sobre las contradicciones que desafían su uso.

Por supuesto que combate enfermedades, pero su baja solubilidad y posibles efectos pro oxidantes plantean desafíos. La dosis y el tiempo de tratamiento también influyen en sus efectos, lo que subraya la necesidad de tomar decisiones informadas antes de su uso.

 Qué es el resveratrol

El resveratrol pertenece al grupo de los estilbenoides de los polifenoles. Suena bastante enredado, pero vamos por partes para entender bien a qué se refiere.

De acuerdo con el artículo Resveratrol: A Double-Edged Sword in Health Benefits, publicado por el National Center of Biotechnology Information, los polifenoles son compuestos químicos que se encuentran en 70 especies vegetales, especialmente en la piel y semillas de las uvas; y por consiguiente, en el vino tinto. Esta es la razón por la cual relacionas el resveratrol con la uva y el vino tinto.

Ahora bien, el resveratrol actúa contra patógenos, es decir, contra bacterias, virus, hongos, y parásitos, que pueden causar enfermedades o infecciones en los seres humanos. De ahí que sea tan famoso.

Visto como como ingrediente natural, numerosos estudios han demostrado que el resveratrol posee un potencial antioxidante muy alto. Es decir, protege nuestras células del daño causado por los radicales libres. O al menos eso se creía.

No olvidemos que los radicales libres causan enfermedades asociadas con el envejecimiento; y también son producidos por la radiación ultravioleta, la contaminación ambiental y el humo del tabaco.

El resveratrol también se considera un candidato potencial para la prevención y el tratamiento de varios tipos de cáncer. De hecho, las propiedades anticancerígenas del resveratrol han sido confirmadas por muchos estudios in vitro e in vivo, que muestran que es capaz de inhibir todas las etapas de la carcinogénesis (iniciación, promoción y progresión).

Además, es un componente antiinflamatorio, cardioprotector, vasorrelajante, y neuroprotector.

Pero no todo es tan bueno al hablar del resveratrol. Su uso sigue siendo un gran desafío para la industria farmacéutica, debido a su baja solubilidad y biodisponibilidad, así como a los efectos adversos.

Por qué el resveratrol se convierte en un desafío para la industria farmeceútica

Un medicamento con baja solubilidad como el resveratrol, presenta varios reto por diversas razones.

La primera de todas es porque influye en su capacidad para ser absorbido por el cuerpo. Es decir, si un medicamento tiene baja solubilidad, puede que no se disuelva completamente en el tracto digestivo, haciéndolo menos efectivo.

Al ser su solubilidad baja, el resveratrol también se convierte en una dificultad al momento en que las farmaceúticas establecen la fórmula. Es decir, la composición de la sustancia química, y la proporción en la que está presente, para que sea eficaz y productivo en el organismo.

Esto conlleva a que la producción a gran escala pueda ser complicada. Requiere de una aprobación regulatoria y puede plantear preocupaciones adicionales en términos de seguridad y estabilidad del producto final.

En otras palabras, los medicamentos con baja solubilidad como el resveratrol,  presentan desafíos en términos de formulación, fabricación, administración y cumplimiento de regulaciones; lo que afecta su comercialización y que los profesionales en salud lo receten de manera más masiva.

Resveratrol: la otra cara de la moneda

Resveratrol, compuesto natural, antioxidantes, propiedades, uvas, vino tinto, desafíos, solubilidad, oxidación celular, contradicciones, polifenoles, bacterias, virus, hongos, parásitos, cáncer, antiinflamatorio, cardioprotector, vasorrelajante, neuroprotector, industria farmacéutica, solubilidad, biodisponibilidad, efectos adversos, formulación, fabricación, antioxidante, prooxidante, células, enzimas, especies reactivas de oxígeno (ROS), estrés oxidativo, pH, actividad oxidativa, dosis recomendada, seguridad, efectividad, alimentos, dosis, apoptosis, reproducción celular, tumores, equilibrio, decisiones informadas, eddy warman, eddy warman tv,
Crédito: Valentia Biologics

 Antioxidante y prooxidante al mismo tiempo

Ya tenemos claro la gran propiedad antioxidante del resveratrol. Sin embargo, el National Center of Biotechnology Information subraya que algunos estudios han documentado que “puede comportarse como un agente prooxidante”.

Por lo tanto,  y de manera paradógica, el resveratrol también “puede tener implicaciones en la patología de varias enfermedades, al estudiar las causas subyacentes de algunos padecimientos físicos”.

Es increíble pero parece que la tolerancia que tiene el resverarol contra el ambiente oxidativo de las células, puede cambiar su composición y proteínas, haciendo que estas se “sobreestimulen” y generen“un sistema de defensa antioxidante” para poder sobrevivir y adaptarse al verse afectadas por el resveratrol.

Esto se podría interpretar como que el mayor antioxidante, puede contribuir al mismo tiempo a producir más oxidación, envejecimiento y daño a las células.

Otras reacciones del resveratrol

Ahora bien, el resveratrol puede someterse a procesos de oxidación bajo ciertas condiciones. Si por ejemplo lo someten a enzimas, que son proteínas que aceleran y regulan las reacciones químicas necesarias para mantener la vida dentro de los organismos vivos, este se oxida y genera especies reactivas de oxígeno (ROS en inglés). Y estas especies son compuestos altamente reactivos, que pueden causar daño celular y contribuir al estrés oxidativo.

Además, el estudio menciona que estas reacciones oxidativas del resveratrol también están influenciadas por el pH (nivel de acidez o alcalinidad). Esto sugiere que el entorno químico en el que se encuentra el resveratrol puede afectar significativamente su capacidad para oxidarse y producir ROS.

Por lo tanto, factores como el pH del ambiente celular y la presencia de ciertos componentes orgánicos, afectan actividad oxidativa del resveratrol y su impacto en las células y tejidos humanos.

Todo parece indicar que el resveratrol tiene el poder de modular las células, y sus efectos pueden ser distintos u opuestos, dependiendo de su concentración o del tiempo de tratamiento.

Cuál es la dosis recomendada

 De acuerdo con un artículo publicado por la nutrióloga Katherine Marengo, en Medical News Today,  la dosis adecuada de resveratrol “no está clara y los profesionales médicos continúan debatiéndola.”

 Sin embargo, los ensayos clínicos muestran que técnicamente es seguro tomar resveratrol en dosis de hasta 5 gramos por día. Aunque tomar más de 2.5 g por día probablemente resulte en efectos secundarios abdominales como calambres, flatulencias y náuseas.

 También asegura que se “necesitan más estudios para determinar una dosis segura y efectiva para los humanos, ya que los ensayos en humanos han encontrado muchos resultados conflictivos.”

Así que para evitar complicaciones, la forma más fácil de consumir resveratrol en cantidades seguras es a través de alimentos como uvas, vino tinto, arándanos y granadas.

Resveratrol: se presenta mayor oxidación entre menos se consume

Resveratrol, compuesto natural, antioxidantes, propiedades, uvas, vino tinto, desafíos, solubilidad, oxidación celular, contradicciones, polifenoles, bacterias, virus, hongos, parásitos, cáncer, antiinflamatorio, cardioprotector, vasorrelajante, neuroprotector, industria farmacéutica, solubilidad, biodisponibilidad, efectos adversos, formulación, fabricación, antioxidante, prooxidante, células, enzimas, especies reactivas de oxígeno (ROS), estrés oxidativo, pH, actividad oxidativa, dosis recomendada, seguridad, efectividad, alimentos, dosis, apoptosis, reproducción celular, tumores, equilibrio, decisiones informadas, eddy warman, eddy warman tv,
Crédito: Ángel Metropolitano MX

Los autores del estudio documentaron que de la dosis de resveratrol depende su efecto prooxidante. Es decir, se presenta mayor oxidación entre menos se consuma.

Todo parece indicar que “las células sobrevivientes parecían ser más resistentes a los daños inducidos por el resveratrol, y que sus efectos se atenuaron con el tiempo de tratamiento.”

 Por otro lado y de manera paradógica, se documentó que dosis bajas de resveratrol (entre 0.1-1.0 μg/mL) aumentan la reproducción celular; mientras que dosis más altas (entre 10.0-100.0 μg/mL) inducen el proceso de apoptosis.

La apoptosis se refiere a la eliminación selectiva de células que ya no son necesarias, están dañadas o son potencialmente peligrosas para el organismo.

El otro dato confirmado, es que las dosis más altas de resveratrol, disminuyen la reproducción de células en tumores humanos. De hecho se observó que las concentraciones bajas de resveratrol aumentaron el número de células de cáncer de colon HT-29; mientras que a dosis más altas redujeron el número de células y aumentaron el porcentaje de células apoptóticas o celulas que mueren de manera programada manteniendo nuestro cuerpo en equilibrio.

En conclusión, el resveratrol, ese compuesto natural presente en las uvas y el vino tinto, famoso por sus propiedades antioxidantes, está lleno contradicciones; que tienen que ver con sus propiedades naturales y por esa gran poder de “proteger” contra el daño celular.

Como pudiste ver, existe documentación que asegura que resveratrol también puede comportarse como prooxidante, lo que puede tener implicaciones en varias enfermedades. Y si se combina con encimas o Ph que no es conveniente, puede contribuir al daño celular.

Por supuesto que la dosis y el tiempo de tratamiento con resveratrol pueden influir en sus efectos. Todo parece indicar que con dosis más bajas,  aumenta la reproducción celular; y dosis más altas inducen la muerte sistemática en células cancerosas.

Por el momento nos quedamos con el mensaje de que el resveratrol tiene efectos “complejos”, ofrece beneficios y riesgos dependiendo de su concentración y el contexto en el que se administra.

Así que ya sabes: antes de salir corriendo a la farmacia a comprar resveratrol para retrasar el envejecimiento, es importante que tomes decisiones informadas antes de usarlo, y conozcas esta cara de la realidad.

Suscríbete a nuestra lista de envíos
Recibe en tu casilla de correo las últimas noticias y novedades de nuestro portal.

Compartí esta noticia

Artículos relacionados

Últimas noticias

También puede interesarte

¡Te invito a suscribirte a mi Newsletter!

Recibe noticias y artículos exclusivos sobre todo lo que te interesa: tecnología, estilo de vida, ciencia, automovilismo, vinos, y por supuesto, ¡gastronomía deliciosa!